Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 05 diciembre 2021
09:14
h

Rajoy desvela en Santiago sus claves para la recuperación económica tras el covid

El expresidente del Gobierno participó con el líder de los populares, Pablo Casado, en el arranque de la Convención Nacional de su formación // Destaca que la crisis que le tocó gestionar fue bastante pero que la actual // Evidencia que una buena política ayuda a la sociedad y evita además “las suertes populistas” que están “lejos de las libertades”

El expresidente del Partido Popular y del Gobierno de España, Mariano Rajoy, afirmó este lunes que de la crisis del covid a la que tuvo que gestionar cuando tomó las riendas del Ejecutivo central en 2011 hay una diferencia “abismal”. “La situación de hoy hace más fácil” recuperarnos que entonces, aseveró durante la Convención Nacional de su formación, que arrancó en Santiago de Compostela contando con el número uno del PP, Pablo Casado, acompañándolo en la sesión inaugural.

El mayor acto de los conservadores, que dio comienzo en la capital gallega y finalizará el próximo 3 de octubre en Valencia, tras pasar antes por las conocidas urbes de Valladolid, Madrid, Cartagena y Córdoba, tuvo como eje protagonista al “Libre Mercado y la Propiedad Privada” en su primera jornada. En ella participaron Rajoy y Casado bajo el título “Progreso y Empleo”.

Durante el coloquio, que empezó a las 10.30 horas, el expresidente del Gobierno de España aprovechó su intervención para dar su visto bueno al evento, una “excelente idea” que busca “actualizar las propuestas del partido” para “dárselas a conocer a la sociedad civil”. Al respecto, indicó que estos son “asuntos que les interesan de verdad” a los ciudadanos.

Tras ello, en el marco de la recuperación económica, Rajoy indicó que la crisis del 2008, cuyas consecuencias vivió en carne propia cuando tomó las riendas del Ejecutivo central en 2011, fue “bastante peor que la que vivimos en este momento”; y dio una serie de consejos, desde su posición como antiguo mandatario del país, para afrontar la misma.

Comentando que las democracias liberales son las que “han tenido éxito por su eficacia económica’’, el político, compostelano de nacimiento, destacó que esta, además de ser buena evidentemente porque “ayuda a la gente”, también evita “suerte populistas” de moda en Europa.

“Alguna experiencia tenemos en España” de eso, aseveró, evidenciando que han surgido partidos “muy lejos de las libertades y el estado de derecho” que se han aprovechado de fenómenos como la emigración o las crisis económicas y que “generan la tentación en algunos de dar su apoyo” ya que “creen que van a arreglar todo en un cuarto de hora”.

Para combatirlos, añadió, es preciso “llevar a cabo una buena política económica y atender las necesidades de la gente”, centrándose en el crecimiento, el empleo y la riqueza para erradicar el multipartidismo que, tal como destacó, solo sirve para crear gobiernos inestables.

En este sentido, ante la imposibilidad de volver al pasado y de cara a la necesaria recuperación económica tras el coronavirus, Rajoy subrayó que lo importante, en primer lugar, es “hacer un buen diagnóstico”. “Toda realidad ignorada prepara su venganza”, dijo, parafraseando a Ortega y Gasset en uno de sus párrafos finales del “Epílogo para ingleses” de su Rebelión de las masas.

Ello lo hizo para referirse al mandato de Zapatero en la anterior legislatura socialista, cuando “se negó la crisis” y “no se tomaron medidas”. “Aquí lo pasamos muy mal durante unos cuantos años”, recordó, añadiendo que por ello no conviene ahora “minorizar las consecuencias económicas de la pandemia”. “Si tú sabes dónde estás podrás tomar medidas para mejorar esa situación”, asestó.

La realidad de hoy, indicó, es que España está a 8,4 puntos porcentuales de restablecer el nivel de Producto Interior Bruto (PIB) previo al impacto del covid-19, mientras que Alemania y Francia están “a poco menos de 3” y EEUU ya está en el nivel previo, resaltó entre otros ejemplos. Así, esos ocho puntos son “mucho” y más “viendo donde están los demás”.

