Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
10:16
h

La inmigración no fue suficiente para aumentar la población gallega en 2021

Disminuyó en 5.319 personas, hasta quedarse en 2.691.557 habitantes // Sí salvó la cara a nivel nacional, donde fue quien de compensar la subida de fallecidos sobre la caída de nacimientos

Los inmigrantes siguen estando hoy en día mal considerados por una parte (más amplia, lamentablemente, de lo que sería deseable) de la población. Se considera, en muchas ocasiones injustificadamente, que las personas con nacionalidad extranjera vienen aquí a robar, a quitar trabajo o a imponer sus costumbres. Cuando, lo cierto es que, en la actualidad, la inmigración está haciendo a Galicia, y también al resto de España, un gran favor.

Para nadie es una sorpresa que año tras año haya más muertes que nacimientos en la comunidad gallega. Y, de no ser por la llegada de los inmigrantes, la población iría mermando cada vez más hasta cifras que podrían no ser suficientes para mantener el nivel productivo actual. Así las cosas, centrándonos en los datos del año 2021, estos evidencian que Galicia perdió población, pero no tanta como la que podría haber perdido si sacamos la variable de la inmigración. Así lo reflejan los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, la población gallega decreció en el 2021 un 0,2 % con respecto al 2020. Traducido a números, pasó de 2.696.876 habitantes a 2.691.557, esto es, 5.319 personas menos. Mientras tanto, en el conjunto de España hubo diez comunidades que crecieron en población, frente a siete que bajaron. De esas siete, Galicia estaría en el segundo puesto como la que menos población perdió. Un consuelo.

Poco más de 5.000 personas podría parecer una cifra insignificante, pero es importante conocer por qué fueron 5.000 habitantes menos y no más (o menos). Para eso es importante responder a dos preguntas clave: ¿Cuánta gente nació? Y, ¿cuánta murió? La realidad es desesperanzadora. En Galicia nacieron a lo largo de todo el 2021 tan solo 14.784 personas, lo que supone el año con menos nacimientos de la serie histórica (desde el 2000).

Por el contrario, el número de muertes se disparó hasta batir casi un nuevo récord: 32.841 fallecimientos (a cuatro de llegar a la cifra más alta desde el 2000, que fue la registrada en 2020: 32.845). Como puede observarse, la cifra de muertes más que duplica a la de nacimientos.

Esto, si lo trasladamos a los datos de población globales, significaría que con un saldo vegetativo negativo de 18.057 personas (el peor que se registra en toda España), la comunidad gallega debería haber perdido 18.057 habitantes durante el pasado año 2021, hasta quedarse en un total de 2.678.819 habitantes.

AÚN CON TODO, SE HAN PERDIDO UNOS 12.000 HABITANTES MENOS DE LO PREVISTO. Entonces, ¿cómo es que esto no ha sido así y solo se han perdido 5.319 habitantes, es decir, 12.738 menos de los previsto? Pues, tal y como reflejan los últimos datos del INE, publicados este martes, por el efecto positivo de la inmigración sobre el crecimiento poblacional.

Durante el pasado año llegaron a la comunidad gallega un total de 9.116 personas del exterior. No es una cifra voyante, pues Galicia se sitúa en la mitad de la tabla entre las comunidades que más inmigrantes extranjeros recibieron, pero es aceptable. Y, además, también llegaron otros 3.747 migrantes procedentes de otras comunidades de España, que decidieron recalar en Galicia.

Este sí es un dato reseñable, pues la gallega fue la cuarta comunidad más elegida por los españoles para reubicarse, solo por detrás de Valencia (9.108 migraciones recibió), Castilla-La Mancha (4.388) y Andalucía (4.649). Así, entre extranjeros y españoles, los migrantes llegados a Galicia en 2021 se elevaron a 12.863.

