Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 26 noviembre 2021
04:04
h

Pino de Galicia, marca que pondrá en valor el biomaterial del futuro

La Xunta apoya la apuesta de Fundación Arume de replicar el éxito de las DO del vino en la madera

La demanda de madera de calidad está disparada. Las cotizaciones de esta materia prima, también. En concreto la de coníferas ha llegado a más que duplicar sus precios interanuales. ¿A qué se debe este furor? A que el pino, además de protagonizar el himno gallego, es hoy “una de las grandes bases de la bioeconomía”, sustituto idóneo de otros materiales de alta huella de carbono en ámbitos como la construcción, como puede ser el hormigón.

De ahí que el titular de la Fundación Arume, José Carballo, junto al presidente del comité de la marca Pino de Galicia, Venancio Salcines, planteasen en el lanzamiento oficial de esta marca de garantía forestal en el transcurso de la primera edición del Encontro Piñeiros 21, que congregó presencialmente a representantes de un par de cientos de empresas y muchas más conectadas online.

A todas ellas se les presentó una marca a la que se han sumado ya 50 empresas de toda la cadena de la madera, desde los rematantes a aserraderos, almacenistas y diseño, conscientes de que Galicia no puede perderse este tren, esta “enorme oportunidad”, pues los montes gallegos son perfectos para apostar por el biomaterial del futuro. Los objetivos, detalló, pasan por alcanzar el centenar de compañías implicadas antes de que acabe el año, con el fin de que la primera producción de madera amparada se comercialice a comienzos de 2022.

Se busca impulsar la genética de los pinos gallegos y la investigación público-privada en la comunidad. En cuanto a su funcionamiento, Carballo indicó como ejemplo a seguir el de las exitosas denominaciones de origen vitivinícolas gallegas, capaces de conquistar, gracias a sus estructuras organizativas, capacidades productivas e inquebrantable apuesta por la calidad, paladares por todo el mundo.

Solo en la UE, faltan 300 millones de toneladas de madera de conífera, con una escasez creciente ante demandas como las de China o una Rusia que se la reserva. Sólo España importa más de un millón de metros cúbicos de coníferas, según Carballo “más de todo lo que produce Galicia” en madera serrada.

Salcines, más dramático –o realista– indicó que el pino gallego responde al reto de evitar el “proceso de destrucción del planeta”. Citó a la construcción como ejemplo, pues consumo un 40 % de la energía global y construcción genera, dijo, el 35 % de las emisiones, siendo las maderas estructurales la clave para reducir esta contaminación. Porque, dijo, en un lustro ya no se podrán levantar edificios de hormigón como el de la Cidade da Cultura, y habrá que contar, como ya hacen en Finlandia o Noruega, con la madera estandarizada y certificada. “Llegamos tarde, pero más vale que lleguemos”, apuntó Carballo.

A preguntas de los periodistas, el titular de Arume descartó tomar parte en una guerra de especies, entre el eucalipto y el pino que defiende, aunque sí argumentó que la sociedad gallega se mostró a favor de los monocultivos. Huyó de generar miedos e incertidumbres como el que puede suponer el posible cierre de la planta de Ence en Pontevedra, señalando que lo que esta iniciativa persigue que los propietarios tengan la misma rentabilidad con coníferas que con eucaliptos.

A la espera de que se conozca el inventario forestal gallego actualizado, se constata que las coníferas “perdieron mucho terreno en los últimos años”, afectadas por la crisis que llevaron a pasar de unos 500 aserradores a poco más de un centenar. Enfrente, se ha producido un crecimiento exponencial del eucalipto. Ahora el remozado plan forestal de Galicia, que veta nuevas plantaciones de este último, puede suponer una oportunidad para un revalorizado pino.

Apoyo gubernamental

El vicepresidente segundo y conselleiro de Economía, Francisco Conde, y el titular do Medio Rural, José González, avalaron con su presencia y palabras la nueva marca, que pone en valor el monte mientras contribuye a cuidar su riqueza ambiental y biodiversidad. Conde señaló que el Gobierno gallego destina en los presupuestos de 2022 una inversión de 15 millones para el impulso de toda la cadena de valor de la industria forestal, y aseguró sobre el nuevo sello de garantía que certifica su compromiso con el origen y la trazabilidad de la madera; con la sostenibilidad y con la calidad del producto.

El conselleiro do Medio Rural destacó, por su parte, la amplia demanda que existe en Galicia de tierras y que, en relación a los aprovechamientos forestales, se demandaron 1.435 hectáreas geolocalizadas. Asimismo, José González indicó que antes de que acabe el año estarán disponibles los modelos de estatutos para impulsar la figura de agrupaciones forestales de gestión conjunta, contempladas en la ley de recuperación de tierras, con ventajas fiscales para los beneficiarios.

Emisiones cero
Plantaciones de empresas a lo Inditex

··· La Fundación Arume instó a las empresas que busquen reducir o neutralizar sus huellas de carbono que se pongan en contacto con ella. Ya colaboraron con Inditex y CLUN para la recuperación de un millar de hectáreas con el objetivo de compensar emisiones de CO2 . Apeló José Carballo a trabajar para reforestar las 2.000 hectáreas que ardieron el pasado verano en la Ribeira Sacra, en zonas repobladas con madera de calidad. Arume pretende ser la “ventanilla” a la que acudan empresas y marcas gallegas, donde les facilitarán la logística, tramitación y contacto con los propietarios. Quedan por reforestar buena parte de las 50.000 hectáreas calcinadas en la ola de incendios de 2017 y hay mucho terreno baldío.

28 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.