Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 22 septiembre 2021
02:21
h

No coinciden los tiempos de populares y socialistas para actualizar el Estatuto

Caballero prevé iniciar los trámites para su reforma este año y Puy ve “muy complicado” lograr unas mínimas bases para el acuerdo

Tras el frustrado intento de reforma del Estatuto de Autonomía que el socialista Emilio Pérez Touriño abanderó cuando era presidente de la Xunta durante el gobierno del bipartito (2005-2009), Galicia vuelve a retomar el debate aunque con puntos de vista muy diferentes por parte de PPdeG y PSdeG.

El secretario xeral de la formación del puño y la rosa, Gonzalo Caballero, aprovechó la celebración del Día de Galicia con la tradicional ofrenda floral a Castelao en Rianxo para volver a erigir a su grupo en referencia de cara a construir un nuevo Estatuto y este lunes en rueda de prensa trasladó que la intención es iniciar los trámites para la reforma antes de que termine el año 2021.

Unos tiempos que no casan con los de los populares gallegos, que ven por ahora “muy complicado” lograr el establecimiento de unas mínimas bases para que haya un acuerdo entre los grupos parlamentarios, tal y como explicó a preguntas de los periodistas el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy.

Esta es, en todo caso, una “reflexión personal a bote pronto”, según puntualizó, ya que el PP gallego no tuvo ocasión de debatir este asunto ni a nivel de grupo, ni de partido, ni de gobierno. Con todo, el portavoz popular en la Cámara apeló a los discursos políticos de este fin de semana para censurar que la principal fuerza de la oposición “está abogando por la autodeterminación” y “hace explícito que su socio es aquel que generó un problema jurídico e incluso condenas por vulnerar la Constitución en Cataluña”, en referencia a la participación de Oriol Junqueras en un acto con el BNG.

Difícil salida con el BNG pidiendo la autodeterminación. Lo primero que se le ocurrió a Puy es preguntarse para qué se pretende hacer la reforma del Estatuto, antes de reivindicar “actos institucionales en los que se defiende el estado autonómico y avanzar en la cooperación”. Mientras el principal partido de la oposición, el Bloque, “reivindica el derecho de autodeterminación” y “recupera el discurso de que Galicia es una colonia”, cree “complicado buscar una salida” a través de la cual ser capaces de ponerse de acuerdo.

Puy aseguró que el anterior intento de reformar el estatuto “fracasó” y ello “tuvo bastante que ver” con “discrepancias internas” en el BNG. De este modo, no entiende “cuáles son las prioridades para el Partido Socialista”, si bien el PP “atenderá las solicitudes que se hagan”. En todo caso se mostró enormemente escéptico sobre la posibilidad de que las tres fuerzas lleguen a un consenso.

Adaptar el texto a la Galicia del siglo XXI. Más optimista se reveló Gonzalo Caballero, quien trasladó que la intención de su partido es iniciar los trámites para la reforma del Estatuto de autonomía antes de que termine 2021, en su idea de que una vez superada la pandemia es necesario emprender una “actualización” de esta norma básica de la autonomía gallega para adaptar su contenido a la realidad de Galicia en el siglo XXI.

De este modo, se mostró dispuesto a presentar en el próximo período de sesiones del Parlamento una carta de la ciudadanía que deberá servir como base de la próxima reforma estatutaria.

“El Estatuto de autonomía hace cuarenta años estableció los mejores fundamentos para cuarenta años de autogobierno y autonomía”, declaró Caballero, que defendió la necesidad de renovarlo para incorporar cuestiones recientes como la integración de Galicia en Europa, la lucha por la igualdad de género, la gestión de las nuevas tecnologías o el acceso equitativo a todos los servicios públicos.

Asimismo, criticó las posiciones de un PPdeG que “no asumió ninguna nueva competencia en doce años de gobierno” de la Xunta y de un BNG que opta por una “vía Junqueras” que no trae nada positivo para Galicia".

“Nuestra posición es trabajar en Galicia desde una posición coherente y responsable de acuerdo al Estatuto”, concluyó.

La Cámara gallega, la que más tiempo emplea en debates
Una media de 2 horas y 35 minutos diarios contando fines de semana y festivos

Santiago. El PPdeG, según defendió su portavoz parlamentario, emplea de forma “elegante” y “generosa” la mayoría absoluta de la que dispone en la Cámara do Hórreo, puesto que da cabida a propuestas que formulan los grupos de la oposición.

Pedro Puy hizo balance de lo que dio de sí la XI Legislatura gallega hasta el momento, un período de casi un año en el que la Cámara se reunió durante más de trescientas horas en Pleno y más de seiscientas en comisiones.

Esto hizo, según el PP, que el Legislativo gallego haya sido el que más tiempo empleó en debates de todos los parlamentos autonómicos, con una media de dos horas y 35 minutos diarios contando fines de semana y festivos.

En este tiempo, se aprobaron quince textos legislativos y 62 proposiciones no de ley en Pleno; mientras que en comisión fueron hasta 182 las proposiciones no de ley aprobadas. “La Cámara está muy en activo y está cumpliendo su función de control al Gobierno y de impulso”, sostuvo Puy, que contó 451 iniciativas en este sentido de los grupos.

Tres cuartas partes de los puntos de las órdenes del día se trataban de propuestas de la oposición, una cifra que demuestra "una muy buena situación" en términos democráticos, dijo. Los datos, afirmó, “también reflejan que la mayoría es dialogante” por aceptar “muchas iniciativas de la oposición”, a pesar de que BNG y PSdeG no aprovechan esta faceta e intentan "disimularlo" mientras que estos dos grupos se niegan a votar a favor alguna de las propuestas del PP. efe

27 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito