Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
11:48
h

Los profesionales de más edad tienen más iniciativa, se adaptan y negocian mejor que los jóvenes

Un estudio de Randstad indica que los de menos años cuentan con mayores habilidades en la toma de decisiones y la conexión emocional

Competencias y talento son condiciones muy valoradas en la empresa, y es muy interesante, pero también muy difícil, de cara al funcionamiento productivo y a los resultados saber si tienen algo que ver con la edad de los trabajadores y trabajadoras. La empresa de recursos humanos Randstad ha realizado un estudio basado en los resultados de su test de competencias (ADN the competences tool), y tras el análisis de tres millones de pruebas, concluye que determinadas competencias profesionales se encuentran en mayor medida entre los profesionales de más edad, lo que supone una notable ventaja diferencial para el denominado talento sénior.

De hecho, si bien el talento senior suele ser devaluado en favor de los más jóvenes por sus ‘habilidades duras’ (hard skills, competencias que permiten desarrollarse de manera satisfactoria en la empresa, vienen del aprendizaje y la experiencia profesional) relacionadas con las tecnologías, hay determinadas competencias o ‘habilidades blandas’ (soft skills, son aquellas que tienen que ver con las personas, se aprenden en la vida diaria y son las que consiguen que los trabajadores tengan una buena integración en los ambientes laborales) que claramente solo se adquieren con la experiencia, tal y como demuestra el informe de Randstad. En concreto, revela que entre las competencias en las que el talento sénior destaca se encuentran la capacidad de adaptación a los cambios, la iniciativa proactiva, las habilidades negociadoras y, ya en menor medida, la gestión de personas.

Con la edad somos profesionales capaces de adaptarnos mejor a nuevas situaciones, ser mejores negociadores o tener mayor iniciativa. Pero en la otra cara de la moneda, este estudio identifica otras habilidades que podemos perder con los años. Por ejemplo, la toma de decisiones y la conexión emocional tienen un mayor valor cuanto más joven es el trabajador. La identificación de las competencias de cada profesional y su ajuste con las características de un puesto de trabajo es fundamental para asegurar su eficacia y rentabilidad, en especial en la actual situación, según indica la propia Randstad.

El proyecto ADN de Randstad consiste en una metodología de evaluación de profesionales que, a través de algoritmos y gracias al big data, ayuda a encontrar el perfil de empleado que la empresa busca con la máxima precisión y fiabilidad. Esta metodología consiste en cuestionarios, de los que ya han sido aplicados cerca de un millón de veces en tres años, con los que analiza hasta 16 competencias profesionales relevantes en los candidatos (habilidades sociales, toma de decisiones, trabajo en equipo, iniciativa, adaptación a los cambios, etc.) y compara posibles candidatos para un puesto de trabajo.

El equipo investigador de Randstad detectó determinados resultados demasiado asimétricos, por lo que, tras un proceso de rebaremación, se logró discriminar mejor las competencias de los candidatos que se diferenciaban por muy poco.

24 ago 2021 / 13:22
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.