Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 23 septiembre 2021
10:47
h

Grupo Cuevas bate récords con 125 millones en ventas

El empleo directo creció un 3 % y la plantilla se situó en 559 personas // Reforzó su apuesta por las zonas rurales

“En Grupo Cuevas nos hemos propuesto no recordar 2020, ni los años siguientes, por la pandemia y sus efectos o consecuencias, sino por hitos como alcanzar la mayor dimensión de empleo en los 154 años de historia de la compañía, fortalecer el apoyo a las familias, materializar el traslado a la nueva sede y continuar con el despliegue en zonas rurales que carecen de alternativa empresarial”. En la presentación de resultados realizada esta mañana en las nuevas instalaciones de la Ciudad del Transporte (San Cibrao das Viñas), el director general de la compañía, Artur Yuste, antepuso el compromiso social, laboral y productivo a los resultados económicos, en un ejercicio con nuevos récords de empleo, facturación y beneficio, y de consolidación del flujo inversor.

La cifra de negocio se situó en 124,91 millones de euros, un 13,13% más que en 2019 (110,41 millones). La sociedad principal, Ignacio de las Cuevas, elevó sus ventas hasta el umbral de los 110 millones, al protagonizar un crecimiento interanual del 15,8%. Por su parte, Frunatur volvió a liderar las subidas entre las sociedades del grupo, al crecer un 28,7% en ventas y un 75,8% en el beneficio bruto de explotación (ebitda). Por primera vez rompe la barrera de los 6 millones de facturación.

Los incrementos logrados por Grupo Cuevas tanto en sus ventas (13,2%) como en las específicas del negocio de alimentación (15,9%) mejoran la subida media del sector de la distribución alimentaria en España, que según datos de Nielsen para todo el gran consumo repuntó un 6,4% por el auge de demanda asociado a la pandemia. “En un sector de competitividad extrema, en el que hay concentración de operadores y distribuidores de gran tamaño, resulta especialmente meritoria la mejora con respecto al crecimiento medio del sector, y hacerlo además desde una compañía tan identificada con el mercado local y tan comprometida con el territorio”, expresó Artur Yuste en el acto de esta mañana.

El ebitda del Grupo Cuevas se cifró en 4,88 millones, un 27,2% más que en el ejercicio anterior (3,83 millones en 2019), con contribución positiva de todas las sociedades.

5,2 millones de inversión

Las inversiones repitieron nivel por encima de los 5 millones de euros, pese a que el grueso de la construcción de la nueva sede corporativa de San Cibrao das Viñas computó dentro del ejercicio de 2019. En concreto, el flujo inversor de 2020 fue de 5,19 millones. El 69,6% (3,61 millones) se inyectó desde las empresas del sector alimentario y el 30,4% restante (1,58 millones) desde las sociedades ajenas al negocio principal.

“Pero las magnitudes económicas, los acontecimientos de todo un año y la reinversión de beneficios perderían sentido si no se traducen en generación y en consolidación de empleo, que es nuestra motivación principal, junto con la de facilitar a las familias la compra de confianza y siempre adaptada a los nuevos hábitos y tendencias en alimentación y salud”, expuso el director general de Grupo Cuevas en la presentación de resultados. A cierre de ejercicio (31 de diciembre), la compañía contaba con 700 trabajadores, un 8,5% más que en la misma fecha de 2019, en coincidencia con una de las campañas más intensivas del año (la de Navidad), y con un peso significativo de la actividad relacionada con la castaña.

La creación de empleo neto también ha tenido reflejo en las cifras en las que transita la plantilla media anual, que se situó en 559 empleos directos. Con esta subida interanual del 3%, el grupo establece un nuevo récord histórico en una de sus grandes fortalezas, la del capital humano. La sociedad matriz, Ignacio de las Cuevas, impulsa una media anual de 476 empleos. En 2020 su plantilla creció un 13,8%.

El plan estratégico de Grupo Cuevas seguirá priorizando en los próximos años la recuperación de las zonas rurales más vulnerables, el avance territorial, la contribución sobre el empleo estable y sobre la generación de riqueza, la alimentación saludable, y la innovación y digitalización como factores de diferenciación de todas las enseñas y marcas del grupo. Yuste también tuvo un emocionado recuerdo para los trabajadores del Grupo, que durante “un dificilísimo 2020 han acreditado una responsabilidad y una vocación de servicio inmejorables”. Además de resaltar el nivel de compromiso, añadió que “han tenido un comportamiento profesional que nos ha hecho mejores como organización al servicio de las personas. Nos sentimos muy afortunados”.

Casi medio siglo de su ‘cash & carry’ nacido en Compostela
La división mayorista ya genera el 38,3 % de la facturación de la compañía y pone rumbo a los 50 millones
Image

A punto de cumplirse medio siglo desde la inauguración del primer Cuevas Cash (la enseña nació en 1972 en Santiago de Compostela con la apertura del cash&carry que introdujo a Galicia en este segmento de la distribución alimentaria, cuando la Comunidad aún no contaba con ningún centro de estas características), el canal mayorista de la compañía, formado a día de hoy por 14 establecimientos, sigue acelerando el paso y avanzando en posicionamiento estratégico. En 2020 contribuyó con 47,83 millones de euros sobre las ventas totales de Grupo Cuevas, tras impulsar sus ingresos un 26% en la comparativa con el ejercicio anterior (37,97 millones de facturación en 2019).

El crecimiento acumulado en dos años fue del 60,5%, desde los 29,8 millones facturados en 2018. En la última década, bajo la gestión de Artur Yuste como director general y en plena estrategia de expansión hacia las principales plazas comerciales de Galicia y Castilla y León, la enseña Cuevas Cash ha triplicado sus ingresos, al pasar de 14,52 millones en 2010 a 47,83 millones al cierre de 2020. En este período (de 2010 a 2020), sus ventas se dispararon un 452,2% en la provincia de Pontevedra, mercado en el que ha multiplicado su implantación con la apertura y ampliación de centros que -por superficie y ámbito de influencia- han pasado a convertirse en buque insignia de la marca. Con esta evolución, los cash&carry de Cuevas tienen ya un peso relativo del 38,3% sobre los ingresos globales de la compañía.

En el último bienio ha tenido un protagonismo especial el crecimiento logrado en Castilla y León, mediante compras para la reapertura y reimpulso de centros mayoristas en los principales enclaves de Zamora y León, incluido un Cuevas Cash en plena plataforma de Mercaleón. En la provincia de León, en donde se estrenó en noviembre de 2018 en Ponferrada y dobló presencia en el entorno de la capital al año siguiente, la tasa interanual de las ventas (comparativa entre 2020 y 2019), subió un 90,4%. Y en la provincia de Zamora, en la que opera desde el tercer trimestre de 2019 en Benavente y en el entorno de la capital, la evolución registró un aumento del 207,3% en un solo año.

Entre 2019 y 2020, la cuota de participación de los centros de León sobre la facturación conjunta de todos los establecimientos Cuevas Cash repuntó desde el 13,6% hasta el 20,6%, mientras que la de los establecimientos de Zamora casi se triplicó (del 4,8% en 2019 al 11,7% en 2020). Como resultado de estas magnitudes provinciales, las ventas mayoristas en Castilla y León sumaron en el ejercicio pasado un volumen de 15,45 millones de euros, un 120,9% más que en 2019. Con ese fuerte ritmo, este mercado autonómico pasa a representar para la compañía centenaria el 32,3% de la cifra de negocio de toda su red de cash&carry, el 12,4% de la facturación global del grupo.

Todos los frescos crecieron a doble dígito
La pandemia disparó un 500 % las ventas de productos de parafarmacia y un 70 % las de desinfectantes y lejías
Image

El análisis detallado sobre la demanda de 50 familias de productos en los establecimientos de Grupo Cuevas repartidos por la geografía gallega, para conocer el impacto de la pandemia como generador de nuevos hábitos de consumo y cambios de tendencias, refleja en primer lugar grandes coincidencias en las cuatro provincias en el ranking de artículos con mayor crecimiento de ventas y también muy pocas variaciones en las cuatro o cinco únicas familias de productos en las que disminuyó la demanda, en comparación con el año anterior al de la irrupción de la covid-19.

En el total de las tiendas gallegas de la compañía, las gamas de parafarmacia se dispararon de media un 505%, con subidas equiparables en las cuatro provincias: del 481% en Ourense, del 516% en Pontevedra, del 518% en A Coruña y del 542% en Lugo. El siguiente grupo de artículos con mayor alza de demanda por el efecto de la covid-19 fue el de los desinfectantes y lejías, con un repunte del 70%. En el top 10 por crecimiento, el primer alimento que figura en el ranking es el bacalao, cuya demanda aumentó un 69,6%. Productos de limpieza, desinfección y protección ocupan las posiciones inmediatas por subida de las ventas en las distintas enseñas de Grupo Cuevas: insecticidas (56,1% de incremento), desechables (42,5%) y utensilios (38,9%).

El estudio interno de la compañía gallega identifica también como alimentos con mayor tirón en plena pandemia los congelados (+35,8%) y los aperitivos y golosinas (35,8%). En el noveno puesto aparece la primera sección de alimentos frescos, la charcutería envasada, que subió un 32,9%, ligeramente por encima de la repostería (31,7%), cafés e infusiones (31,1%) y platos elaborados y refrigerados (30,6%). Por su parte, bodega y bebidas ampliaron mercado por encima del 28% anual. Otras secciones de la gama de frescos, que en general ha salido muy reforzada por el cambio en los hábitos de consumo derivados de la pandemia, que presentaron buena evolución en 2020 coincidieron con las secciones de frutería, con un crecimiento medio del 26,2%, de pescadería (19,9%) y de carnicería (16,9%). Destacó además el fuerte tirón de los productos estacionales de Navidad, que a pesar de las restricciones en las celebraciones entre no convivientes experimentaron un alza superior al 25%. También creció a buen ritmo la demanda de conservas (25,3%), huevos (24,8%), salsas y condimentos (22,9%), pastas y sopas o caldos (19%), panadería y bollería industrial (18,6%), arroces y legumbres (18,4%) y refrigerados (18,3%). La alimentación de mascotas subió un 15,1%.

Tanto en el ranking autonómico como en los provinciales, existe mucha similitud entre los alimentos y artículos que han registrado menos ventas en tiempos de pandemia que en ejercicios precedentes. Es el caso de calzado, productos dietéticos y bazar, al igual que los alimentos infantiles, que sufrieron un ligero retroceso medio del 2,7%, si bien en Lugo llegaron a caer el 13,8% y en A Coruña el 10,8%, en contraste con un aumento del 2,3% en Ourense. También perdieron peso gamas como cacaos y chocolates, cabello, corporal general, facial, oral y suavizantes.

30 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.