Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 06 mayo 2021
02:00
h

‘OK’ sindical en Stellantis Vigo al ERTE: claves para regular a 3.800 operarios

Los firmantes son SIT, UGT y CCOO // La regulación temporal de empleo se podrá realizar durante 60 días y responde a la falta de chips

La planta de Stellantis en Vigo (antes PSA) aprobó, con el apoyo de los sindicatos SIT-FSI, UGT y CC.OO., el 82 % de la representación social –CIG lo consultará en asamblea tras esta Semana Santa y la CUT se opone– el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) por causas organizativas y de producción por el “problema coyuntural” de la falta de piezas que afecta a la automoción. No hay bastantes microchips.

Tal y como han informado fuentes conocedoras de la negociación a Europa Press, las jornadas de ERTE se podrán establecer entre el próximo lunes, 5 de abril, y hasta el final de diciembre. En total, podrán aplicarse a un máximo de 60 días laborales para cada trabajador con contrato a tiempo completo.

Las jornadas de ERTE se complementarán hasta el 80 % del salario bruto (salario según convenio y complemento individual), sin que se vean impactados por los días de suspensión los derechos de vacaciones ni el tiempo trabajado a los efectos de cálculo de la retribución variable.

Además, podrán aplicarse las jornadas de ERTE "a quienes, estando dentro del ámbito de aplicación del mecanismo de bolsa de horas, queden impactados por alguna jornada no laborable, una vez agotado el saldo negativo máximo de dicho instrumento a título individual".

El expediente se justifica "en los efectos de la pandemia del coronavirus, la inestabilidad de los mercados y las dificultades de aprovisionamiento de piezas" por parte de los proveedores de la factoría viguesa.

Medidas de acompañamiento

La dirección de la empresa y los sindicatos también han pactado medidas de acompañamiento a las que podrá acogerse toda la plantilla. Así, como medida social complementaria se ha acordado "la posibilidad de consumir en primer lugar los días de adecuación de jornada y un día de permiso colectivo antes de la aplicación de jornadas de ERTE".

Asimismo, el acuerdo recoge una de las últimas propuestas de los sindicatos, de forma que se establece durante el mes de marzo una garantía de 80 horas mensuales para los contratos indefinidos a tiempo parcial en turnos variables y los contratos de duración determinada, en atención a las jornadas de parada de actividad que ha habido en este mes.

También se garantizará una remuneración mínima mensual de 80 horas de actividad –con la posterior compensación de las horas abonadas y no prestadas– a los contratos temporales; y a los contratos a tiempo parcial se les aplicarán "los mecanismos establecidos de garantía y alisado de remuneración aplicables en todos los turnos de trabajo".

Además, por cada 20 días de ERTE aplicados a cada trabajador, se generará una jornada de formación voluntaria presencial, retribuida con la totalidad del salario. No estarán incluidas en el expediente las personas en situación de incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo en el embarazo, lactancia o quienes estén percibiendo la prestación por cuidado de menor con enfermedad grave.

Asamblea de la CIG

Por su parte, la CIG ha remarcado que su apoyo o rechazo a este ERTE dependerá de la decisión de los afiliados, dado que se trata de un sindicato asambleario, por lo que hasta la próxima semana no manifestará su posicionamiento definitivo.

En declaraciones a Europa Press, Manuel Domínguez, de la CIG, ha indicado que han trasladado la propuesta de la empresa a la afiliación, si bien para los representantes del sindicato nacionalista en Stellantis este ERTE "no cubre las expectativas".

Entre otras cuestiones, ha criticado que "la decisión sobre las paradas del mes de marzo son mínimas", ya que "no cubren las pérdidas que va a suponer para los trabajadores", y además entiende que la propuesta sobre la formación no es suficiente. "Los trabajadores arrancamos el proceso negociador perdiendo dinero", denuncian.

Oposición de la CUT

La CUT ha considerado este ERTE como un "cajón de sastre" en el que "todo cabe", ya que, bajo su punto de vista, representa un mecanismo que le permite a la empresa "parar y mandar –a los trabajadores– para casa cuando considere y por los motivos que considere".

"Acabamos de darle un cheque en blanco a la dirección para que a partir de ahora pueda disponer de nuestro tiempo 24 horas al día desde el 5 de abril hasta el 31 de diciembre", criticó el sindicato, que ha lamentado que se haya pactado un 80 % del salario "cuando ya –tenían– el 100 %".

A mayores, ha lamentado que "todas las personas con contrato a tiempo parcial verán afectadas sus pagas extra, sus vacaciones, la paga de beneficios del año próximo". "La clase trabajadora, como siempre, perdemos, y discriminamos a las personas más vulnerables una vez más", concluyen.

31 mar 2021 / 16:53
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.