Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

Las muertes por cáncer de mama aumentarán un 10% tras la pandemia

Así lo advirtió Hans Kluge, de la OMS, en una webinar de la Cátedra de Cronicidad de la USC

La pandemia traerá consigo innegables repercusiones a nivel sanitario, no solo por las secuelas que el COVID pueda dejar a su paso por nuestro organismo, sino también por el retraso en el diagnóstico de enfermedades crónicas.

“El confinamiento aplastó al virus, pero también a la gente”, aseguró tajantemente el director para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, durante su intervención en la webinar de la Cátedra de Cronicidad de la USC.

El doctor belga puso el acento en los efectos de la pandemia en la salud de los europeos al afectar a la detección y tratamiento de otras enfermedades. “En los próximos años, muchos países registrarán un aumento del 10 % en la mortalidad del cáncer de mama y del 15 % en el cáncer colorrectal”, aseveró.

Sin duda, una circunstancia sobre la que no titubeó al calificarla de “daño colateral inaceptable”, porque “son personas que sabemos que nunca deberían haber fallecido de haber una monitorización y detección temprana de cánceres curables”.

INCREMENTO DE LA CRONICIDAD. Bajo la premisa de que la actual situación sanitaria generará un aumento de la cronicidad, Kluge señaló que Europa ya era la región más afectada de todo el mundo por las enfermedades crónicas (cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes), que son la causa principal de muerte y discapacidad.

De hecho, apuntó que “un 80% de los fallecimientos por esta causa y más de dos tercios de las enfermedades de este tipo a nivel mundial ocurren en la región europea de la OMS, lo que es muy significativo”.

El alto cargo de la OMS asoció estas enfermedades crónicas “con lo que podemos llamar factores de riesgo conductuales, como el tabaquismo, el sedentarismo, las dietas insanas y, por supuesto, el consumo nocivo de alcohol”.

Asimismo, subrayó el hecho de que este tipo de dolencias y sus factores de riesgo “afectan más a los grupos socioeconómicos menos favorecidos y a los hombres, algo que también sucede con el COVID”.

ESTRÉS Y CAMBIOS EN LA CONDUCTA HABITUAL. Siguiendo con el impacto de la pandemia en las enfermedades crónicas, Hans Kluge explicó que “hay evidencias de que estas empeoran con el estrés y los cambios en conductas normales y sanas”.

Los datos que maneja la OMS así lo atestiguan y, además, apuntan a que, “en nuestra región, que engloba a más de 53 países miembros, 7 de cada 10 han denunciado alteraciones parciales o totales de los servicios de hipertensión y monitorización y más de la mitad, alteraciones en áreas de cuidado de la diabetes”.

Además, el aplazamiento de citas y pruebas ha afectado al cuidado de las enfermedades crónicas, algo que preocupa y mucho al director para Europa de la OMS, médico de familia de profesión.

mantener EL COVID lejos DE LOS HOSPITALES. Para terminar, Hans Kluge quiso dejar claro en la webinar de la Cátedra de Cronicidad de la USC que la pandemia no ha pasado, “aunque ya veamos luz al final del túnel con la vacuna y los desarrollos tecnológicos”.

En esta línea, destacó que el coronavirus nos está dejando una serie de enseñanzas que no debemos obviar, como la muestra patente de que “necesitamos sistemas sanitarios sólidos, que permitan mejorar la salud y que se deben basar en los servicios de atención primaria”.

Como ejemplo, señaló que “durante la pandemia hemos visto que los países que alejaban el coronavirus de los hospitales han tenido resultados, en general, mucho mejores”.

En el plano positivo, “porque también hay cosas positivas”, Hans Kluge se refirió a que “lo que llevábamos años intentando en cuestión de salud digital ha ocurrido de repente en un par de meses”, cosa que hay que mantener.

16 dic 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito