Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 01 julio 2022
09:57
h

Las obras del acceso a Ourense incrementan el tiempo de viaje

El recorte de los nuevos horarios de Galicia a Madrid implantados por Renfe es menor del anunciado por Adif en 2019 // A destacar la novedad de Vilagarcía

En junio de 2019, el Adif anunció que con la apertura del tramo de la nueva línea de alta velocidad Madrid-Galicia entre Zamora y Pedralba, en la comarca de Sanabria, se recortarían con amplitud el tiempo de los viajes. La realidad es otra, ya que las obras de adaptación en el acceso de la vía convencional a Ourense que durarán aún bastantes meses, impiden cumplir esa promesa y se tardará al menos 23 minutos más en el mejor de los casos a la ciudad de As Burgas, nuevo centro neurálgico ferroviario gallego.

En dicha fecha se dieron unos horarios, que posteriormente fueron repetidos a mediados de diciembre del pasado año por la presidenta del Adif, Isabel Pardo de Vera, y el delegado del Gobierno, Javier Losada, en la sede institucional del Ejecutivo en A Coruña. Eran: 3 horas y 30 minutos a Ourense; 4 horas y 14 minutos a Santiago; 4 horas y 50 minutos a A Coruña y también a Pontevedra; 5 horas y 2 minutos a Lugo; 5 horas y 6 minutos a Vigo; y 6 horas y 6 minutos a Ferrol.

Renfe Operadora, al anunciar los nuevos horarios, señaló los recortes de tiempo sobre los últimos conocidos pero no sobre los mejores que habían realizado las unidades S-730 desde las diversas urbes gallegas en 2016. Así apuntó que se rebajaba una hora y 26 minutos con Pontevedra –en ello tiene que ver que este tren en vez de circular por la vía del río Miño hacia Vigo lo hace por Santiago, lo que a la vez beneficia a Vilagarcía de Arousa al parar en este estación–; una hora y 2 minutos con Lugo –debido en parte a mejoras en la infraestructura desde Ourense y la entrada en servicio de la variante de la Pobra de San Xiao–; 41 minutos con Santiago de Compostela; 39 minutos con Ourense; 31 minutos con Vigo y 24 minutos con A Coruña.

Pero, si tomamos los mejores tiempos, desde que a mediados de febrero de 2016 entró en servicio el tramo Olmedo-Zamora para las circulaciones hacia Galicia y durante unos meses, los recortes son menores. Entonces los horarios vigentes desde Madrid eran de 4 horas y 17 minutos a Ourense; 5 horas a Santiago; 5 horas y 33 minutos a A Coruña; 5 horas y 49 minutos a Vigo; 6 horas y 21 minutos a Pontevedra y a Lugo, y 6 horas y 49 minutos a Ferrol. En sentido contrario, por los cruces en vía única, se tardaba entre 5 a 15 minutos más.

La realidad, entonces, en estos cuatro años y ocho meses transcurridos es otra. Solo el caso de Pontevedra es significativo, pero a causa del cambio de recorrido dentro de Galicia. No es lo mismo ir por el río Miño a menos de 100 km/hora, salvo en la parte final desde Arbo, que por la vía de alta velocidad Ourense-Santiago a 220 km/hora, y después en varios tramos del Eje Atlántico a 200 km/hora.

También es significativo el caso de Lugo por las mejoras del trazado, pero su recorte es de 49 y no de 62 minutos. En el resto de urbes (la de Santiago se analiza en el cuadro de la izquierda) la bajada es inferior con respecto a 2016. De media, los 23 minutos menos, y no 39, de Ourense sirven de apunte. Que sean más o menos depende de los enlaces directos o de los transbordos.

SOLO SE REBAJaN 28 MINUTOS DESDE 2016
el caso de santiago

• En 2016 con la entrada en servicio del tramo de Olmedo a Zamora, en el tren más rápido Santiago de Compostela estaba desde Madrid a 5 horas de viaje y en sentido inverso tardaba cinco minutos más por cuestiones de cruces.

• Desde 2019 cuando, al inicio de ese año, comenzaron las obras en los 8 km de la salida de la estación de Zamora y, a mediados del mismo, la adaptación de los 14 km de la vía convencional acceso ferroviario a Ourense, el tiempo del viaje del tren aumentó 24 minutos en ambos sentidos.

• La promesa del Adif, al entrar en servicio el tramo de alta velocidad Zamora-Pedralba de la Pradería, era de situar a Madrid de Santiago en 4 horas y 14 minutos de viaje.

• La realidad apunta a que, acabadas las obras en Zamora, los trabajos de adaptación siguen en el acceso a Ourense, y por ello el tren más rápido desde Madrid tarda 4 horas y 32 minutos, es decir 28 minutos menos que en febrero de 2016, y en el sentido inverso es de 4 horas y 37 minutos.

25 oct 2020 / 00:10
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.