Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 10 agosto 2020
11:15
h

La alta velocidad, pendiente más de nuevos trenes que de las vías

Renfe recibirá los Talgo Avril de rodadura desplazable no antes del otoño del año 2021

Mientras en la próxima semana se realizarán las pruebas de fiabilidad en el tramo de Zamora a Pedralba de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia para su apertura en este verano, el montaje entre Ourense y Sanabria se acelera estos días, en especial la adaptación del acceso desde Taboadela ante el corte de circulación de trenes.

Pero, si por la infraestructura a final el año que viene será realidad la circulación de trenes de alta velocidad, todo parece indicar que los primeros no pasarán de Ourense. La razón, la entrega de los esperados Talgo Avril de rodadura desplazable se retrasó de nuevo, esta vez al otoño del año 2021.

Ésta es una cuestión que se dio a conocer en el consejo de administración de Renfe de abril. Tras el mismo transcendió que Talgo alegó que ciertos elementos de las unidades ferroviarias vienen del extranjero (los motores Traktionssyteme, que provee la empresa vasca Ingeteam, son austríacos) y llegarán más tarde de lo previsto, al afectar la crisis sanitaria a su producción. Hay que recordar que hay dos series de 15 unidades en fabricación y otra de 19 que procede de la transformación de los actuales tren hotel, coches a los que se acoplarán tractoras similares a los Talgo Avril.

Por ello la puesta en servicio de la línea –lo predice el reciente contrato de perfilado de vía– como la entrada en circulación de estos nuevos trenes, tras su homologación, coincidirán en el otoño de 2021. Pero, de no llegar estos últimos, siempre quedará la opción de que los actuales (las pruebas de velocidad entre Zamora y Pedralba se hicieron con un Talgo S-112) hagan el servicio Madrid-Ourense, en donde se realizarán transbordos para el resto de las ciudades gallegas.

previsión. Con este panorama, y pese a la afectación a las diversas obras, en el ajuste a la normativa sanitaria impuesta a causa de la pandemia en las pasadas semanas, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias mantiene que la futura conexión Galicia-Madrid entre en servicio antes de que concluya el próximo año.

Como constatación de ello, también se encuentra la reciente adjudicación de la ampliación del sistema de control Da Vinci al último tramo de Pedralba de la Pradería a la estación ourensana. Todo apunta al otoño de 2021 como fecha límite para que la línea esté preparada. No obstante, será la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria la que determine cuando podrán circular los trenes.

Este verano deberían concluirse todas estas actuaciones, al recuperar estos días su retraso la adaptación de la vía convencional del acceso existente a Ourense desde Taboadela donde ya se implantó el tercer carril.

Aún así la línea estará incompleta al faltar el acceso definitivo a Ourense y la instalación de la vía izquierda desde Vilavella a Pedralba (zona del Padornelo) y desde Medina del Campo hasta Coreses, a 8 km de Zamora.

Último tramo
Impulso final al montaje

··· Hasta el 26 de junio no circularán trenes de Zamora a Ourense, lo que se está aprovechando para mejorar la vía convencional con una señalización LED, un control de tráfico con nuevas telecomunicaciones, la renovación de vía desde Paderne a Baños de Molgas, y la supresión de vías en desuso en las estaciones. Por cierto que desaparecerán las de Requejo, Castrelo de Val y Alberguería.

··· Por otra parte de Taboadela a Ourense (14 km) se impulsará la adaptación del trayecto a los parámetros de la alta velocidad. Así, ya se montó el tercer carril para el ancho estándar, y se actúa en las canaletas para cableado, muretes guardabalasto, barandilla y hormigonado de aceras en el viaducto del Miño, y cierres antivandálicos en los seis pasos superiores y bocas de los cuatro túneles de este trazado, con detectores de caída de objetos.

··· Además, en cuanto a instalaciones, se realizan los tendidos de cables de señalización, energía y fibra óptica para la mejora de las instalaciones de seguridad y telecomunicaciones así como la instalación de filtros en señales de tipo LED en este acceso provisional de la alta velocidad mediante la vía convencional. También se cargará el software correspondiente para la inclusión de las dos vías de ancho estándar previstas en la estación de Ourense.

Progresan adecuadamente los trabajos

Completada la superestructura de la vía derecha el avance se centra en la electrificación, seguridad, control de tráfico y comunicaciones, y se esperan nuevas pruebas de resistencia en viaductos.

Además se siguen colocando los elementos y las instalaciones técnicas de la vía izquierda hasta Vilavella, ya que en los 31,2 km a Pedralba hay que esperar a adecuar el túnel de Padornelo actual, una vez entre en servicio la nueva infraestructura por vía única en esa zona.

21 jun 2020 / 00:29
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.