Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 26 noviembre 2021
23:10
h

Los economistas ven mejor a Galicia, aunque aplazan la recuperación al año próximo

Así lo creen el 64 % en su tradicional barómetro semestral // La menor dependencia del turista exterior y la construcción, claves

De esta crisis provocada por la pandemia del coronavirus, como de todas las anteriores, se saldrá, y Galicia no sólo aspira a hacerlo a un ritmo similar al del resto de España: podría hacerlo, en esta ocasión, a mayor velocidad. Acostumbrados a que se nos diga siempre que la comunidad llegaba siempre más tarde a las recesiones y las abandonaba después y sin tanta intensidad, el mensaje trasladado por el Consello Galego de Economistas es un soplo de aire fresco que trae renovadas esperanzas. Porque este hoyo en el PIB, el empleo y para el conjunto de la sociedad no es como los anteriores: ha venido a cambiarlo todo.

Este fue uno de los mensajes lanzados durante la presentación a través de internet del Barómetro de Economía del primer semestre de 2021, en el que el presidente del consello que representa a los profesionales de las cuatro provincias, Miguel Ángel Vázquez Taín, manifestó que es probable que la autonomía no sólo “vaya al mismo ritmo” de recuperación que la media del Estado en conjunto, sino que incluso lo haga a una velocidad superior al resto.

Junto a Venancio Salcines, director de la publicación, y la coordinadora del equipo investigador encargado del barómetro, Beatriz López Bermúdez –se mandó recuerdos a María Jesús Freire, que dirige el estudio y es habitual en estas presentaciones–, Taín apuntó que nos encontramos ante una “realidad económica distinta, un nuevo escenario” marcado por la aportación de fondos europeos para estimular el crecimiento con vistas a favorecer la sosteniblidad medioambiental y a promover la digitalización. El gran reto, apuntó, será la correcta gestión, coordinada a todos los niveles –del Gobierno central a las autonomías e incluso concellos– de ese ingente volumen de fondos, que aguarda no se retrasen y cuando se tramiten se hagan con la mayor agilidad.

Salcines señaló que estamos en un nuevo mundo, en una “España poscovid” donde Galicia podrá crecer más y salir antes de la crisis que el resto porque “depende del turismo doméstico, no del extranjero, por lo que no es descabellado pensar en que podría haber ya una buena campaña de verano”. No ocurrirá lo mismo con Canarias, Baleares y el resto de la costa mediterránea, incapaces de vivir sólo con turistas españoles.

Además, un sector como la construcción está “creando empleo”, dijo, uno “vientos de cola” que induce a pensar en que habrá un año en negro, hasta mayo, y otro en blanco a partir de ese mes, por lo que muchos “esperan un segundo semestre muy positivo”.

Una diligente vacunación contra la COVID-19 puede acabar de asentar esta tendencia. El caso es, como afirmó Vázquez Taín a los periodistas conectados, puede ser la oportunidad para que Galicia rompa esa senda anterior en la que sufría menos pero tardaba más en recuperarse”.

Beatriz López se encargaba de desgranar los datos de la encuesta a 352 de los 4.825 economistas colegidos en Galicia donde prima el pesimismo sobre las perspectivas de recuperación económica a muy corto plazo: el 64 % opina que se materializará en 2022, frente al 28 % que confía en que podría adelantarse al último trimestre de este año. Solo un 8 % considera que en el tercer trimestre de 2021 podríamos empezar a ver signos positivos, según los datos que se desprenden de los resultados del Barómetro.

¿Subir impuestos? Dos tercios de estos profesionales abogan por lo contrario
Otra cuarta parte insta a dejarlos como están // El motivo: movilizar más capital privado

Santiago. El Gobierno central, a instancias de Bruselas, tiene en mente subidas fiscales. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, apuntó que espera que las subidas del impuesto sobre sociedades, patrimonio y sucesiones y donaciones, tributos cedidos a las comunidades, puedan entrar en vigor en 2022. La mayoría de los economistas gallegos no coincide.

En relación con la recuperación de la economía, también se les preguntó a los encuestados sobre si, actualmente, se debería incrementar la presión fiscal, reducirla o no alterar el actual marco impositivo. Un 66 % considera que se debería reducir la presión fiscal para incentivar la inversión privada con el objeto de impulsar la recuperación, frente al 25 % que no cree adecuado modificar el actual marco impositivo y el menor de los porcentajes, solo el 9 %, que vería con buenos ojos elevar la presión fiscal reforzando el gasto público.

Son los economistas de la provincia de Lugo los que más apuestan por dicha reducción de la presión fiscal (78 %) frente a los economistas de Pontevedra, que son los que en menor número se decantan por esta opción (56 %).

Según la situación laboral de los entrevistados, son los parados y los empresarios o trabajadores por cuenta propia los que más se decantan por reducir dicha presión fiscal, mientras que los asalariados tanto del sector privado como del sector público son los que apoyan dicha iniciativa en menor medida. J.C.

Menor crédito
No llegará un aluvión de quiebras

··· Pese a reconocer Salcines que el “miedo evidente a la morosidad” de los bancos anticipa una posible contracción del crédito a ciertas empresas, el economista puso en valor que al consultarse a sus colegas sobre si es cierta la afirmación de que en el segundo trimestre habrá un aluvión de suspensiones de pagos, frente al 30 % que asiente, los otros siete de cada diez no lo aguardan: un 38 % cree la situación será complicada, pero sin llegar a ser dramática, y el 32% restante considera que habrá empresas que lo pasarán mal, pero serán pocas las abocadas a la quiebra.

Competitividad
La I+D+i será vital para el despegue

··· En relación a los factores que más influyen en la competitividad de empresas, administraciones y la sociedad en conjunto, y atendiendo a las opciones propuestas por los encuestadores, los economistas entrevistados opinaron que el factor más influyente es la I+D+i, seguido de la reducción del paro y de la formación. Nivel de consumo, presión fiscal y costes salariales se sitúan en un segundo escalón de importancia, mientras que la influencia del precio de la energía, acceso a financiación y fraude se valoran ya a distancia.

27 abr 2021 / 19:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.