Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 11 agosto 2022
15:27
h

No dan tregua los precios y este mes se prevé una inflación cercana al 6 %

El IGE vaticina repuntes interanuales del 5,7 % también en noviembre, con un cierre de año en el 5,3 % // Las empresas alimentarias de la comunidad, en alerta

Si hay un organismo que suele clavar sus pronósticos, ese es el Instituto Galego de Estatística (IGE). Es el que más acerca sus cálculos a la realidad en cuestiones como la evolución económica general, el PIB, el empleo y también el IPC. Para septiembre vaticinó que la inflación subiría el 4,6 %, y ese fue el dato oficial; para el actual mes de octubre no auguran que los precios den tregua alguna, más bien al contrario: elevan el IPC interanual hasta una tasa del 5,7%, 1,1 puntos superior a la del mes anterior, que se mantendría en noviembre, cerrando diciembre en el 5,3.

Los productos energéticos, con la luz y los carburantes a la cabeza, están siendo por el momento los grandes protagonistas de la subida, y no parecen tener freno. La electricidad, anclada por encima de los 200 euros el megavatio hora en el mercado mayorista, y un diésel y un gasóleo que han visto crecer su coste por litro en algo menos de diez céntimos de euros en los últimos treinta días así nos lo atestiguan. Gasóleo que supera ya en algunas estaciones de servicio los 1,50 euros/litro y casi 1,64 para la gasolina.

De hecho, si el IGE detallaba un encarecimiento de la energía superior al treinta por ciento en septiembre, para este octubre le atribuye a este tipo de productos una subida anual del 40,7 %, 39,5 % en noviembre y 34,4 % durante el último mes del presente ejercicio.

El contagio de estos niveles de precios está más que asegurado si se mantiene este escenario. Acudimos al Clúster Alimentario de Galicia (Clusaga), donde su timonel o manager, Roberto Alonso Ferro, nos confirma que “hay empresas que, dependiendo del área en la que operan, están en una situación más o menos compleja”. En general, alega, “el mensaje es que hay una preocupación del sector de la alimentación por la confluencia de una serie de factores, todos ellos negativos”.

Los enumera. El primero, “la subida de la energía, el aumento de costes de las materias primas esenciales, como son los cereales, y el encarecimiento de los materiales auxiliares como son el packaging de los distintos tipos”. Alonso Ferro apunta también al “incremento de precios del transporte marítimo, de los fletes y la logística. Se suma todo”, sostiene.

Por eso para Clusaga “la situación actual es de preocupación y de expectativa, por si va a permanecer en el tiempo o será coyuntural”, indica el ejecutivo de Clusaga. Se está ante “una situación global que afecta no solo a Galicia o España, se da en todas las cadenas de producción y logística de todos los países, y es muy compleja”.

¿La esperanza? “Hay expertos que dicen que a principios del año que viene se irá normalizando la situación”, apunta. Mientras, “hay empresas que están asumiendo el impacto, en la medida de lo posible, intentando no repercutirlo en el precio del producto final”. Sin embargo, no esconde que “si la situación se pusiese un poco más compleja o permanece en el tiempo sería mucho más grave para el sector y a nivel social”, pues implicaría “el aumento general de precios de consumo”.

Impacto en las economías familiares por luz, gas y carburante de 900 €
La OCU insta a triplicar el millón de familias que se benefician del bono social eléctrico

Santiago. La escalada del precio de las energías utilizadas en la vida cotidiana tendrá un fuerte impacto en las economías de las familias, advierte la OCU, que estima que va a suponer un sobrecoste de 854 euros anuales que, además, se trasladará al precio de muchos bienes y servicios.

La organización de consumidores aprecia que se nota desde primeros de octubre en los precios medios históricos de los carburantes: 1,47 y 1,34 euros por litro de media en el caso de la gasolina y el diésel, respectivamente. Estiman que si la subida se mantiene supondrá un sobrecoste anual de 404 euros al año en gasolina y de 301 euros al año en gasóleo para un conductor que recorre 20.000 km/año.

Otro gran castigo es el precio récord de la electricidad. Aun con los recientes cambios normativos para reducir su impacto final en la factura, el sobrecoste de la luz en la factura anual con precio regulado sube ya de 261 euros para un hogar medio con una potencia contratada de 4,6 KW y un consumo de 3.500 KWh anuales. Éste habrá pasado de pagar de 675 euros en 2020 a unos más que probables 936 euros si los precios actuales se mantienen.

El vía crucis sigue por el gas natural, otra fuente energética que cotiza más cara que nunca. La OCU estima un sobrecoste anual de 189 euros para un hogar medio que consume 9.000 kWh al año, al pasar su factura de 586 a 775 euros. Alza a la que se suma una bombona de butano que se incrementó un 33 % en los últimos 12 meses.

OCU advierte, como este periódico, de la doble factura que estas subidas traen para el consumidor, que además de abonar esos 854 € extra de media sufrirá por el encarecimiento inducido por el sobrecoste energético en otros bienes y servicios, tal y como refleja ya el IPC de septiembre.

Comienza a notarse en algunos productos básicos como la carne, la leche y los huevos, con subidas superiores a la inflación general.

Insta la OCU a velar en esta situación por las economías familiares con menos recursos, ya que dedican un mayor porcentaje de su renta al pago de los servicios básicos. Por ello demandan aumentar los 1.137.000 hogares que en España disfrutan del Bono Social Eléctrico, pues se estima que lo necesitarían el triple.

análisis
Comer hay que comer
Image

Comer hay que comer. Por eso el alimentario “se caracteriza respecto a otros sectores industriales en que no tiene grandes picos de crecimiento, pero también las caídas sostienen el empleo. Porque sigue siendo fundamental”. El responsable de Clusaga recuerda que ya pasó en la anterior gran recesión y ahora en la crisis covid. Ahora la situación, si cabe, es igual o más compleja. “Nosotros como clúster seguimos trabajando con las empresas en una estrategia para dar respuesta a situaciones extremas, favoreciendo su resiliencia mejorando su eficiencia, reduciendo costes y optimizando sus producciones con modelos más circulares” que aprovechen subproductos y reduzcan sus dependencias.

24 oct 2021 / 00:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.