Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 12 julio 2020
16:31
h

Meirama se apaga en el ‘jaque mate’ al carbón en toda España

‘Off’ de otras seis térmicas // As Pontes, única activa en Galicia

Serán los últimos cientos de kilos de carbón, de los millones que en sus más de cuatro décadas de historia quemó la central térmica de Meirama, que transformará en luz su grupo de 580 megavatios (MW) de potencia, equivalentes a algo más de media central nuclear de las que operan en España. Comenzó a operar en 1980 en la parroquia de As Encrobas, en el concello coruñés de Cerceda, y dejará hoy de hacerlo, según recordó la plataforma Galiza, un futuro sen carbón y había ratificado la compañía propietaria, Naturgy, en su última junta de accionistas, celebrada el pasado 26 de mayo.

El negro mineral calentará por última vez la caldera que genera el vapor que hace girar su colosal turbina, que genera la electricidad. Un día triste para sus 112 trabajadores en activo, 77 de personal propio y 35 de subcontratas, ahora pendientes de su futuro. Desmantelarla durará un lustro y costará casi 14 millones de €. Incluida su chimenea de 200 metros de altura.

Sin embargo, colectivos ecologistas como Galiza, un futuro sen carbón o el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) aplaudían este apagado como un avance fundamental en el proceso de transición energética. No se apaga solo la instalación coruñesa, pues mañana tampoco podrán funcionar ya, al no haber realizado las inversiones precisas a las que obligaba la UE, otras seis, las de Compostilla II en León y Andorra en Teruel, propiedad de Endesa; Velilla (Palencia), de Iberdrola; y Narcea (Asturias), La Robla (León) y Puente Nuevo (Córdoba) de Viesgo. El IIDMA lo considera un proceso vital para que España abandone “por fin” uno de los combustibles fósiles que “más ha contaminado” e indica que a las siete centrales citadas se sumará pronto la de Lada (Asturias), también de Iberdrola.

Naturgy está todavía a la espera de autorización de cierre que debe emitir el Ministerio para la Transición Ecológica. Ello no quita que hoy sea su última jornada operativa. La compañía firmó en abril 2020 el acuerdo para la Transición Justa que impulsó el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, suscrito también por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, y los sindicatos, con desarrollos específicos para la comarca gallega.

Más vale tarde... Para la plataforma Galiza, un futuro sen carbón, “a tardanza da Administración e a empresa en recoñecer a súa inviabilidade deixa grandes incertidumes socioeconómicas na súa área de influencia”. Porque recuerdan que Naturgy divulgó ya en enero de 2019 la decisión de no invertir en una nueva reforma de la central de Meirama que redujese su contaminación.

No podía cumplir así con la Directiva de Emisiones Industriales (DEI) que se aplica a partir de mañana. Ésto, junto al encarecimiento del precio de los derechos de emisión de CO2, dinamitaron la competitividad de las térmicas y sellaron su defunción.

El adiós a Meirama supone reducir un 30 % la capacidad gallega de producir luz con carbón, recuerda la plataforma. El 70 % restante, 1.400 MW se encuentran en la central de Endesa en As Pontes.

El gran caballo de batalla ahora para los ecologistas es apagar esta planta, pese a que ven a la compañía “alentada” por Xunta y Gobierno estatal a mantenerla en activo, por ahora efectuando pruebas de co-combustión de carbón y residuos orgánicos a partir de la segunda quincena de julio. Una “falsa alternativa ecolóxica” para este colectivo.

impacto
Decenas de Millones de t. de co2

··· Galiza, un futuro sen carbón indica que desde su conexión a la red eléctrica en 1980, la central de Meirama “emitiu decenas de millóns de toneladas de dióxido de carbono (CO2), o principal gas de efecto invernadoiro, boa parte das cais ficarán na atmósfera durante varias décadas máis, continuando a xerar crise climática”.

··· Entre 2010 y 2019 esta central representó en torno al 8 % de las emisiones totales que generan el cambio climático de Galicia. La plataforma indica que hasta 2018 “foi a segunda instalación industrial galega con maiores emisións de CO2, só por detrás da máis potente central de carbón das Pontes”.

··· Piden afianzar la reducción por el adiós al carbón de Meirama de las emisiones gallegas a la atmósfera con la sustitución por renovables y el ahorro energético, y no por quemar más gas en centrales de ciclo combinado como la de Naturgy en Sabón.

Renovables, con biogás y eólica en cabeza, son el relevo de Naturgy
Ochenta millones para la central de gas ‘verde’ y 2 parques en la zona de aerogeneradores

Santiago. Naturgy se comprometió a participar “activamente” en la Mesa para la Transición Justa de Meirama, que integra a las administraciones locales y autonómica y concretará las iniciativas más adecuadas para mantener la actividad económica y el empleo en la comarca.

También lo hará en el proceso de participación pública para la elaboración del Convenio de Transición Justa de Meirama, en el que junto a Ministerio, Xunta y otros agentes económicos y sociales atraerán nuevas iniciativas que crezcan a la sombra de la antigua térmica.

El plan alternativo para la zona en el que ya se está trabajando y por el que Naturgy quiere “reforzar el compromiso con Galicia” y en especial con Cerceda consta del desarrollo de dos nuevos proyectos eólicos y de un centro tecnológico de gas renovable.

Contempla una iniciativa para atraer empresas y nuevos proyectos industriales al emplazamiento de la central, en la que se trabajará en colaboración con la Xunta.

Naturgy trabaja además en el diseño y configuración de un centro avanzado de gas renovable en la zona, y realiza un estudio de viabilidad para ponerlo en marcha a partir de residuos ganaderos y orgánicos industriales, desde los que genera la pesca a las conservas, el sector lácteo y otros.

En una primera fase, este centro tendría una producción de biometano e inyección a la red de cuatro millones de metros cúbicos anuales, además de la posibilidad futura de ampliación a una planta de mayor escala una vez evaluada su viabilidad.

Los nuevos proyectos eólicos para la zona en los que ya trabajan Naturgy se ubicarán también en el emplazamiento de Meirama y sus proximidades, con una potencia total cercana a los 70 megavatios. Se encuentran en fase de tramitación. Estos parques y la planta de biogás podrían alcanzar una inversión de alrededor de los 80 millones.

Esta cantidad será adicional a la de 800 millones de euros que Naturgy recoge para Galicia en su Plan Estratégico a 2022, que recoge proyectos renovables, el despliegue de redes de gas y electricidad así como la expansión de gasineras –gas para automoción– para asegurar un transporte alternativo a los combustibles más contaminantes. S. R.

30 jun 2020 / 00:01
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.