Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 05 diciembre 2022
23:59
h

Reabren sus puertas las guarderías públicas

Son 7.649 niños entre 0 y 3 años matriculados en las 173 escuelas infantiles públicas de Galicia

Como estaba previsto, a las siete y media de la mañana de este viernes, 4 de septiembre, padres y madres de toda Galicia comenzaron a llegar a las puertas de las 173 escuelas infantiles públicas gallegas para que sus hijos, muchos de ellos primerizos, comenzasen el más incierto curso escolar que se recuerda. Algunos traían a sus bebés en brazos, otros a bordo de carritos que, tras dejar a los niños, se llevaban de vuelta a casa, tal y como establece el protocolo de 30 páginas elaborado por la Xunta.

“Claro que me lo he leído entero”, comentó Patricia Salgado a las puertas de la Escuela Infantil San Paio, ubicada en el céntrico edificio vigués conocido como la Gota de Leche, después de dejar por primera vez a su bebé.

Patricia, al igual que los padres que el pasado martes comenzaron a llevar a sus hijos a las escuelas infantiles privadas, vive con incertidumbre el inicio de curso. “Esto es algo con lo que hay que convivir. Necesitamos que se normalice esta situación. Es importante que los niños no desarrollen ningún trauma. Que jueguen y se interrelacionen con normalidad porque si no es así pueden desarrollar traumas que se manifiesten con los años”, asegura.

Para conseguir eso, la Xunta y las propias escuelas elaboraron un extenso listado de normas orientadas a negar el acceso del virus a las instalaciones. Lavado de manos al menos cinco veces al día, distancia social, uso de mascarillas y pantallas, calcetines limpios y antideslizantes al acceder a las escuelas, veto de acceso a los padres a las instalaciones, juguetes continuamente desinfectados, lápices de uso individual y registro de la temperatura corporal son sólo algunas de las medidas.

“Pero yo creo que es necesario que se vayan estableciendo rutinas. Con cautela, porque lo primero es la salud, claro, pero hay que empezar con el curso ya”, opina por su parte Iria Leis, que dejó a su bebé antes de irse a trabajar.

Iria asegura que no tiene queja porque puede teletrabajar, aunque no su pareja, y señala que “el principal problema es la conciliación”, por lo que reclama medidas a las empresas, pero, entretanto, entiende que la apertura de las escuelas es esencial.

Coinciden con ella Lía Novoa y Juan Pedrosa, una pareja con un bebé de cuatro meses: “Que vengan al colegio es bueno para ellos. ¿Miedo? Es nuestra decisión y la asumimos, pero lo que más nos preocupa de todo es que pase algo y tengan que cerrar las escuelas, eso supondría reorganizar toda nuestra vida, que ya nos ha costado organizar”, señalan.

En total, son 7.649 niños entre 0 y 3 años los llamados a iniciar el curso este viernes en toda Galicia, una cantidad de matriculados inferior a la de años anteriores pero que el Gobierno autonómico entiende aumentará en las próximas semanas, cuando vayan corriendo las listas.

05 sep 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito