Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
10:57
h

La microcistina ‘pinta’ el pantano de A Baxe a la espera de lluvias

El Sergas afirma que su agua bruta, antes de proceder a desinfectarla, arrojó un resultado de 0,24 miligramos de la toxina por litro: inferior al límite para no consumirla

El pantano de A Baxe (Pontevedra) vive desde hace semanas con gigantescas cantidades de cianobacterias potencialmente tóxicas de los géneros Microcystis sp (del que hay más de 67 millones de células por mililitro) y Pseudanabaena mucicola (del que existen más de 9.000.000 células por mililitro). La cantidad global, que rebasa los 76 millones, supera con creces el umbral para posicionarse en el nivel 3 de los Criterios de valoración del riesgo e información a la población del Servizo Galego de Saúde (Sergas). En el mismo, según consta en las Actuaciones ante la presencia de proliferaciones de cianobacterias en las aguas de baño, los resultados reflejan “alta probabilidad de efectos adversos para la salud”.

Lo cierto es que es común que este embalse sea carcomido cada año por la famosa microcistina, pero en los últimos datos publicados por la Plataforma Galega de Información Ambiental (Gaia), con relación a las mediciones que se difundieron el 19 noviembre vinculadas a la presa, se confirma que recientemente fueron hallados los mayores niveles de estos organismos en dicho espacio.

Este 2021, la cantidad más grande de cianobacterias detectada previamente se descubrió, precisamente, la semana anterior: entonces se detectaron 20,47 M de células por mililitro frente a las 76,87 M de células por mililitro del pasado viernes: casi 4 veces más, sí, pero 45 veces más que los cifras publicadas hace dos semanas (cuando se contabilizaron 1,7 M de células por mililitro) y 520 veces más que las registradas hace un mes, el 22 de octubre (cuando fueron 147.300 células por mililitro). Todos estos números contrastan severamente con los que manejaba A Baxe en enero, cuando no había organismos potencialmente tó- xicos: 0 células por mililitro.

Así ocurrió en entre los días 4 y el 18 de dicho mes, fechas en las que hasta la clorofila brilló por su ausencia (su concentración era entre 0,98 y 0,28 miligramos por litro, mientras ahora es de 31.586,98 mg/l y la semana anterior logró su máximo anual con 91.179,49 mg/l). De ahí en adelante, la proliferación de cianobacterias fue ascendiendo irregularmente, consolidando valores por encima de las 100.000 cél/ml desde el pasado 6 de septiembre (salvo en la medición del día 20 de ese mes).

La cuantía de las mismas rebasa el límite del nivel 3 de los Criterios de valoración del riesgo e información a la población del Servizo Galego de Saúde (Sergas). En este, conforme consta en las Actuaciones ante la presencia de proliferaciones de cianobacterias en las aguas de baño, los resultados reflejan “alta probabilidad de efectos adversos para la salud” y se traducirían en diferentes actuaciones por parte de Sanidade e Infraestructuras para revertir la situación. Lo positivo, en esta línea, es que esta área no es una zona de baño.

Lo malo es que estos niveles, pese a no ser una zona de baño, muestran “alta probabilidad de efectos adversos para la salud” que se da en aguas en las que habitan diferentes especies de fauna y flora. Además, el pantano tiene un uso hidroeléctrico pero también se aprovecha para abastecer de agua a parte de la población gallega. En este sentido, la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza es contundente: “As cianobacterias poñen en perigo a calidade do suministro”.

Así lo destaca, en declaraciones a EL CORREO GALLEGO, el secretario técnico de Adega, Fins Eigrexas, recordando que “nalgúns casos” incluso se vieron “suspendidas as captacións na bacía do encoro para o abastecemento humano”, teniendo que “recorrer a camións cisterna”.

Al respecto, añade que “determinados sistemas de eliminación das cianobacterias non acaban coas toxinas”, indicando que métodos como el “carbón activo, que é o que estaban usando para depurar a auga das plantacións próximas ao encoro e suministrala á poboación da zona e aos que viven augas abaixo no Salnés, que son como cen mil persoas, non eliminaban o risco”.

“Reducían a carga da toxina”, dice, si bien aunque “esteas consumindo auga cunha cantidade de toxinas por debaixo do límite establecido pola Organización Mundial da Saúde no teu organismo estas toxinas estánse acumulando”, sentencia, señalando que “o nivel seguro de toxinas de cianobacterias en auga é cero, e iso non se pode garantir por ningún medio” en el pantano de A Baxe.

Por su parte, desde el Sergas recuerdan que el embalse “entró en alerta” el 18 de junio “por la presencia de cianobacterias”, algo que “no implica un riesgo para la salud” en sí mismo, evidenciando que en estos casos se vigila el nivel de estos organismos porque pueden, “en ocasiones”, liberar toxinas al agua.

Augas de Galicia comunica directamente a los concellos estas alertas. Y desde Sanidade, según indican, la comunicación de la alerta está a disposición desde el 23 de junio (tras cinco días) para los concellos afectados aguas abajo, es decir, “Caldas, Cambados, Illa de Arousa , Meaño, Meis, O Grove, Portas, Ribadumia, Sanxenxo, Vilagarcía, Vilanova y los gestores Espina, Gestora la Toja y Viaqua”. Además, “en relación a las aguas de consumo humano, no se ha detectado microcistina este año”, afirman, si bien “en agua bruta, antes del tratamiento de desinfección se detectó microcistina (el 29 de octubre) con un resultado de 0,24 miligramos/litro”, procediéndose a realizar otra muestra el 2 de noviembre que tres días después arrojo un resultado negativo (sin toxina).

