Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 10 agosto 2020
15:19
h

La Xunta licitó el doble de obra que el Estado en el primer trimestre

La administración gallega llevó a concurso 107 millones por los 52 de la central; los concellos sumaron 40,5 y las diputaciones algo más de 12

La licitación pública en Galicia cayó en el primer trimestre del presente año un 15,5% con respecto a igual período del ejercicio 2019. Ello se cuantifica en la cifra de 211,51 millones, que es la suma máxima de los concursos de las tres administraciones (estatal, autonómica y local).

En el desglose, la Xunta roza los 117 millones, por los apenas 52 del Estado. Lo señala el informe cerrado a 31 de marzo de Seopan, la asociación de empresas constructoras y concesionarias de infraestructuras, que fue dado a conocer este viernes.

En líneas generales, mientras los ministerios y organismos de la Administración General del Estado tuvieron un incremento de 11,1%, y los de la Xunta de Galicia sufrieron un leve retroceso del 1,7%, existió un enorme desplome en las diputaciones y concellos, que forman el apartado de las administraciones locales, al caer un 44,3%.

Es algo habitual que los concursos de obras en los primeros meses de cada año, las cifras de las licitaciones sean inferiores, en especial en los municipios que suelen ser los últimos que aprueban sus presupuestos anuales. Sin embargo, es bien conocido que el Estado aún está ajustando sus inversiones en base a los aprobados en 2018.

IMPULSO AUTONÓMICO. En cuantías, el amplio documento de análisis destacan las del ministerio que habitualmente más invierte, el de Transportes (antiguamente, Fomento). Éste licitó contratos por importe de 47 millones mientras que el resto de departamentos del Gobierno central aportaron 4,8 millones, para sumar el Estado 51,82. Un cifra que duplicó la Xunta al rozar los 117 millones, y muy superior a la de los concellos (40,55) y las diputaciones provinciales (12,15).

En el análisis monetario que se realiza por el tipo de obra licitada, 3,16 millones corresponden a creación de vivienda y 28,24 son para edificación no residencial, de los que 19,15 se destinan a equipamiento social. Suma así el concepto de edificación un total de 31,4, millones lo que supone una caída del 54,7% en la comparativa interanual.

Por otra parte, mientras que unos 148,69 millones tienen relación con las infraestructuras; otros 25,01 lo hacen con las urbanizaciones de terrenos; 5 más se dedican a obras hidráulicas, y 1,42 van a actuaciones en cuestiones de medio ambiente. En total son unos 180,11 millones en obra civil, apartado en el que existe una leve bajada del 0,4%.

PREDOMINIO DEL ASFALTO. Los datos más significativos en las licitaciones del Estado se encuentran en los 41,19 millones para carreteras, y los 4,82 para equipamiento, bien administrativo (2,18), bien industrial (2,54).

En cuanto a la Xunta también las carreteras son la cantidad más relevante (87,03 millones), seguida de la edificación no residencial (13,94), concepto en el que destacan los diversos concursos realizados para equipamientos sociales (11,23), y dentro de éstos, para los docentes (6,89).

Ya en el ámbito local, las urbanizaciones (17,77 millones) superan por poco a las carreteras (16,95) como lo más relevante en los concursos habidos. La primera cuantía se corresponde con los municipios y la otra a las instituciones provinciales. Y ambas más que duplican a los equipamientos sociales (7,21).

Finalmente, en un análisis por provincias, la de A Coruña suma 99,73 millones del total. De ellos los diversos organismos del Estado aportan en licitaciones 43,82, mientras que la Xunta 24,31, y corresponde el resto a las administraciones locales.

Lo contrario ocurre en la de Pontevedra, donde de los 63,57 millones, la administración autonómica sumó 47,13, por los 6,18 de la central, que en las de Lugo (de 35,73 millones licitados) y Ourense (de 12,48) no llegó al millón. En ellas, la Xunta licitó 28,88 y 6,67, respectivamente.

Adif solo gastó en las vías de Galicia la mitad de lo previsto en 2019

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) invirtió solo el 50,55% de lo presupuestado para 2019 en todas las vías convencionales de Galicia, sin incluir la construcción de la linea de alta velocidad a Madrid. Así de poco más de 27,7 millones para proyectos, obras de reparación o mantenimientos de instalaciones, se gastaron solo algo más de 14 millones.

A nivel provincial, aunque porcentualmente, la de Ourense es en la que más se gastó sobre lo previsto, casi el 103% (2,88 millones ante los 2,80 iniciales), la que recibió mayor aportación fue la de Lugo con 6,64 millones de los 7,70 consignados (un 86,1%). En la de Pontevedra solo se invirtieron 3,36 de los 8,51 millones presupuestados (un 39,5%) y la de A Coruña quedó lejos de las demás al sumar 1,13 millones de los 8,72 iniciales (tan solo el 13%).

Así entre las principales actuaciones ejecutadas el año pasado se encuentran las relativas a la mejora del corredor Monforte-Lugo. Por una parte sumó 3,78 millones de los 2,65 previstos (142,5%) para la infraestructura, y por otra para la electrificación, que es extensiva hasta Ourense, se aportaron 1,26 millones del millón inicial (126%).

No obstante el proyecto de la electrificación a 25 KV de Vigo-Tui –es una renovación de la de 3 KV de Vigo a Guillarei y una instalación nueva desde aquí a la frontera lusa– fue la porcentualmente más impulso tuvo (un 387%) al pasar de 300.000 euros a 1,16 millones. Por contra en el estudio para suprimir el paso a nivel en O Porriño, que tenía una partida de 880.000 euros, no se gastó ni uno solo.

Algo similar ocurrió con el paso a nivel en Oza dos Ríos, en la línea A Coruña-Lugo, que de los 876.000 euros iniciales se gastaron cinco mil. Y en cuanto a la línea de viajeros más transitada de Galicia, desde la capital Santiago de Compostela a la ciudad herculina, el informe de las cuentas del Adif apunta que, de 4,54 millones previstos para diversas acciones, se gastaron solo 405.000 euros (8,92%).

Además, en la línea de ancho métrico entre Ferrol y Ribadeo había dos partidas provinciales. En la coruñesa quedaron sin invertir los 387.000 euros previstos, mientras que en la lucense, de 1,29 millones solo hubo actuaciones que sumaron la cantidad de 16.000 euros. Y sobre la demandada renovación de la línea férrea desde la ciudad departamental a la de A Coruña, del medio millón previsto tan solo se gastaron 76.000 euros.

10 jul 2020 / 23:55
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.