Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 noviembre 2021
02:00
h

Las plantillas de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés reclaman ante el Ministerio de Industria que la SEPI las rescate del “caos”

Apelan a una intervención dado el nivel de desmantelamiento de la actividad // El secretario general de Industria, Raül Blanco, acudió en persona a recoger sus demandas

“No tenemos fábricas, están totalmente rotas, la situación es caótica, no tenemos plan industrial, no tenemos empresarios, no tenemos ningún tipo de actividad”. Así lo denunciaban los presidentes de los comités de empresa de las plantas de Alu Ibérica en A Coruña y Avilés ante la sede del Ministerio de Industria en Madrid, hasta donde viajaron para reclamar una salida a su agónica situación. Tanto el gallego Juan Carlos López Corbacho, como el asturiano José Manuel Gómez de la Uz, reclamaron la reunión urgente de la mesa de seguimiento con la Administración, reclamando que la SEPI tome cartas en el asunto e intervenga la compañía para evitar su desmantelamiento.

Con una carta que resumía sus demandas que, finalmente, acudió en persona a recoger el secretario general de Industria, Raül Blanco –que prometió contestación–, los dos representantes de la plantilla advertían de que en la actualidad están soportados por Alcoa, un blindaje en plena cuenta atrás, que finaliza el próximo mes de julio. “Nos está financiando la inactividad”, apuntaba De la Uz, “en el momento que dejen de hacerlo esto ya está roto, no hay ninguna solución”. “Tenemos unos presuntos delincuentes en fábrica, la UDEF los está investigando, la Audiencia Nacional, no hay nada, no hay solución ni posibilidad de continuidad con esta gente”, aseveró, refiriéndose al Grupo Riesgo, que por carambola se acabó haciendo con la empresa que Alcoa había dejado inicialmente, con el beneplácito del Gobierno central, en manos de Partes Capital Group. “Si no se actúa ya, esto está finiquitado”, avisó.

Tras reunirse con los ejecutivos municipales de la urbe herculina y de Avilés, con todas las fuerzas políticas de los parlamentos autonómicos de Galicia y Asturias, con la Xunta y el Gobierno del Principado, ahora buscan la implicación, por fin, de Moncloa. También López Corbacho reclamaba esta atención ante el Ministerio, señalanado que llevan ya casi una década luchando porque se consiguiese un precio de la electricidad industrial acorde con el que disfrutan los competidores europeos. En A Coruña y Avilés pasa lo mismo, con más crispación en la planta gallega por su despido y el de compañeros.

“Estamos cansados de buscar apoyo, más no podemos tener, lo que buscamos y pedimos son soluciones”, apuntó López Corbacho. “Lo que venimos a buscar son hechos contundentes, no más palabras. Que la SEPI tome temporalmente las riendas para estabilizar la situación y luego ya se buscará un inversor de verdad, porque quienes están ahora, perseguidos por la Justicia”, manifestó. “Los jueces no nos van a dar garantía del futuro de nuestros empleos, deben hacerlo los políticos, tienen que escucharnos y actuar”, señaló. No tienen nada encima de la mesa para estar tranquilos. Porque el juicio que venga el próximo 20 de mayo “es jugárselo todo al negro, no nos traerá ninguna solución industrial”, argumentó.

15 abr 2021 / 13:16
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.