Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
16:38
h
VERBENAS. Las orquestas demandan más ayudas de la Xunta, pues poco más de una docena podrán justificar los gastos necesarios para poder cobrarlas el 31 de octubre TEXTO Á. Precedo

“Las subvenciones que plantean no llegan ni para cuarenta fiestas”

El 26 de noviembre de 2019, el Parlamento gallego aprobaba por unanimidad la proposición no de ley del PP donde se instaba a la Xunta de Galicia a que se reconociese a las fiestas populares gallegas como patrimonio cultural inmaterial de Galicia, dentro de la categoría de bien de interés cultural. Solo cuatro meses después, el 14 de marzo de 2020, el sector de las fiestas se paralizaba totalmente y, a día de hoy, todavía sigue sin reactivarse.

Y es que, pese a que las pruebas piloto que tuvieron lugar el segundo fin de semana de junio en seis localidades gallegas parecían dar el pistoletazo de salida a la temporada, resulta que todo fue “una estrategia de patrocinio del Xacobeo”, en palabras de José Veiga, presidente de Serfega. Y es que, a día de hoy, solo hay unas quince orquestas que están preparadas para salir a actuar, mientras todas las demás ni siquiera podrán optar a subvenciones.

Mientras tanto, las seis participantes en las pruebas todavía no han recibido el ingreso del coste que acarreó organizar estos eventos: con el pago de generadores, tráilers de transporte, puesta a punto de los escenarios, recontratación de los trabajadores que estaban en ERTE...

“Todo este tiempo las empresas vieron reducidos los ingresos en su totalidad”, aseguran en el manifiesto presentado este viernes por todo el sector –Amproega, Gaiás Eventos, Go Music, Cooga y Serfega – en el hotel Scala de Padrón. Mientras esto sucedía, denuncian que “las diputaciones y ayuntamientos estuvieron ausentes y no se destinaron ayudas específicas”.

Así las cosas, la única subvención que se recibió fue por parte de la Xunta, pero “del todo insuficiente para paliar semejante desastre”. En concreto, la línea de ayudas para las orquestas contempla que a 31 de octubre de 2021 habría que justificar los gastos que tuvieron durante la temporada. Es decir, se trata de ayudas ‘a posteriori’. Para poder cobrarlas las formaciones deberían tener actividad y adelantar el dinero que luego recibirían por parte del Gobierno gallego durante estos meses. “Algo del todo imposible para muchos”, asegura José Veiga.

De hecho, no hay forma de salir adelante sin las contrataciones que parten de las comisiones de fiestas y, en la actualidad, “nadie se anima a hacer fiesta porque tienen miedo cuando van al ayuntamiento y les dicen cosas como que sobre ellos recaerá la responsabilidad de lo que pase en el evento”, asegura Manuel Fariña, de la Asociación Galega de Orquestas.

PROTOCOLOS DIFÍCILES Y FALTA DE INCLUSIÓN EN EL XACOBEO. Tania Veiras, una de las cantantes más reconocidas de la verbena gallega, lectora del manifiesto, destacaba que “los protocolos son difíciles de llevar a cabo, y suponen un esfuerzo logístico y económico para el que las comisiones no están preparadas, y nadie les ayuda en esta tarea”, ni ayuntamientos ni Gobierno.

Por ello, desde el sector, en su manifiesto, piden que estas subvenciones propuestas por la Xunta se prorroguen hasta el 31 de octubre de 2022, para “poder justificarlas”. Pero esta petición, por el momento, no ha obtenido respuesta alguna.

“En las fechas en las que estamos, el 80 % de las orquestas y otras empresas del sector servicios (pirotecnias, cantinas, etc.) no pueden salir a trabajar, porque no tienen actuaciones confirmadas a día de hoy, ni disponen de ningún tipo de liquidez para activar su maquinaria después de tanto tiempo paradas y sin facturar nada”, argumentan.

Las que sí puedan optar a ayudas, por otro lado, recibirán unas cuantías “absolutamente insuficientes”, en palabras de Manuel Fariña. Y es que la cuantía que se propone por parte de la Xunta para ayudar a las contrataciones por parte de los ayuntamientos y de entidades sin ánimo de lucro es de 400.000 euros.

“De ellos, el 21 % de IVA volvería al Gobierno, casi 60.000 se irían en pagar lo que costó organizar las verbenas piloto y quedarían limpios unos 250.000, cantidad a todas luces insuficiente para reactivar nada”, explican. Manuel Fariña calcula que este presupuesto daría, a lo sumo, para unas cuarenta fiestas. Es decir, “para un sector que factura más de dos millones de euros anuales van a dar solo un 1 %”.

Otra de las reclamaciones por parte de las formaciones es que las orquestas formen parte de la programación del Xacobeo durante este Ano Santo, ya que “son el principal reclamo de ocio para el público gallego”, y que “nuestras fiestas no estén en la programación de actividades del Xacobeo es incomprensible”. “Las fiestas son patrimonio de todos, no podemos dejar que desaparezcan”, finaliza el manifiesto.

LAS PRUEBAS PILOTO NO SIRVIERON DE NADA. “Da la sensación de que la Xunta considera que con las verbenas piloto ya hicieron algo por nosotros, y eso no es así”, asegura Manuel Fariña. De hecho, después de esas pruebas, muy pocas más se organizaron. La Oca Band fue una de la que tuvo la suerte de actuar en varias localidades, pero “de las cinco fiestas en las que participamos solo en una lo hicimos con el público de pie, las demás adaptamos nuestro espectáculo al público sentado, porque nadie se quería arriesgar desde los ayuntamientos”, cuenta Dani Dopazo, representante de la formación.

Con todo, se siente afortunado, porque “yo soy uno de los que, tirando de algún programa o grabación, podré justificar los gastos el 31 de octubre para obtener la ayuda, pero mis compañeros no, y mientras tanto, sigo esperando a que me ingresen lo que gasté para organizar la prueba piloto”.

alerta roja
Un sector al borde de la extinción

··· De las 300 orquestas que había en 2019, entre grandes formaciones y pequeños grupos, poco más de una decena están preparadas para trabajar, según precisó el presidente de la Asociación Galega de Orquestas. Y está ahí “la posibilidad de que no quede ninguna” pues en este tiempo de crisis sanitaria “muchos trabajadores han tenido que buscarse otros empleos y será muy difícil que vuelvan”. Más de 5.000 familias dependen de manera directa del sector y dos millares de forma indirecta. Esa es la afectación. “Desesperante, dos años así es imposible sobrevivir”, aseguró, remarcando que “el verano aún no está nada claro”.

02 jul 2021 / 15:25
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.