Jueves 17.10.2019 Actualizado 19:31
Google    

El Correo Gallego

Noticia 2 de 36 noticia anterior de 2014 Galicia » Lugares » 2014

1

Catedral de Santiago, la piedra primigenia de una urbe y meta del Camino

Basílica que sintetiza los principales estilos arquitectónicos, su incomparable Pórtico de la Gloria es la obra cumbre del románico

29.06.2014 
A- A+

La Catedral de Santiago es la obra más sobresaliente del arte románico en España, aunque en ella están representados todos los grandes estilos arquitectónicos. Pero es mucho más que una simple obra de arte o un templo de culto. Constituye, además, la meta final de todos los Caminos de Santiago, que durante siglos han llevado a los peregrinos de la cristiandad hacia la tumba del Apóstol. Por si esta carta de presentación no fuera suficiente, fue la piedra inaugural para la construcción de una urbe monumental que nació en un bosque sagrado y que muy pronto dejó traslucir su vocación de ciudad santa que acabaría por convertirse en Patrimonio de la Humanidad. La Basílica que vemos en la actualidad, imponente sobre la plaza del Obradoiro, es el resultado de siglos cargados de historia y de gustos cambiantes. En 2011 se conmemoraron los ochos siglos de su consagración. En estos ochocientos años, la belleza de sus formas arquitectónicas, con la inestimable ayuda de la mágica leyenda del apóstol Santiago que envuelven, traspasó todas las fronteras hasta convertirse en el monumento gallego más conocido en el mundo. Meta de millones de peregrinos que desde hace un milenio convirtieron la Ruta Jacobea en el principal símbolo de Europa, la primera visión de la Catedral que tenían los caminantes medievales era el Pórtico de la Gloria, del Maestro Mateo, obra culmen del románico. Hoy oculta por la fachada barroca, sigue siendo uno de los espacios de la Basílica que más impresiona al visitante. Son casi 200 esculturas en granito, cargadas de un halo de misteriosa expresividad y magnetismo. Y las torres, que Gerardo Diego describió como "mellizos lirios de osadía", dotan de majestuosidad al conjunto.