Indicando que “el límite en agua de consumo humano es 1 microgramo/l”, desde el Sergas también aclaran que en las zonas de baño, aguas abajo, “la playa fluvial de Ribadumia es la única zona de baño susceptible de ser afectada”. Y en “ningún momento”, en la temporada de baño, “llegó a 2000 cél/ml”, estando “muy por debajo del nivel de alerta”.

Infraestruturas destaca que estamos ante un fenómeno natural y defiende el embalse
Frente a las críticas de los ecologistas sostienen desde la Consellería que cumple con todas las normativas
Image

Santiago. La proliferación de cianobacterias “no caso do encoro de A Baxe é algo recorrente nos últimos anos”. Así lo resaltan desde la Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza (Adega), destacando que “si o encoro non funciona” y “no está satisfacendo” los objetivos por los que se construyó, la generación de energía eléctrica y el abastecimiento de agua a la población gallega, “habería que pensar en que a solución pasa por abrir as comportas e derribar o encoro”. “E que non queda outra”.

Con esas palabras lo indica su secretario técnico, Fins Eigrexas, subrayando que “o problema do encoro de A Baxe é o propio encoro”. “Esa é a cuestión”, añade, haciendo referencia a “un proxecto experimental de tratamento con corteza de eucalipto”. “Se lle deu bastante bola nos medios, como se fora o remedio e o remedio efectivamente non funcionou”, apunta, porque seguirán produciéndose numerosas cianobacterias “mentres haxa un encoro cortando o fluido do río Umia nunha comarca que augas arriba ten unha importante vocación gandeira”. En esta línea, “a orixe é a propia dinámica do encoro por un lado e despois a cantidade de contaminantes organicos, de fertilizantes que chegan a ese espazo” son para Eigrexas las razones por las cuales la problemática continúa persistiendo año tras año.

“A existenza dunha mas de auga con moi pouca circulación, e cunha osixenación deficiente, e uns aportes ricos en fertilizantes, nitróxeno e fósforo fundamentalmente (...) fan que as cianobacterias florezan dun xeito exponencial e consuma prácticamente o osíxeno da auga afectando tamén á propia vida acuática”, señala, recordando que “nos encoros eutrofizados non hai peixes porque non teñen osíxeno para vivir”.

Por su parte, desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade resaltan en declaraciones a EL CORREO GALLEGO que en la actualidad el embalse está “moito mellor” preparado “para afrontar as situacións derivadas de episodios de altas concentracións de cianobacterias, xa que a estación de tratamento de auga potable conta cos tratamentos necesarios para eliminar a toxina, en caso de que se producise”.

En este sentido, recuerdan que la Xunta “vén desenvolvendo unha serie de medidas para tratar de paliar a proliferación de cianobacterias no encoro e no río Umia”. Entre ellas, el inventariado y control de vertidos, la mejora de infraestructuras, el establecimiento de una red de seguimiento de la calidad en estas aguas y en sus afluentes, o las acciones de mejora del bosque próximo.

También recuerdan que existe un protocolo de Seguimento e Control das cinanobacterias, que el Gobierno gallego “mantén activo e no que participan de forma coordinada a Consellería de Medio Ambiente, a través da Rede de Observación Ambiental de Galicia-Laboratorio de Medio Ambiente de Galicia, a Consellería de Infraestruturas, a través de Augas de Galicia, e a Consellería de Sanidade”, en relación a la proliferación de cianobacterias: un fenómeno “natural” y “frecuente” que se produce “todos os anos”. j.garnelo

mediciones mucho más corrientes
Otros registros del embalse

··· Frente a las mediciones del embalse de A Baxe e (presa), cabe destacar que en otros puntos del mismo el último muestreo que se realizó fue el pasado mes de mayo (es el caso de cola) o no existen prueba alguna (como por ejemplo en rampa).

··· En relación a Ponte Arnelas los resultados son completamente negativos (0 cél/ml) y son bajos en Cabanelas-Ribadumia, Segade, Rabuñade y Ponte Baión (de 4.750 a 0 células por mililitro).

más información
¿Qué son las cianobacterias?

··· Las cianobacterias son organismos con características tanto de las algas como de las bacterias que pueden formar compuestos tóxicos, denominados cianotoxinas, con diversas estructuras químicas y diferente toxicidad en personas y animales.

··· Las más frecuentemente halladas en Galicia pertenecen a los géneros Microcystis sp., Anabaena sp., Pseudoanabaena sp., Woronichinia sp. y Planktothrix sp, todas ellas potencialmente productoras de toxinas (microcistinas, anatoxinas, etc.) que pueden causar enfermedades cuando son ingeridas o por contacto con el agua.

··· Las microcistinas tienen atribuida actividad tóxica primaria sobre el hígado y las anatoxinas tienen atribuida actividad neurotóxica. Además, resultados experimentales indican peligro de daño hepático acumulativo por la ingestión repetida de microcistinas.

67 M

Microcystis sp Más de 67 millones de células pertenecientes al género citado se descubrieron por mililitro de agua en el embalse de A Baxe. El pasado 19 de noviembre se contabilizaron 67,12 M en su conjunto.

9.750.000

Pseudanabaena mucicola Más de 9 millones de células de cianobacterias pertenecientes a ese género fueron halladas por mililitro de agua en el embalse de A Baxe, en la medición que se publicó el 19 de noviembre: 9,75 M exactamente, según datos oficiales.

22 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.