Puede decirse, de este modo, que fue gracias a la llegada de personas nacidas en el exterior, ya fuese en otras comunidades o en otros países, que Galicia consiguió sortear un año más la caída de población. Sin embargo, hay que reflexionar también sobre el número de personas que abandonan a diario la comunidad, en su mayoría jóvenes preparados con alta cualificación, y pensar si los llegados compensan esta fuga de talento. La respuesta evidente parece ser un ‘no’.

LA PROBLEMÁTICA SE REPRODUCE TAMBIÉN A NIVEL NACIONAL. En el conjunto de España, la situación gallega se repite, si bien de forma no tan acusada. El pasado año los habitantes en nuestro país crecieron en 34.110 personas, pasando así a ser 47.432.805 habitantes. Los mayores crecimientos, es decir, la comunidades que más aportaron a abultar la cifra, fueron Murcia (+0,63 %), Valencia (+0,50 %) y Canarias (+0,36 %). Por el contrario, los mayores descensos se dieron en Aragón (-1,24 %), Asturias (-0,66 %) y en Extremadura (-0,44 %). De tal manera que, tras seis años consecutivos de cifras al alza, la población española alcanzó un nuevo máximo.

Todo ello a pesar de que el saldo vegetativo también fue negativo en el conjunto del país, al igual que en Galicia. Nacieron menos personas (336.247) de las que murieron (449.270), en concreto, 113.023 personas menos. Esta cifra solo pudo sortearse por la llegada de inmigrantes, que consiguieron paliar la falta de natalidad en el país.

En este sentido, llegaron un total de 530.401 personas del extranjero a lo largo del año 2021. Fueron muchas, medio millón, pero también se fueron de España 381.724 personas, lo que dejó una diferencia entre entradas y salidas moderada, de 148.677 personas en positivo. Al igual que en Galicia, sin esa llegada de inmigrantes, los datos habrían sido mucho peores.

Algo que se ve confirmado si se analiza el número de personas de nacionalidad extranjera frente a las de nacionalidad española. En concreto, las primeras, crecieron en 2021 en 49.612 personas, hasta llegar a las 5.417.883 personas. Esto supone que nada menos que el 11,42 % de la población española se compone de extranjeros. Mientras que el número de nacionales bajó en 15.502 personas.

PROCEDENCIAS. Llegados a este punto, es interesante también conocer cuáles son las nacionalidades de los llegados a España desde otros países. Según los últimos datos facilitados por el INE, las nacionalidades extranjeras con mayores incrementos a lo largo del año 2021 fueron la italiana (sumaron 19.093), la colombiana (18.203) y la venezolana (con 11.481 más).

Por el contrario, se redujo la presencia de rumanos (25.146 menos), ecuatorianos (5.755 menos) y chinos (4.516 menos).

las cifras
12,2

defunciones por cada mil habitantes hubo en Galicia a lo largo del año 2021. Se trata de la tercera peor cifra a nivel nacional, solo superada por los datos de Asturias (13,2) y de Castilla y León (12,3). Mientras la media española está muy por debajo, en 9,5.

1,01

hijos por mujer tuvieron las gallegas de media el pasado año. Es el tercer peor registro a nivel estatal, solo empeorado por Canarias (0,86) y Asturias (0,95). España llega al 1,19, algo más de un hijo.

83,4

es la esperanza media de vida en la comunidad gallega. Una cifra considerablemente alta, teniendo en cuenta que la media nacional no sobrepasa los 83,1 años. Eso sí, cinco comunidades tienen mejores valores: Madrid (84,6), Navarra (84,3), Castilla y León (83,9), País Vasco (83,7) y Cantabria (83,7). Por debajo de 80, Ceuta y Melilla.

-18.057

es el saldo vegetativo registrado por Galicia en el año 2021. Es el peor registro del país. Por detrás de nuestra comunidad estarían Castilla y León (-16.211), Valencia (-14.106) y Andalucía (-14.038). En el lado contrario, Madrid (+1.424), Murcia (+1.260) y Baleares (+688).

22 jun 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito