Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 01 diciembre 2021
03:57
h
El pretendiente del aluminio primario lucense amplia sus dimensiones en Europa y las antípodas // Asegura casi mil empleos en las operaciones de jueves y viernes TEXTO J. Calviño

GFG Alliance, ‘novio’ de Alcoa San Cibrao, crece en Tasmania y Francia

A 44 días ya para que el plazo de seis semanas acordado entre el comité de empresa y Alcoa para que fructifique la venta de la factoría de San Cibrao en Cervo, A Mariña lucense, su pretendiente, GFG Alliance, no para en su escalda de adquisiciones de instalaciones fabriles repartidas por todo el mundo. Las últimas, según confirma en su web corporativa, convenientemente traducida esta misma semana al español, en lugares tan distantes entre sí como Tasmania y el norte de Francia.

El jueves la corporación creada por el magnate metalúrgico y de la energía Sanjeev Gupta anunciaba que había cerrado un acuerdo vinculante con South32 Limited y Anglo American Plc para adquirir la fundición de la empresa Tasmanian Electro Metallurgical Company (Temco), que funciona con energía hidroeléctrica, en Bell Bay, cerca de George Town, en el norte de Tasmania. Se indicaba que cuando se contase con las aprobaciones pertinentes de las administraciones, Temco se uniría a su división Liberty Steel Group, parte de la familia de la GFG Alliance que incluye las acerías Whyalla, Simec Mining e InfraBuild en Australia. “Esto asegurará los 250 puestos de trabajo de las instalaciones” de la gran isla australiana.

La instalación de Temco, explican, “tiene cuatro hornos de arco eléctrico sumergidos, incluida una planta de sinterización, y tiene capacidad para producir alrededor de 150.000 toneladas al año de ferromanganeso de alto carbono y 120.000 de silicomanganeso” que se utiliza en la producción de acero.

GFG resalta que Liberty Steel Group es “el octavo mayor fabricante de acero del mundo” fuera de China. Una división que no para de crecer, si atendemos a que tan solo una jornada después, la multinacional británica comunicaba oficialmente que la compañía “ha tenido éxito en su apuesta por adquirir los activos estratégicos franceses en el sector del acero del negocio de France Rail Industry (Hayange) y de la acería Ascoval. Tras la decisión adoptada en julio por el Tribunal de Estrasburgo de adjudicar Hayange a Liberty Steel Group, el Gobierno francés daba el viernes su aprobación definitiva “al acuerdo que garantizará el futuro de las plantas estratégicas nacionales y de sus 700 empleados”.

Hayange, situada en Moselle (Francia), fabrica una amplia gama de rieles de acero para clientes de infraestructura de importancia nacional, entre ellos el operador nacional de ferrocarriles de Francia, la SNCF, y la RATP, el operador del sistema de metro de París, y es considerada un activo estratégico por el Gobierno galo, detalla GFG Alliance.

La planta, que emplea a unas 430 personas, produce más de 300.000 toneladas de rieles o vías al año. Si bien el mercado ferroviario francés es clave para el negocio, según explica la corporación fundada y comandada por Sanjeev Gupta, “con la ayuda de toda la red de Liberty Steel Group la empresa tratará de aumentar las ventas de rieles en toda Europa y otros mercados. Explican que ya contaban con una fábrica de vías que abastece a la red australiana desde su planta siderúrgica en Whyalla, Australia del Sur.

Por su parte, Ascoval, con sede en Saint-Saulve, en el norte de Francia, cuenta con unos 270 empleados y fue puesta en un proceso de administración judicial tras entrar en concurso de acreedores el año pasado. La planta utiliza la tecnología de los hornos de arco eléctrico y tiene capacidad para producir 600.000 toneladas anuales de palanquillas de acero, tochos y otros productos forjados a partir de chatarra reciclada. Ascoval usará acero reciclado, incluyendo chatarra recuperada de los rieles, para abastecer a Hayange, creando el negocio francés integrado de rieles de Greensteel. Junto con Hayange, explica GFG Alliance, “la planta creará una cadena de valor verdaderamente integrada y se convertirá en la primera empresa siderúrgica de LSG en Francia, lo que proporcionará la plataforma para la producción de Greensteel y el desarrollo de productos en Francia”.

En la actualidad, GFG Alliance emplea a 35.000 personas distribuidos por treinta países y tiene unos ingresos de 20.000 millones de dólares. Pero todavía no ha puesto una pica en España. Esta compañía, que se declara “líder en la industria sostenible” y se compromete a ser neutra en emisiones de carbono en 2030, tiene la oportunidad de aterrizar aquí con Alcoa San Cibrao.

15 ago 2020 / 00:01
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.