Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 19 junio 2021
13:30
h
ENTREVISTA
Jaime Herrá, director de Lidl en Galicia

“Por primera vez Lidl superó los mil trabajadores en Galicia, pero queremos más”

No nos conformamos con los más de 1.000 millones de euros movilizados en compras en los últimos cuatro años a proveedores gallegos, queremos intensificarlas, darles el protagonismo que merecen estos alimentos dentro y fuera de Galicia”

{Madrid, 46 años} Licenciado en Económicas, quien comanda hoy todo el noroeste de España para Lidl se incorporó a la compañía en 2009, pasando por distintos puestos en ventas y logística, de Madrid a Asturias, Galicia, Valencia e incluso Herne en Alemania. Nos explica el reto que supuso 2020 y los planes de futuro.

Lidl duplicó en cinco años sus empleados en Galicia. ¿Cuál es el secreto de esta apuesta?

Nuestro compromiso cada vez más intenso con Galicia responde a un planteamiento estratégico de la marca en un territorio especial para nosotros por todo lo que representa. Si por primera vez en nuestra historia tenemos más de mil empleados es porque hemos reforzado como nunca nuestra atención a los gallegos. Esto se aprecia en la apertura de nuevas tiendas, la modernización de otras y también de un modo especial en la mayor presencia de producto gallego en nuestros lineales. Desde el otoño de 2020 nuestros clientes pueden hacerse con ‘tenreira galega’, ‘porco celta’ o frutas y verduras como lechugas, manzanas, col, grelos o patata.

¿Y qué planean hacer a futuro en nuestra comunidad?

Al margen de hitos como el del pasado noviembre en la calle Jacinto Benavente de Vigo con la apertura del Lidl más grande de Galicia, destacaría el camino sin retorno en el impulso al producto autóctono. No nos vamos a conformar con los más de 1.000 millones de euros que hemos movilizado en los últimos cuatro años en compras a proveedores gallegos, sino que queremos intensificar todavía más esas adquisiciones para darle al alimento de la comunidad el protagonismo que merece, dentro y fuera de Galicia, con las exportaciones. La prueba más clara de ello es que hemos incrementado un 70 % en los últimos dos años nuestra apuesta por el alimento gallego de calidad, con distintivos DO e IGP; una línea que también seguiremos este 2021, en el que la ‘Castaña de Galicia’ o los ‘Grelos de Galicia’ llegarán a nuestras tiendas. Todo ello, por supuesto, manteniendo el empleo de calidad y estando cada vez más cerca del consumidor.

Recientemente anunciaron que este año harán 115 contrataciones en Galicia... ¿Contratos indefinidos?

Efectivamente, el 90 % de esas contrataciones serán indefinidas, dando continuidad a la vocación de Lidl por la estabilidad de nuestros empleados. En esta línea, cabe recordar que el año pasado incrementamos en un 28 % el volumen de contratos indefinidos firmados en las cuatro provincias y que solo en 2020 incorporamos a más de 160 trabajadores a nuestro equipo en Galicia.

¿Abren algún nuevo centro o refuerzan los 33 que ya tienen?

A la vuelta de verano abriremos en Porto do Molle, Nigrán, la que será nuestra tienda número 34 en nuestra primera incursión en la comarca pontevedresa de O Val Miñor y en la que generaremos una veintena de puestos de trabajo. En la actualidad, las provincias de A Coruña y Pontevedra concentran cuatro de cada cinco de nuestros establecimientos en Galicia, incluyendo los dos de Santiago de Compostela.

¿Dónde les gustaría abrir, para estrenarse o reforzarse?

Lo cierto es que ya tenemos presencia en la mayoría de comarcas de Galicia. Eso no significa, en absoluto, que renunciemos a seguir avanzando en aquellas áreas en las que todavía no hemos llegado (como, por ejemplo, esa de O Val Miñor que mencionábamos antes) ni tampoco que no continuemos mejorando y ampliando nuestras tiendas. Desde nuestra primera apertura en 1998 en O Porriño hemos ido ganando músculo año tras año.

Contratos estables, subidas salariales del 5 %, cobrar un 21 % por encima del SMI... ¿Mando currículo?

Para Lidl las personas son lo más importante y por ello apostamos por ofrecerles un marco laboral con sueldos y derechos sociales competitivos y que además fomente el desarrollo profesional de las cerca de 17.000 personas que actualmente forman parte de la familia Lidl. Recientemente firmamos un nuevo convenio colectivo donde destaca ese incremento salarial de al menos un 5 %, que actualiza el salario mínimo hasta los 8,85 euros/hora, la retribución más elevada de todo el sector. Con esta medida, la empresa consolida el liderazgo que ejerce en este campo desde 2016.

¿Y en cuanto a otras medidas para conciliación?

