Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 septiembre 2020
22:31
h

Mejora la situación en los incendios de Ourense

La vista está puesta en las lluvias previstas para la tarde // Nueve incendios forestales siguen sin control en Ourense

La situación en los incendios que desde hace días azotan la provincia de Ourense ha mejorado, con varios de los fuegos que han consumido centenares de hectáreas bajo control. Los alcaldes de la zona miran el parte meteorológico con la esperanza de que las lluvias previstas para la tarde de este miércoles en el sur ourensano ayuden a apagar las llamas y bajen la temperatura del terreno para evitar que las llamas se reaviven.

En uno de los incendios más graves de la provincia -por extensión y lugar, al afectar al Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés-, la situación ha mejorado en las últimas horas, según relata la alcaldesa de Lobios, María del Carmen Yáñez, en conversación con Europa Press.

“En principio, está controlado. Se están haciendo labores de vigilancia en el perímetro para evitar que se reproduzca”, ha apuntado la regidora en la mañana de este miércoles, jornada en la que el viento en la zona ha amainado, lo que ha ayudado a que desde la tarde del martes la situación mejorase “de forma considerable”.

“A ver si nos ayudan las condiciones meteorológicas, aunque esperemos que no sean lluvias torrenciales”, dice María del Carmen Yáñez. Los trabajos se centran en A Corga da Fecha, una zona de orografía escarpada que dificulta las tareas de los equipos de extinción.

RAIRIZ DE VEIGA

En Rairiz de Veiga también aguardan que las precipitaciones previstas para esta tarde terminen por evitar que se reaviven las llamas en la zona del incendio.

Allí, según la alcaldesa de la localidad, Asunción Morgade, los equipos de extinción riegan la zona desde última hora del martes, cuando se dio por extinguido un incendio forestal que vivió “reactivaciones” al encontrarse el terreno caliente.

CHANDREXA DE QUEIXA

“Ya no nos fiamos de las previsiones”, dice el alcalde de Chandrexa de Queixa, Francisco Rodríguez, en relación a las predicciones meteorológicas que apuntaban lluvias en los últimos días que apenas se han dejado notar en la zona.

El incendio declarado el domingo en la parroquia de Queixa y que, según las últimas estimaciones, ha quemado 500 hectáreas “está controlado”, según apunta el regidor, que señala la existencia de “dos puntos con mucho humo” donde se concentran los trabajos de dos helicópteros en un jornada que arrancó “con algo de viento, no muy fuerte” pero que podría incrementarse al mediodía.

A MEZQUITA

En A Mezquita, donde un incendio en la parroquia de Cádavos procedente de Zamora ha arrasado 450 hectáreas, el fuego está “bajo control” aunque Medio Rural en el último parte ofrecido a los medios a primera hora de este miércoles lo mantiene como activo.

En declaraciones a Europa Press, el regidor del municipio ‘arraiano’, Rafael Pérez, ha lamentado la falta de información continua sobre el estado del incendio por parte del departamento que encabeza José González, de quien, no obstante, recibió una llamada telefónica el pasado martes para emplazarse a celebrar una reunión.

“Estamos enterándonos de rebote de la situación del incendio. No hay comunicación directa”, ha señalado el regidor, que también confía en que las precipitaciones previstas para la tarde de este miércoles ayuden la extinción de las llamas.

Rafael Pérez ha criticado la ausencia de “infraestructuras” para luchar contra los incendios forestales pese a ser A Mezquita un municipio “que arde todos los años, cada año más”. “Si lo que buscan es extinción y no prevención, que por lo menos inviertan en lo primero”, ha señalado.

Nueve incendios forestales siguen sin control en Ourense

Nueve incendios forestales continúan activos y sin control en la provincia de Ourense, aunque la Consellería do Medio Rural destaca en su último comunicado que estos fuegos, entre los que se incluyen algunos que rebasan el millar de hectáreas calcinadas, evolucionan de forma “favorable”.

Es el caso de los incendios que desde el pasado fin de semana han arrasado miles de hectáreas en Vilariño de Conso, Cualedro y Lobios, este último con afectación en el Parque Natural da Baixa Limia-Serra do Xurés. En estos tres municipios, el fuego ha devorado casi 5.500 hectáreas.

En total, según las últimas estimaciones ofrecidas por la Administración autonómica, los 16 incendios pendientes de extinguir en la provincia de Ourense han quemado ya más de 9.000 hectáreas.

De ellos, nueve siguen sin control, aunque su evolución es “favorable”. Los más grandes se ubican en la parroqua de Sabuguido de Vilariño de Conso (2.000 hectáreas desde la madrugada del domingo), en Río Caldo de Lobios (otras 2.000 hectáreas desde la tarde del sábado) y en los dos fuegos que siguen activos en Cualedro (ambos en la parrouqia de Montes con 1.300 y 80 hectáreas afectadas, respectivamente).

También siguen activos los incendios de Chandrexa de Queixa (500 hectáreas), Manzaneda (hay dos, uno declarado el lunes en Cernado con 450 hectáreas afectadas y otro en Paradela de 400 hectáreas), A Mezquita (450 hectáreas en Cadavós), Rairiz de Veiga (de 300 hectáreas en Sabariz) y, por último, en Montederramo (30 hectáreas en Gabín).

INCENDIOS ESTABILIZADOS Y CONTROLADOS

Por su parte, otros tres fuegos forestales están estabilizados: uno en Vilar de Barrio con 700 hectáreas quemadas en la parroquia de Rebordechau, otro en Vilardevós con 350 hectáreas afectadas en Vilar de Cervo y, por último, uno en Muíños, donde las llamas han consumido once hectáreas en la parroquia de Requiás, dentro del Parque Natural da Baixa Limia-Serra do Xurés.

Bajo control se encuentran los incendios de A Gudiña (declarado el martes en Pentes con 150 hectáreas de superficie afectada), de Laza (60 hectáreas en Camba), Ribas de Sil (60 hectáreas en Peites) y A Pobra de Trives (50 hectáreas en Pena Petada).
SANTIAGO DE COMPOSTELA. E.P.

Rueda muestra su preocupación por los incendios y dice que “un altísimo porcentaje” son “provocados”

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, ha expresado su preocupación por la situación que se vive en Galicia a causa de los incendios forestales y ha asegurado que un “altísimo porcentaje” de los fuegos son “provocados”.

Así lo ha explicado en alusión a la situación que vive, sobre todo, la provincia de Ourense, donde 16 incendios forestales han calcinado más de 9.000 hectáreas de terreno en los últimos días.

“Por desgracia, se repite todos los años. Vemos incendios cuando se anuncia que va a empezar el mal tiempo, parece que los incendiarios intentan aprovechar esos días en que se anuncia que va a llover; focos que empiezan de noche, incendios que son siempre en zonas agrestes cuando no pueden utilizarse medios aéreos...”, ha desgranado.

El deber de la Administración, ha dicho Rueda, es “intentar apagarlos” cuando se producen, “con los medios muy importantes que tiene la Xunta de Galicia” y “con la colaboración de otras administraciones, como la UME.

Del mismo modo, el vicepresidente ha lanzado un mensaje “para avisar a los incendiarios” de que se hará “todo lo posible para que quien queme el monte tenga su castigo” tanto a nivel monetario como penal.

16 sep 2020 / 13:58
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.