Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 17 mayo 2022
14:04
h

Rueda sube al puente de mando para resguardar a Galicia de la “ruptura”

Promete hacerse cargo de las lógicas preocupaciones de los gallegos de hoy y de las inciertas perspectivas de los de mañana // Se define como hijo de Galicia y ve la suya como una etapa más

“Estoy muy orgulloso de la responsabilidad que Galicia me ha otorgado y daré todo de mí para que Galicia esté orgullosa de su presidente, de este presidente”. Con estas palabras comenzó este sábado su andadura el pontevedrés Alfonso Rueda Valenzuela (1968) como sexto presidente de la Xunta, asumiendo, tras haber jurado el cargo con la mano puesta sobre el Estatuto de Autonomía, plenas funciones como jefe del Ejecutivo gallego.

En un acto que comenzó alrededor de las 12.00 horas del mediodía, y en el que estuvieron presentes algo más de medio millar de invitados, entre los que se encontraban altos cargos como la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz; la alcaldesa de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el expresidente de España Mariano Rajoy; y el actual líder del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, Rueda mostró su entusiasmo por dar comienzo a una “nueva etapa” al frente de la Xunta.

“Mi concepción de esta tierra es la del pontevedrés Valentín Paz-Andrade, que se refería a Galicia como una tarea, permanente e inconclusa”, afirmó Rueda durante su intervención tras jurar el cargo. Añadiendo que “ese inconformismo cordial tan nuestro es la mejor motivación para avanzar cada día en el perfeccionamiento de esta tierra, con el objetivo de que los que nos sucedan puedan vivirla mejor que nosotros”. Así, llamó a conciliar lo propio con lo que nos llega de afuera, pues ambas cosas “son compatibles”.

Apostó así por la “unión de los buenos gallegos” que decía Curros Enríquez y la “Galicia con sitio para todos” de Castelao. Y, siguiendo con las referencias a las figuras emblemáticas de la cultura gallega, aseguró que “por oscuros que sean los siglos y largas las noches de piedra” por las que haya atravesado la comunidad, “habrá un mañana mejor”. “Galicia es el legado de los gallegos que la pensaron y la fueron construyendo”, determinó, añadiendo que es necesario “conocer y respetar la Historia común”, pues uno de los grandes males en el mundo actual, a su modo de ver, es el “adanismo” instalado en la sociedad.

“El mundo no empieza hoy, nuestro caminar no empieza con nosotros, somos porque otros fueron antes que nosotros”, proclamó. De tal modo que, para el nuevo presidente de la Xunta, “si logramos mirar más lejos (hoy) es porque estamos subidos a hombros de gigantes”, gracias al “inmenso esfuerzo de los que nos precedieron para construir una Galicia mejor”.

“NINGUNA DE LAS DIFICULTADES DE NUESTRA GENTE ES AJENA NI DEBE SERLO JAMÁS”. Consciente del duro contexto al que se enfrentan actualmente los gallegos, con una gran inestabilidad a nivel mundial, Rueda aseguró que “ninguna de las dificultades de nuestra gente es ajena ni debe serlo jamás”, y se mostró convencido de que “los gallegos seguirán tomando buenas decisiones”.

Recordando que no parte de cero, pues sirvió a Galicia como funcionario público, como alto cargo en la administración Fraga y durante trece años como mano derecha de Feijóo, el que ya es el sexto presidente gallego afirmó que “en toda esta trayectoria tuve la fortuna de aprender mucho de la gente que conocí, de las personas con las que trabajé y trabajo y de la gente con la que viví algunos de los acontecimientos que perfilaron nuestra Historia reciente con luces y sombras”. Por lo que se mostró convencido de que toda esa experiencia, lejos de neutralizar la emoción que le supone llegar a la Xunta, “la acentúa”.

Confesó que esta “será una gran tarea”, pero prometió “hacerme cargo de las lógicas preocupaciones de los gallegos de hoy y de las inciertas perspectivas de los gallegos de mañana”, dando “prioridad a las ideas reales de los gallegos, y no a modas efímeras que más que nunca inundan el debate público”. Asimismo, aseguró que uno de sus objetivos primordiales será “preservar Galicia de las tendencias de ruptura que en otros lados se observan”, en alusión a los acérrimos independentismos. “Conozco, quiero y creo firmemente en una Galicia unida”, zanjó.

Así, nombró desde la calle Príncipe de Vigo o los cantones de A Coruña hasta la playa de las Catedrales, pasando por las tierras agrarias de A Limia en Ourense hasta los puertos pesqueros de O Barbanza, y desde la plaza del Obradoiro hasta el Centro Galego de Buenos Aires. Desde todos estos lugares se “contribuirá con lealtad al proyecto de España y al contexto común europeo”.

“GALICIA JAMÁS SE VA A ESCUDAR EN LA PLURALIDAD PARA LA DISGREGACIÓN”. En este punto, Alfonso Rueda destacó a Galicia como una tierra sin parangón, que “no tiene equivalente en el mundo actual”, pero que “jamás se va a escudar en la pluralidad para la disgregación”, más bien, lejos de ello, usará esa pluralidad “como condición indispensable para mantenernos unidos”.

Y, a partir de ahí, convertirse en referente a nivel mundial, “superando las pruebas sin que la unidad de nuestro pueblo se resienta”. Pues se mostró convencido de que “Galicia quiere ser Galicia, no buscar modelos fuera, sino seguir transformándonos en nuestro propio modelo”. Y, tras calificar a Galicia como “un país de Camino”, aseguró que el nuevo modelo político que arrancó este sábado tratará de transitar de la mano de todos los gallegos, y de la lengua, cultura, tradición y forma de ser de los gallegos, “sin colisionar con otras sociedades”.

Por otra parte, anticipó como promesa de futuro que, “cuantas más incógnitas sobre el futuro de los gallegos (existan), más determinación tendrá la Xunta de Galicia para que en nuestra Administración se pueda encontrar un remedio o, cuanto menos, un consuelo”. “Soy un hijo de Galicia” y, por eso, se comprometió a velar por su “unidad, progreso y bienestar”. Y por intentar “ser digno de este pueblo que todos los días demuestra que es capaz de realizar sus sueños gracias al esfuerzo propio en una España democrática y en una Galicia libre”.

Finalmente, tras agradecer a toda su familia y al PP el haber confiado en él para auparle hasta su cargo, se comprometió a no decepcionar a los que votaron al partido en el año 2020. “Llevo muchos años en la sala de máquinas y me toca ahora subir al puente de mando”, concluyó.

HOY SE CONOCEN LOS NOMBRES DE LOS NUEVOS CONSELLEIROS

··· Este domingo el nuevo presidente gallego, Alfonso Rueda, dará a conocer los nombres definitivos de las personas que compondrán su Gabinete, en el que también se prevé continuidad, aunque habrá algún ajuste de áreas y entrará seguro el presidente del PP provincial de A Coruña, Diego Calvo, además de mantenerse el vicepresidente segundo en funciones, Francisco Conde.

··· Ya mañana lunes la previsión es que los conselleiros tomen posesión y se sienten en un primer Consello.

15 may 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito