Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 29 julio 2021
03:33
h

Publicada la ley que reconoce la universidad privada en Galicia

Entrará en vigor este jueves tras su aprobación en el Parlamento // El Consello de la Xunta tendrá que autorizar el inicio de la actividad

La Universidad Intercontinental de la Empresa, la primera universidad privada en Galicia, sigue superando trámites antes de convertirse en una realidad. El Diario Oficial de Galicia publica este miércoles la ley de reconocimiento del centro impulsado por Afundación, y entrará en vigor este jueves. La semana pasada fue aprobada en el Parlamento, con los votos a favor del PPdeG, y solo falta el visto bueno del Consello de la Xunta para conocer oficialmente el comienzo de su actividad, prevista para el curso 2022/23.

Así, el texto comienza haciendo referencia al artículo 27 de la Constitución, que reconoce “a liberdade de ensino, así como a liberdade das persoas físicas e xurídicas para crearen centros docentes, dentro do respecto aos principios constitucionais”.

Expone que el objetivo de este centro “é constituirse en universidade privada de servizo público”, y remarca que estará “especializada no eido da empresa e de carácter internacional, desenvolvendo unha actividade académica centrada en dúas áreas de coñecemento: ciencias sociais e xurídicas e enxeñaría e arquitectura”.

El DOG indica que la propuesta “conta co informe favorable de pertinencia socioeconómica do órgano competente en materia universitaria para o seu coñecemento como universidade privada, de servizo público e sen ánimo de lucro comprometida co desenvolvemento sustentable da sociedade, da cultura e da economía galegas”.

Sobre uno de los asuntos que más tensión generó entre PPdeG y oposición en el último pleno, el Diario Oficial de Galicia expone que “respecto dos principios de necesidade e eficacia, a lei é de interese xeral, dado que co recoñecemento desta nova universidade se amplía a oferta formativa no eido da educación universitaria galega”.

En cuanto a la necesidad de desembolso, subraya que “non introduce cargas administrativas”, y que está constatada “a ausencia de repercusións ou efectos sobre o gasto público”. Los conservadores gallegos, entre los argumentos que han dado para defender la implantación de este centro, es que no iba a tener ningún efecto negativo en la cantidad de dinero destinado a la financiación de las tres universidades públicas. En concreto, en el artículo 8, detalla que “a execución e desenvolvemento desta lei non terá incidencia de ningún tipo na dotación orzamentaria prevista no Plan Galego de Financiamento Universitario da consellaría competente en materia de universidades e, en todo caso, a Universidad Intercontinental de la Empresa deberá dispor dos medios persoais e materiais precisos para garantir o desempeño adecuado das súas funcións”.

SEDE EN SANTIAGO, CAMPUS EN A CORUÑA Y VIGO. El texto establece que la sede de la Universidad Intercontinental de la Empresa se ubicará en Santiago, pero los campus, en los que se impartirán las titulaciones, estarán en A Coruña y Vigo. Se utilizarán las facultades de Administración de Empresas e Dereito, de Enxeñaría Técnica e Tecnoloxía Empresarial y el Instituto Universitario de Investigación para impartir cuatro grados, otras tantos másteres y dos programas de doctoramiento.

En cuanto al inicio oficial de la actividad de esta universidad, tiene que ser autorizado por el Consello de la Xunta, a propuesta de la Consellería de Educación e Universidade, “unha vez comprobado o cumprimento dos requisitos legais exixidos pola normativa estatal e autonómica vixente”. La fecha inicialmente prevista es el curso 2022/2023, con un año de margen para perfilar todos los detalles de funcionamiento.

El Consello será también el órgano encargado de un hipotético cese de la actividad, que podría darse en caso de “incumprimento dos requisitos legalmente establecidos e dos compromisos adquiridos”. En caso de llegar a esta situación, el centro no podría recibir a nuevos alumnos, pero tendría la obligación de concluir su actividad con los alumnos que en ese momento estuvieran cursando alguna de sus titulaciones.

El DOG también hace referencia a las becas y sistemas de ayuda, a los que tiene que destinar un 15% de los ingresos totales obtenidos cada año.

COLABORACIÓN CON LA XUNTA. El centro “deberá prestar colaboración” con la Xunta “a tarefa de comprobación do cumprimento dos requisitos e compromisos adquiridos pola entidade promotora, que se levará a cabo mediante a actividade de inspección e control”, aportando la documentación que fuese necesaria.

21 jul 2021 / 11:03
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.