Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 23 julio 2021
21:21
h

La Justicia da un mes a los Franco para retirar los muebles de Meirás

Pontón pide a Gobierno central y Xunta que impidan un nuevo “expolio” por parte de la familia del dictador

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha acordado conceder a la familia Franco el plazo de un mes para la retirada “de las cosas, bienes u objetos” que hay en el interior del pazo de Meirás, con la excepción de aquellas que eventualmente se encuentren en él por haber sido colocadas por el Estado tras haber tomado posesión del inmueble. Además, la letrada de la Administración de Justicia, en la diligencia de ordenación, contra la que cabe presentar recurso de reposición, requiere al Estado para que permita el acceso al pazo de los profesionales que designe la familia Franco para poder efectuar la retirada de los bienes.

El TSXG acaba de informar, respecto a la petición de la parte demandada de que se declare no existente, a todos los efectos, el inventario sobre los bienes del pazo, así como de que se prohíba su divulgación, que el juzgado otorga a las partes un plazo de diez días para indicar si están conformes con esta solicitud o presenten alegaciones.

La resolución judicial que se ha dado a conocer hoy responde a la petición hecha por la familia del dictador en un escrito presentado por sus letrados este lunes, unos días después de que la Sección Tercera Audiencia Provincial de A Coruña revocase el depósito mobiliario a favor del Estado.

Sobre los bienes existentes, los Franco ya han expresado su deseo de retirar todos, incluidos los declarados como Bien de Interés Cultural (BIC), aunque en este caso tendrían que pedir autorización a la Xunta. El conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, reivindicó tanto las estatutas Mestre Mateo como la biblioteca de Emilia Pardo Bazán como bienes “de Galicia” y avanzó que la Administración autonómmica ejercerá su marco competencial con el objetivo de que queden en esta autonomía.

En una resolución que se dio a conocer el pasado 20 de abril, la Audiencia Provincial de A Coruña determinó que los herederos de Francisco Franco se queden con el mobiliario –mesas, sillas, alfombras o cuadros, entre otros enseres– del pazo de Meirás. La Audiencia revocó el auto del Juzgado de Primera Instancia número 1 que ordenaba depositar a favor del Estado todos los muebles y elementos accesorios del pazo que en su día perteneció a la escritoria Emilia Pardo Bazán.

El tribunal dejó así sin sin efecto la medida cautelar acordada a petición de la Administración, a la que condenó a indemnizar a los recurrentes por los daños y perjuicios que les hubiese ocasionado la orden anulada.

La Audiencia Provincial, no obstante, dejó abierta la posibilidad de que la Administración pueda demandar en otro pleito la titularidad de los muebles que considere propiedad de Patrimonio Nacional asignado al uso del jefe del Estado.

La portavoz nacional, Ana Pontón, ha considerado este jueves que el auto que permite a los Franco salvar los muebles es una “provocación” y un “insulto” a la memoria del franquismo, y demuestra además una “anomalía democrática” en el Estado español. Pontón hizo un llamamiento a Gobierno centra y Xunta de actuar ya para impedir un nuevo “expolio” de la familia del dictador. La formación frentista presentará en el Parlamento autonómico una inicitiva en este sentido,

Pontón ha acusado a la Xunta de actuar de “manera timorata” respecto a los bienes de Meirás, al reinvidicar solo como bienes de interés cultural los libros de la biblioteca de Pardo Bazán y las estatuas del Mestre Mateo.

29 abr 2021 / 10:55
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.