Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 26 noviembre 2021
04:04
h

Piden que los cuatro detenidos por el crimen de Samuel sean juzgados por asesinato

Las defensas rechazan la demanda de Fiscalía y acusaciones // Al que robó el móvil se le acusa también de apropiación indebida // El abogado de Ibrahima reclama que se deduzca testimonio a los jóvenes por las agresiones al inmigrante

La Fiscalía y las acusaciones personadas en el caso por la muerte del joven Samuel Luiz piden que se juzgue por asesinato a los cuatro detenidos por el crimen mayores de edad, Alejandro Freire García, Kaio Amaral Silva Costa y Diego Montaña Marzoa –en la prisión coruñesa de Teixeiro–, así como a la joven en libertad provisional, de nombre Katia.

Así se lo comunicaron en la mañana de este jueves a la jueza de A Coruña encargada de la causa, al ser requeridas por esta.

Además, a Kaio, que fue presuntamente el que robó el teléfono móvil de Samuel en la pelea, también solicitan las acusaciones –la de la familia del joven muerto, la acusación popular y la que representa a Ibrahima, el senegalés que ayudó a Samuel– que sea encausado por un delito de apropiación indebida; en el caso de la Fiscalía, robo con violencia.

Como era de esperar las defensas de los acusados se oponen a que el delito sea reconocido como asesinato, y, en todo caso, piden que se les juzgue por homicidio involuntario, aunque en el caso de Kaio solicitan el sobreseimiento de la causa.

Según ha podido saber este periódico, la defensa de la joven Katia (representada por el despacho compostelano del abogado Luciano Prado), la acusación de asesinato le parece una auténtica barbaridad, más aún cuando la propia Policía reconoce que no existen indicios contra ella. De hecho, tal y como publica este diario este jueves, Pedro Aguado, comisario jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de A Coruña, asegura que Katia “golpea, empuja, separa y no permite que la acompañante de Samuel lo defienda e intente protegerle. Tenemos esa conducta, pero no tenemos acreditado que ella participe en la agresión”.

En cuanto a la defensa de Ibrahima Diack –el senegalés que cubrió con su cuerpo el de Samuel en un intento de protegerlo y que también fue golpeado con fuerza por los ahora detenidos– el abogado Pablo Romero solicitó a la jueza que deduzca testimonio de los jóvenes por su agresión y poder acusarlos de un delito de lesiones contra él. A la salida del juzgado, indicó que “de momento no ha habido avance” y que “dentro de unos días” conocerán la decisión de la jueza sobre el “procedimiento” por el cual se va llevar a cabo la instrucción.

Tras las demandas de la Fiscalía y acusaciones, así como de las alegaciones de las defensas de los acusados, es la jueza la que tiene que decidir e informar de si, finalmente, les juzgará un jurado popular por homicidio o asesinato.

A este respecto la Fiscalía aclaró a este diario que en relación a las lesiones sufridas por Ibrahima, se solicitó que se juzguen dichos hechos en un procedimiento independiente al margen del tribunal del jurado.

Finalmente, la vista celebrada en el Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña se extendió aproximadamente una hora y cuarto y acabó sin novedades. Un grupo de amigos de Samuel Luiz lanzaron gritos de “asesino” a los tres varones encarcelados por el crimen cuando salían del juzgado, al tiempo que dos mujeres jóvenes llamaron “inocente” a uno de ellos, informa Efe. “¡Sabemos que eres inocente Kaio, vas a salir de ahí!”, le gritaron las dos jóvenes que se acercaron hasta la zona donde se encontraba el autobús de la Guardia Civil que los trasladaba a la prisión.

Los tres encarcelados salieron del edificio pasadas las 11.35 horas y solo uno de ellos, el que recibió el apoyo de estas chicas, llevaba la cara descubierta, llegando incluso a levantar la cabeza para saludar a los medios de comunicación.

LLEGADA A LOS JUZGADOS Los tres jóvenes mayores de edad en prisión provisional por su supuesta relación con el crimen de Samuel Luiz llegaron a los juzgados de A Coruña en torno a las 9,05 horas de este jueves para ser informados del delito que se les imputa. Los acusados acudieron a los juzgados en un autobús de la Guardia Civil, que los transportó desde la cárcel coruñesa de Teixeiro, en la que se encuentran en prisión provisional tras su arresto. Dos de los encarcelados fueron con la cara cubierta, mientras que uno de ellos lo hacía con el rostro descubierto, informa Europa Press.

Los acusados fueron citados a las 10,00 horas, así como las partes personadas en el caso, para asistir a una comparecencia en la que se les concretará la imputación tras ser detenidos por la paliza mortal, homicidio o asesinato, tal y como requiere el artículo 25 de la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado.

Unos minutos después, llegaba la cuarta adulta detenida por los mismos hechos, una chica que se encontraba en libertad, aunque con la obligación de comparecencias ante el juzgado. La joven llegó a pie acompañada de su abogado con la cara descubierta y gafas de sol, ante una gran expectación.

A las puertas del juzgado se encontraban amigos de Samuel que la increparon con gritos de “asesina”.

Junto a ellos fueron detenidos otros dos varones, pero al no haber cumplido los 18 años están ingresados en un centro de menores.

05 ago 2021 / 10:14
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.