Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 23 septiembre 2020
17:05
h

La mayoría de alumnos de la Abau de septiembre optan para subir su nota

Galicia acoge desde ayer la convocatoria extraordinaria de selectividad. La primera jornada se desarrolló con absoluta normalidad, a pesar de las circunstancias excepcionales marcadas por la covid-19, debido especialmente al menor número de alumnos y a la buena experiencia del protocolo de seguridad desplegado en julio.

Uno de los exámenes que se celebraron durante la mañana fue el de Historia de España que, del mismo modo que en las pruebas de la convocatoria ordinaria, se elaboró con el objetivo de ofrecer una mayor opcionalidad a los alumnos. En esta ocasión, el estudiante debía responder a un máximo de dos preguntas de un total de cuatro, entre las que se proponía la definición de diferentes términos o el desarrollo de diversos temas, como la Reconquista o el reformismo borbónico.

El ejercicio clave fue la elaboración de un texto histórico utilizando diferentes fragmentos y documentos, y que versaban sobre las cortes de Cádiz y la constitución de 1812, la I República o las diversas formas de la oposición al Franquismo.

Asimismo, se desarrolló la prueba de Lengua Castellana y Literatura II. La prueba se estructuraba con diversos ejercicios sobre un texto periodístico firmado por Álex Grijelmo, en el que el articulista analiza el auge del negacionismo en la actualidad. El alumno podía combinar hasta un máximo de cinco cuestiones de su elección, entre las que se encontraban ejercicios de comentario crítico, de gramática y ortografía o de desarrollo temático y de literatura, como la obra La Fundación, el Romancero Gitano, la trayectoria de Antonio Machado o la narrativa hispanoamericana de segunda mitad del siglo XX.

SIN INCIDENCIAS PESE AL COVID. Desde la Comisión Interuniversitaria de Galicia, Pedro Armas destacó la ausencia de incidencias durante la primera jornada, que discurrió ayer, dijo, “con mucha tranquilidad” y a la que los jóvenes acudieron “muy aleccionados”.

A diferencia de las más de 15.000 personas de la convocatoria ordinaria, la matriculación, según informó ayer Europa Press, ronda los 1.500 alumnos en Galicia, más baja que otros años y una clara consecuencia del efecto del coronavirus y las decisiones educativas tomadas para paliar la paralización vivida y posibles desigualdades vinculadas con la teledocencia y la ‘brecha digital’.

La mayoría de los que se presentan ahora lo hacen para subir nota, algunos a la parte obligatoria y otros a materias específicas con el fin de mejorar sus posibilidades para optar a una titulación de su preferencia no tanto para este año, sino para el próximo, puesto que gran parte de los grados que ofertan las tres universidades gallegas han agotado a estas alturas el límite de plazas y han cerrado ya matrícula.

Este perfil se corresponde con unos 1.250 estudiantes, mientras que el resto serían alumnos que no tenían aprobado el bachillerato y se presentaron tras las recuperaciones. No obstante, un elevado porcentaje de los que optaron a la ABAU de julio logró superar las pruebas, lo que explica la reducción en la matrícula respecto a otros años.

Los exámenes de esta convocatoria de septiembre se celebrarán hasta mañana. Hoy las pruebas empiezan con Lingua e Literatura Galega, a primera hora, y Primeira Lingua Extranxeira.

15 sep 2020 / 20:57
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito