Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
01:23
h
La demanda se frenó con el confinamiento y la ‘hibernación’ de los concesionarios, que tras la reapertura sitúan en cabeza al Seat León, Dacia Sandero y Renault Clío TEXTO José Calviño

La covid conduce hacia coches utilitarios y más asequibles a los gallegos

Mucho se habla del impacto de la pandemia en sectores como el turismo, el comercio y la hostelería, apuntalados en parte gracias a los ERTE y a las ayudas públicas, que al menos por el momento evitan centenares de miles de despidos. Otra de las actividades de la que se habla un poco menos es la automoción en su vertiente comercial, el mundo de los concesionarios, que también han sufrido una colisión frontal en su negocio por la covid.

Muchos son los que atraviesan una dura crisis y están, incluso, amenazados de cierre. El caso es que este año vivimos en marzo, con el inicio del confinamiento, el que parecía sería el peor mes en la historia del motor gallego, con únicamente 1.215 matriculaciones. Pero ese dato, que no suponía ni la mitad de las ventas de un mes bajo en negocio, se despeñó a las únicamente 70 que se registraron en abril, ya con todo el sector con las persianas bajadas.

Cuando se puso fin a la hibernación económica, en mayo se conseguían 1.222 operaciones, para en junio retomar cierta velocidad de crucero hasta las 2.990, y tras la activación del programa de Renovación de Vehículos 2020 (Plan Renove 2020) del Gobierno central, dotado con 250 millones de euros, se alcanzaron en julio las 4.058.

Luego vendría un final del verano algo más tranquilo, con 2.825 matriculaciones en agosto y 2.704 en septiembre. El sumatorio, 20.631 turismos y todoterrenos se estrenaron en las carreteras gallegas, que son apenas el 3,5 % de todos los vendidos en los nueve primeros meses en España, tras un pronunciado descenso del 30,5 % frente a igual periodo de 2019, algo menor al estatal, situado en el -38,3 %, de 965.286 matriculaciones se descendió a 595.435.

Acudimos a Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios para tratar de conocer cúales han sido los automóviles predilectos para los compradores gallegos desde que, por desgracia, la covid-19 pasó a formar parte de nuestra existencia. Con datos aportados por el Instituto de Estudios de la Automoción (IEA-Ideauto), se certifica que desde marzo los coches más vendidos en la comunidad gallega reducen en parte el furor de moda por los SUV (siglas de Sport Utility Vehicle, también conocidos como todocaminos) para reconducirse a los clásicos vehículos utilitarios y con precios asequibles.

Así, desde marzo el turismo más vendido en nuestra comunidad es el Seat León, con 527 unidades que llegan a 812 en el conjunto del año. A este superventas le sigue uno de los coches más baratos de su segmento –y en general–, como es el Dacia Sandero, que llega a bajar a los ocho mil euros. De este modelo se matricularon 769 desde enero, de ellos 513 ya con la pandemia declarada. El bronce, la tercera posición, es para el Renault Clio, otro compacto que alcanza las 377 unidades en los últimos siete meses, 546 en el acumulado a septiembre.

En este especial ranquin se cuela adelantando hasta la cuarta plaza el Volkswagen Golf, todo un clásico que va por su octava generación, con 349 vehículos desde el tercer mes del año, 450 en total. Otro Renault, el Captur, colocó desde los concesionario gallegos 330 unidades desde que saltó el estado de alarma hasta la fecha, con 464 si se cuentan desde enero.

A continuación, y muy cerca, vemos a otro habitual superventas entre los automóviles ya de mayor categoría, como es el Audi A3, con 327, y noventa más si añadimos los del primer bimestre del ejercicio. El Peugeot 2008, el novedoso y moderno SUV made in Vigo a cargo de la planta del grupo PSA, comercializó 322 desde marzo, y 430 en el acumulado anual. Otros modelos de la marca gala, como el 208 o el 308 también ocupan puestos de privilegio, como vemos en el gráfico, además de los Toyota Corolla y Yaris, los Nissan Qashqai y Juke, otro Dacia como el Duster, un Seat más, como el sempiterno Ibiza o el Opel Corsa.

Con datos de la plataforma MotorK del año pasado los presupuestos medios registrados por los concesionarios en Galicia ascendían a la nada despreciable cifra de 24.100 euros por vehículo. Si acudimos a la fuente más actualizada sobre precios declarados oficialmente, como es la Agencia Tributaria, vemos que en lo que va de año, con el Impuesto Especial de Determinados Medios de Transporte incluido, se sitúa en una media de 18.267 euros. Curiosamente, hace un año, por las mismas fechas, esta cifra era ligeramente menor, por debajo de los dieciocho mil euros. Si vamos al mes de abril, Hacienda computó en Galicia únicamente 123 operaciones por una media que baja a 16.230 euros.

Valoración
Ganvam prevé un -30 % anual

··· La directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, valoraba sobre los últimos datos de matriculaciones, los de septiembre, apuntando que “continuaron a la baja lastradas por el peso de la incertidumbre económica”. Sostenía que las empresas alquiladoras “no renovaron flota por el frenazo del turismo a consecuencia del impacto del coronavirus; y los particulares, que son el mayor indicador de la salud del mercado, ahondan en su caída porque ahorran por precaución y posponen la decisión de compra en medio de un contexto de recesión” y de pandemia. Prevé que la caída de ventas a final del ejercicio rondará el 30 %.

19 oct 2020 / 00:15
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.