Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 20 octubre 2021
02:00
h

Investigan si los detenidos por el caso Alcoa vaciaron la caja adquiriendo bitcoins

Las dos fábricas fueron entregadas por un dólar a un fondo suizo que las revendió a Grupo Riesgo

Madrid. El Juzgado Central de Instrucción Número 3 de la Audiencia Nacional investiga si los últimos propietarios de las plantas de producción de aluminio en Avilés y La Coruña vaciaron la caja mediante la adquisición de bitcoins después de que los investigadores localizasen transacciones de la moneda virtual.

Según un oficio de la Unidad Central de Delincuencia Económica al que ha tenido acceso Europa Press, el análisis de la documentación bancaria que obra en la causa ha revelado transferencias de fondos con conceptos como ‘Pago blockchain cripto’ o ‘Abono facturas BC’”. Los agentes lo relacionan con la “compraventa de criptomonedas y cuyas beneficiarias son cuentas tituladas por la sociedad Viña y Sentido SL”, que estaría vinculada a la trama.

Unas pesquisas que tienen lugar dentro de la causa investigada en la Audiencia Nacional después de que Tardón admitiese el pasado mes de diciembre la querella presentada por la Confederación de Cuadros Profesionales contra un total de diez personas físicas y nueve jurídicas en relación con el proceso de venta de las plantas de la empresa Alcoa.

En el momento de la venta de sendas plantas, la empresa se decantó por la oferta del fondo suizo Parter Capital Group aunque, unos meses después, Parter vendió los edificios al Grupo Industrial Riesgo (GIR). El pasado mes de marzo una operación en la que se registraron una decena de inmuebles en relación a la presunta despatrimonialización fraudulenta de las plantas se saldó con la detención de varios ejecutivos del grupo. Entre ellos el administrador único del Grupo Riesgo, Diego Peris, un ejecutivo administrador único de System Capital –mercantil que administraba Alu Ibérica AVL SL (la planta de Avilés)–, el presidente del Grupo Riesgo, Víctor Rubén Domenech y una socia de System Capital, Alexandra Camacho.

Fuentes de Alcoa han señalado que la venta de las plantas de Avilés y La Coruña fue promovida, supervisada y avalada en todo momento por el Ministerio de Industria y contó con el apoyo de las Comunidades Autónomas de Asturias y Galicia y los representantes de los trabajadores. El hecho de que Parter vendiera la mayoría de sus acciones de Avilés y La Coruña a GIR fue, según detallan las mismas fuentes, un incumplimiento de contrato, lo que llevó a Alcoa a demandar a Parter por no cumplir con el contrato.

En el oficio, la policía judicial trata de dilucidar si los últimos propietarios de las plantas utilizaron una filial llamada Logiplus Worldwide SL como una de las sociedades que habría sido utilizada “para dar cobertura a las maniobras defraudatorias empleadas para detraer capitales de las plantas de producción de aluminio”.

El oficio apunta que las transferencias procedían de cuentas corrientes tituladas por las fábricas de Avilés y A Coruña y contenían conceptos bancarios con el título “pago chatarra”. Con todo, explican que “estas salidas de fondos ordenadas desde las cuentas de las plantas de producción parecen contrastar” con el destino final que se dio al dinero.

En total, el importe que llegó a transferirse desde la cuenta de Logiplus a Viña y Sentido, según le consta a los investigadores, ascendería a los 565.976 euros, que fueron enviados mediante 23 transferencias realizadas entre noviembre de 2020 y marzo de 2021. ecg

14 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.