Jueves 17.10.2019 Actualizado 19:31
Google    

El Correo Gallego

Galicia » Lugares » borrar

1

Catedral de Santiago, ejemplo supremo del Románico español

A Coruña // Fin de una de las rutas más famosas de peregrinación en todo el mundo, fue el germen de la capital gallega y de su distinguido patrimonio

30.06.2018 
A- A+

El paso de más de seis millones de personas al año convierten a la Catedral de Santiago en uno de los monumentos más visitados de España y el primero de Galicia. Varias son las razones que explican este atractivo. Una de ellas es su espectacular belleza arquitectónica y artística, que aúna diversos estilos, de tal forma que puede presumir tanto de ser la obra más sobresaliente del arte Románico en España, con el Pórtico de la Gloria como ejemplo supremo, como de lucir una de las fachadas barrocas más bellas del mundo, la del Obra­doiro. Otro motivo de peso es que la Basílica es la meta final de una de las rutas de peregrinación más relevantes del mundo y, desde la Edad Media, el Camino de Santiago ha contribuido a vertebrar Europa. Iniciada la construcción del antiguo templo en el año 1075 para albergar las reliquias del Apóstol Santiago, decapitado en Jerusalén, las obras recibieron un nuevo impulso en época del arzobispo Gelmírez para ser finalmente consagrada la Basílica en el año 1211. De ahí, que al Románico original se sumasen después elementos barrocos, como el altar mayor, e incluso neoclásicos, como la fachada de la Acibechería. Entre los ritos emblemáticos, cabe destacar el vuelo del botafumeiro, inmenso incensario que oscila sobre las naves laterales desde la cúpula central ayudado por ocho tiraboleiros; la visita a la cripta con las reliquias del Santo o el abrazo al Apóstol que mira hacia el altar mayor. La apertura de la Puerta Santa en los años jacobeos -aquellos en los que la festividad de Santiago coincide en domingo- anuncia periodos de gracia espiritual. Diversos museos o la subida a las cubiertas -tejados- completan la oferta turística. En 2011 se cumplieron 800 años de su consagración.