DIFERENCIAS ENTRE CRISIS. Respecto a esta crisis y la que afrontó al comienzo de su primera legislatura, Rajoy destacó que la primera fue una de “desequilibrios de la economía” a causa del “exceso de crédito, endeudamiento o la actuación manifiestamente mejorable de los reguladores”, entre otros factores. En la misma había que llevar a cabo políticas restrictivas.

Lo contrario, a sus ojos, pasa con la de la pandemia, producida al “parar la economía para salvar la salud”, y cuya recuperación se está enfocando ahora de forma expansiva. “Se ha suprimido el pacto de estabilidad”, apuntó en este sentido, resaltando que a ello se suman los fondos europeos y que el Banco Central Europeo (BCE) compra deuda de los estados y por tanto no hay problemas de primas de riesgo y similares. Circunstancias que no se daban cuando él llegó al poder.

Por tanto, la diferencia “es abismal”, aseveró, señalando que “la situación de hoy hace más fácil la salida de la crisis que la que vivimos entonces”. Sobre cómo afrontar este camino hacia la mejora económica, constató que la idea del Partido Popular de crear un organismo técnico independiente para que decidiese qué hacer sobre el destino de la partida que recibimos de Bruselas era, sin lugar a dudas, una buena idea.

“Es bueno hacer un buen diagnóstico y es bueno tener claro qué es lo que nos debe preocupar hoy”, prosiguió Rajoy, remarcando que después de ello “hay que fijar objetivos” y el principal debe ser “el empleo”, algo que puso como prioridad, por encima del envejecimiento poblacional, o el cambio climático y la necesaria sostenibilidad entre otras problemáticas.

De cara a hacer una buena política en esta línea, también afirmó que es preciso “olvidarse de los eslóganes, del dogmatismo, de la demagogia y del sectarismo”. “Con eso no se sale de la crisis”, puntualizó, recordando que cuando fue presidente tuvo que nacionalizar la banca y aumentar unos impuestos que, conforme matizó, al final del mandato eran menores que cuando llegaron.

“No había otra”, dijo. “No estábamos allí para hacer ideología, estábamos allí para resolver una crisis económica”, añadió. Posteriormente, comentó que veía bien ayudas como las del ICO o los ERTES para afrontar las penurias de la pandemia si bien hicieron falta más ayudas directas a las empresas: unos apoyos que sin duda habrían sido “muy útiles”.

Asimismo, evidenciando que “hay que gobernar de cara al futuro”, destacó que la receta actual del Gobierno central de “más gasto estructural, más impuesto y menos regulación” supone un freno para la recuperación. A su parecer, lo que se debería hacer es empezar a trabajar en la reducción del déficit público y seguir con un plan de reformas que actualmente es de “contrarreformas”.

CASADO DESTACA EL PAPEL DE MARIANO Y LO COMPARA CON LA ACTUAL GESTIÓN. La intervención de Mariano Rajoy fue después que la protagonizada por el presidente del Partido Popular y aspirante a la presidencia del Gobierno central, Pablo Casado, quien abrió la primera sesión de la Convención Nacional aplaudiendo la labor de su compañero de partido y comparó su papel resolutivo con la actual gestión del Ejecutivo socialista.

Con ello, evidenció que Rajoy desarrolló “en un tiempo récord” un programa “reformista” que impulsó la maltrecha economía en la que “nos había dejado la izquierda”, algo que contrasta con lo que se está haciendo actualmente. “Seremos el país de la UE que más tarde en recuperarse”, indicó Casado, destacando que ha sido también el que “más destrucción de empleo” ha dejado en lo que le recuerda “un deja vu” que entrelaza en su memoria a Sánchez y Zapatero.

27 sep 2021 / 12:28
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.