Somos pioneros en algunos derechos sociales, como el de aplicar a partir del primer día laborable los permisos retribuidos en lugar de hacerlo inmediatamente como hasta ahora; el disponer de hasta un mes para ingresos hospitalarios de un hijo o para la adopción internacional, para el que la ley actual contempla únicamente cuatro días. Paralelamente, también se consolidan condiciones ya adquiridas, como la jornada semanal de cinco días o los complementos por trabajo en domingos y festivos, ambas muy poco habituales en el sector.

¿Contribuyen estas mejoras a que exista un buen clima laboral?

Creemos que los esfuerzos en políticas laborales que estamos realizando son un elemento imprescindible para alcanzar y consolidar ese buen clima. Lidl fue la primera empresa del sector en firmar un convenio colectivo tras la irrupción de la pandemia y en un contexto de tanta incertidumbre socioeconómica como el actual. Las mejoras que mencionábamos nos conducen a haber recibido nuevamente el sello ‘Top Employer’, convirtiéndonos en el único supermercado de toda España que ha logrado este reconocimiento por cuarto año consecutivo. Ahora nos toca trabajar juntos para firmar otro gran acuerdo laboral que será el tercer convenio Lidl y para el que nos hemos dado menos de un año para firmar junto a nuestros representantes de los trabajadores.

¿Y qué tal se llevan con los proveedores autóctonos?

Junto a la confianza de nuestros clientes y al desempeño de nuestros trabajadores, son el ‘alma máter’ de nuestra consolidación en la comunidad. Hemos duplicado el surtido permanente de productos gallegos hasta alcanzar el centenar de referencias en nuestros lineales gracias a su calidad y a la gran valoración del consumidor. Leche UHT y fresca, conservas de pescado, vinos, cerveza o quesos, gran parte de la verdura y frutas... son solo algunos de los ejemplos de los más de 60 proveedores recurrentes en Galicia, a los que les compramos más de 400 referencias, de las que buena parte se destinan a las 600 tiendas del resto de España e incluso al resto de Europa. Para hacerse una idea de lo relevantes que son los proveedores de Galicia para Lidl, basta con recordar que toda la leche fresca y buena parte de la UHT que se vende en España bajo la marca Milbona procede de nuestra comunidad.

¿Cómo es la competencia en el sector de la distribución en Galicia?

No es ningún secreto que en Galicia las cadenas locales tienen mucho peso, algo que modifica las reglas de juego generales del ámbito español, donde Lidl ya ha conseguido situarse entre las tres cadenas con mayor cuota de mercado. Nuestro objetivo es convertirnos en la primera opción de compra del consumidor. Somos conscientes de que nos queda mucho camino por recorrer, pero estamos haciendo importantes esfuerzos en conquistar cada día a más gallegos y en fidelizar a quienes se acercan a nosotros. Y me satisface ver que esta apuesta está funcionando y cada vez son más los gallegos que confían en nuestra marca y nuestros productos.

¿Cómo de duro, pero quizás también gratificante, ha sido ser tan esencial durante esta pandemia?

Creo que nuestros empleados, al igual que los del resto de cadenas de alimentación, han dado una lección ejemplar plantando cara al virus y, lo que es más importante, a la incertidumbre que generaba, especialmente en los momentos iniciales. Pese a ello, han sabido estar en primera línea para satisfacer necesidades básicas como las propias de la alimentación. No puedo más que agradecerles ese esfuerzo y ese compromiso, han sido unos auténticos valientes, al igual que, por supuesto, a nuestros proveedores y al resto de actores de la cadena alimentaria, todos ellos esenciales para que esa rueda no se haya parado.

Por último... la venta ‘online’ de Lidl en Galicia. ¿Cómo va?

Desde 2018 Lidl cuenta con una tienda online propia para la venta de nuestras marcas exclusivas de bazar en España. Desde el primer momento este servicio, complementario al que ya ofrecemos en nuestras tiendas físicas, ha tenido una muy buena aceptación entre los consumidores de nuestro país. En un contexto tan exigente como el de estos últimos meses, nuestra tienda online respondió de forma muy satisfactoria tanto en Galicia como en el resto de España. Este esfuerzo lo han reconocido más de 55.000 usuarios.

en pandemia
Primas por el esfuerzo

¿Gratificó de alguna forma Lidl el importante trabajo que realizó su plantilla por la COVID?

Desde el primer momento quisimos estar del lado de nuestro equipo, por lo que hace un año pusimos en marcha una línea de ayuda financiera por valor de 14 millones de euros a la que podían acogerse todos los trabajadores de tiendas, almacenes y oficinas centrales, a excepción de directivos y mandos intermedios, con una antigüedad superior a seis meses. Los empleados con estos requisitos han podido solicitar el adelanto de una cantidad equivalente a una mensualidad bruta de su nómina y devolverla en 18 meses sin intereses.

Además, los empleados de Lidl recibieron en la nómina de abril de 2020 una prima de 160 euros, importe que, con otros conceptos variables, representaban hasta un aumento medio del salario mensual de unos 250 euros. Ahora por convenio el sueldo les subió un 5 %.

03 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.