Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
16:35
h

Los sindicatos de Correos acusan a su presidente de trilero

Denuncian que en su viaje estival a Galicia se ha dedicado a “vender humo” a los vecinos del rural con “promesas que nacen muertas”

    Los sindicatos CCOO y UGT acusan al presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, de utilizar su cargo público en su visita vacacional a Galicia para “vender humo” buscando hacer campaña política personal. Denuncian que “no ha dudado en engañar a la ciudanía gallega anunciando una ficticia mejora de los servicios rurales, basada en fantasías marca de la casa, con el fin de ocultar los brutales recortes de plantilla, así como su supresión y pérdida de calidad durante su mandato”.

    Serrano, “saltándose los cauces institucionales establecidos legalmente” y “haciendo uso de la marca Correos como si le perteneciese”, hizo, según los sindicatos, “campaña político-partidista y de autobombo personal”, en unos encuentros en los que trató de “vender a la ciudadanía su supuesta implicación con la Galicia vaciada con la mera incorporación de unos cuantos cajeros automáticos”.

    Por eso, los sindicatos cargan contra “el intento de engaño” del presidente. Consideran que es una “auténtica cortina de humo y campaña de marketing” y lo acusan de engañar “al más puro estilo feirante”.

    En este sentido, recuerdan que son “promesas muertas antes de nacer”, como sucedió con la “fracasada” prueba piloto con los carteros rurales de Lugo.

    Por tanto, hablan de una maniobra de “trilerismo” para “ocultar el desmantelamiento del servicio público postal y de Correos, en general, y, particularmente, en el mundo rural, en Galicia y en todo el país, y la carencia de un plan realista y serio para impulsar medidas reales y solventes, con alternativas exentas de demagogia publicitaria”.

    Señalan que en los últimos años “ha impulsado un plan de desguace que ha debilitado la estructura de distribución de las oficinas y la red rural de Correos en Galicia y en España, mediante la continuada supresión de plantilla, de servicios en oficinas y reparto, incluido los sábados, así como la reducción de horarios de atención”.

    Los sindicatos reiteran la “constante pérdida de calidad del servicio que está conllevando la falta de plantilla, las reestructuraciones organizativas sin sentido”, mediante la fusión o supresión de estructuras “sin medir el impacto”.

    Tampoco se tiene en cuenta el aumento de la carga de trabajo para los empleados del rural y el conjunto del sistema, “que vienen sufriendo una congelación del plus por aportación de local y del plus de gasolina que dura ya diez años y que el presidente de la compañía, pese a las exigencias sindicales, se niega a actualizar”.

    En este “palmario y evidente desguace del servicio público”, se centran en el recorte de la contratación, con un 50% menos de sustituciones y contratación por bajas; la externalización de los servicios públicos y el cierre de más de 170 puntos de atención entre servicios rurales, oficinas y centros de reparto para ahorrar costes.

    En Galicia, según los sindicatos, se han recortado 149 puestos, mientras que en el conjunto de España han sido 2.219.

    Para los sindicatos, “pretender tapar este deterioro con una campaña de marketing sobreactuada y oportunista sobre la implantación de unos cuantos cajeros automáticos en el entorno rural de Galicia es pretencioso, indecente e inaceptable”.

    En este punto recuerdan las promesas sobre la implantación de vehículos ecológicos y drones para llevar paquetes al rural, “algo que no se ha puesto en marcha y finalmente se quedó en nada”.

    Exigen al Gobierno una negociación “integral y real del modelo” y anuncian que seguirán protagonizando movilizaciones en el último cuatrimestre, como venían haciendo hasta la fecha

    28 ago 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.