Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 24 septiembre 2020
23:37
h

La supuesta ‘tasa’ de un asesor a Jácome: mil € al mes y las pagas extra

Un trabajador del Concello denuncia la “donación forzosa” que se le pedía para Democracia Ourensana // Dice que pagó 5.145 euros

“El 11 de diciembre de 2019, don Gonzalo Pérez Jácome, alcalde de Ourense, me nombra asesor político, asignado a Democracia Ourensana, grupo de cogobierno en el mandato 2019-2023. Me exige una donación forzosa de mi sueldo mensualmente de entorno a los mil euros argumentando que solo voy a trabajar a media jornada, hecho que no se produce, a mayor abundamiento también me exige las pagas extraordinarias íntegras”.

El entrecomillado forma parte de la denuncia presentada ante el juzgado por uno de los asesores de Democracia Ourensana en el Concello. El escrito trascendió ayer y se suma a la denuncia presentada ante la Fiscalía por los cinco concejales díscolos que abandonaron el gobierno ante las supuestas irregularidades en la gestión económica del partido relacionadas con donaciones que se habrían exigido a cargos públicos y asesores, de las que responsabilizan directamente al alcalde, Gonzalo Pérez Jácome.

También este asesor apunta al regidor: “Todas las conversaciones acerca del dinero, de mi contratación y cualquiera otra índole similar solo fueron tratadas única y exclusivamente con el señor Pérez Jácome, sin haberlas puesto en conocimiento de ningún otro cargo público, hasta los pasados días”, asegura en la denuncia, en la que detalla además que realizó las “donaciones” desde diciembre de 2019 hasta abril de 2020. “A partir de ahí –añade este trabajador– me plantea (Jácome) cambiarme la categoría a auxiliar político y ceso en ingresar las ‘donaciones’ . Éstas habrían alcanzado un montante de 5.145 euros, apunta también.

Según la denuncia, los ingresos se hacían en un cuenta bancaria titularidad de Democracia Ourensana, salvo los meses de diciembre de 2019 y enero de 2020, cuando “los pagos se realizaron en mano en la sala de junta de gobierno del concello de Ourense”. Junto al escrito, el denunciante aporta capturas de conversaciones a través de Whatsapp, publicadas ayer por el diario ABC. “Hola, acabo de cobrar. ¿Entonces prefieres que te lo dé en mano?” se lee en una de esos chats, que sigue con la otra parte contestando: “Sí. Próximo mes ya ingresas”.

Ese mes era enero, cuando el supuesto receptor cambia de criterio: “Este mes hacemos como el anterior. Mañana me lo das y después en febrero ya del otro modo”, se apunta en otra de las conversaciones capturadas.

El denunciante razona su decisión de acudir a la Justicia tras enterarse en días pasados de que había más casos como el suyo, “teniendo un entramado detrás de exigir donaciones forzosas a la mayoría del personal eventual de este Concello asignado al grupo político de Democracia Ourensana”. “Sin saber –matiza_ a que están destinadas mencionadas aportaciones”.

Socialistas y nacionalistas apuestan por una moción de censura
Para la dirección del BNG, la mejor opción es que gobierne la lista más votada, el PSdeG

Ourense. Tanto los nacionalistas como los socialistas en el Concello de Ourense apuestan por una moción de censura en el gobierno local de la ciudad de As Burgas para, de ese modo, terminar con la situación actual de un alcalde en solitario, con solo el apoyo de un concejal.

Así, el BNG propone que los 24 ediles que apoyaron el pasado viernes una iniciativa plenaria que exigía la dimisión de Jácome como alcaldepresenten una moción de censura para “desalojar” al regidor del cargo y devolver a la ciudad “a la casilla de salida” para que gobierne “la lista más votada”: la del Partido Socialista de Rafael Rodríguez Villarino.

Así lo aseguraron la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, y el portavoz municipal, Luis Seara, este miércoles, responsabilizando al líder del PPdeG y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, de la situación de “parálisis” en la que, dicen, está sumida la ciudad “no desde los últimos dos años” sino desde el inicio del mandato del popular Jesús Vázquez en 2016.

Para Pontón, el PP tiene que “favorecer” que Jácome “sea desalojado” de la alcaldía pero “como parte del problema, no puede ser parte de la solución”, en alusión al gobierno que releve al actual y que, para los nacionalistas, debe recaer en los socialistas por haber sido primera fuerza en las elecciones municipales de mayo de 2019. “Cualquier solución, incluso un gobierno en minoría, sería infinitamente mejor que la de un gobierno en descomposición”, dijo Seara.

Por su parte, el portavoz provincial del PSOE de Ourense, Rafael Rodríguez Villarino, emplazó al Partido Popular a “apartarse”ante la crisis abierta en el Concello –donde gobernaban inicialmente PP y Democracia Ourensana (DO)– y a facilitar un gobierno de progreso que permita “reiniciar” la gestión en esta ciudad.

En una comparecencia de prensa celebrada junto con el secretario de Organización, Juan Carlos Francisco Rivera, Rodríguez Villarino mostró la disposición del partido a gobernar. “Es tiempo de dejar de engañar a Ourense”, dijo, acusando PP de crear “una realidad paralela” donde “forjó un gobierno en contra de la opinión de los votantes” pese a que “sabía cuál era la realidad”. “Se tomó Ourense como un juguete”, remató.

En este sentido, el socialista acusó a los populares de “repartirse el ayuntamiento, la diputación y la Xunta de Galicia” en una estrategia “únicamente partidista”, y “de haber abandonado su responsabilidad política para ejercer presión política” sobre Jácome. agencias

“pasotismo” por el contagiado

··· CCOO denunció ayer públicamente el “pasotismo” del Concello de Ourense “ante la salud de los trabajadores” tras conocerse que el asesor de Jácome que había dado positivo a mediados de agosto, y ya se había reincorporado, todavía está contagiado. A través de una nota indica que el “Ayuntamiento y sus gobernantes son mudos” y “no les interesan para nada los trabajadores”.

··· Asimismo, reprochan que “la reunión del Comité de Seguridad y Salud llevaba sin celebrarse más de tres meses” y que en el mes de junio solicitaron una “reunión urgente”, pero ovbiaron la petición y “se ocultó toda la información posible”. Además, el sindicato asegura que se “incumplen las medidas preventivas no poniendo mascarillas, no respetando las distancias, etc.”, o teniendo “contacto estrecho con los trabajadores”.

16 sep 2020 / 21:04
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito