Jueves 17.10.2019 Actualizado 19:47
Google    

El Correo Gallego

Noticia 3 de 27 noticia anterior de 2013 Galicia » Lugares » 2013

3

Playa de As Catedrais, el milagro visual de la Madre Naturaleza

Lugo // Nada más iniciar el descenso, camino del arenal, ya comenzamos a percatarnos de que estamos en uno de los lugares mágicos de Galicia

23.06.2013 
A- A+

Situada en el ayuntamiento de Ribadeo, en plena Mariña lucense, la playa de As Catedrais goza de la merecida reputación de ser una de las más hermosas de Galicia. Y no es para menos: la Madre Naturaleza y sus elementos, mar y viento, aderezados por el devenir del tiempo, han obrado el milagro, de tal modo que las bóvedas, los arcos y las galerías esculpidas en la inmensidad de la roca nos recuerdan una grandiosa catedral, pletórica de armonía, de equilibrio y proporción.

Pero, como suele ocurrir con frecuencia, a menudo lo hermoso se convierte casi en inalcanzable y, en este caso, es el mar el que impone sus condiciones de accesibilidad. Por ello, aunque es más que interesante contemplar la playa con la marea alta, recorriendo la parte superior de los acantilados en dirección Oeste-Este hacia la playa de Esteiro, para disfrutar con plenitud de la visita deberemos ir con marea baja, ya que de otro modo la zona es muy difícil de recorrer.

Mientras accedemos al arenal de As Catedrais enseguida nos percatamos de que estamos en uno de los lugares mágicos de Galicia. Las primeras e imponentes rocas parecen querer desafiar la ley de la gravedad. Y al instante nos damos cuenta de que lo mejor está por venir. Las rocas de los siguientes acantilados de pizarra, erosionadas por el mar y el viento hasta componer impresionantes grutas, se abren a nosotros para ser exploradas, disfrutando en cada momento de lugares únicos. Pequeños lagos, cuevas de todos los tamaños modeladas por la fuerza del mar, pasadizos e impresionantes arcos de más de treinta metros de altura que recuerdan a arbotantes de una basílica, harán las delicias visuales de cualquier visitante. Por todo esto, y sin duda por mucho más, ha sido declarada Monumento natural por la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.