Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 17 octubre 2021
10:12
h

Se imponen laboralmente los ERTE en la automoción y el naval olívicos

Protesta de la CIG para denunciar la situación en el motor // Barreras negocia una regulación

Varios centenares de operarios y delegados sindicales de la CIG en el sector de la automoción de Vigo, principalmente, así como de Pontevedra y Ourense, recorrieron el martes las principales calles olívicas en manifestación para reivindicar “un futuro industrial para o sector” e rechazar “los ERTE indiscriminados” que mantienen a miles de trabajadores en situación de desempleo.

Una protesta que bien podría acabar extendiéndose al naval de esta ciudad, pues Hijos de J. Barreras y los sindicatos anunciaban también que constituirán “en los próximos días” una mesa de negociación para abordar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para operarios del astillero, confirmó a Europa Press el presidente del comité de empresa, Sergio Gálvez (UGT).

En el motor la manifestación recorrió desde la fábrica del grupo Stellantis (antigua PSA) y la delegación de la Xunta en la ciudad. En cabeza una pancarta rezaba ‘Por un futuro industrial para o sector da automoción’, y por el medio de la comitiva otra que denunciaba que los ERTE en el sector son “roubo e explotación” para la clase trabajadora que los padece.

El secretario nacional de la CIG-Industria, Xoán Xosé Bouzas, fue el encargado de la intervención final y denunció que más de 20.000 empleados del sector están en la actualidad en el desempleo como consecuencia de las paradas en Stellantis por la falta de semiconductores “dun día para outro, sen solución de continuidade e sen saber cando e como imos volver ao noso posto de traballo”.

De las ruedas a las gradas, en Barreras se realizó una presentación a los representantes de los trabajadores para una futura negociación del ERTE, “una puesta en escena” de cara a constituir la mesa negociadora el lunes.

Tras la convocatoria de la mesa, se procederá al traslado de una memoria y otra documentación correspondiente y se abrirá el periodo de negociación del ERTE, al que el presidente del comité ha augurado que “no irá toda la plantilla”. En concreto, el astillero cuenta con 147 trabajadores de los que parte se encuentran desplazados en Santander, a donde fue trasladado el buque Evrima para trabajos de pintura. Mientras, otros trabajadores llevan a cabo tareas de mantenimiento.

Esta situación se produce después de que el astillero vigués en manos de la división de cruceros de lujo de Ritz-Carlton contratase los servicios de la firma de consultoría internacional Kroll para “apoyar y reforzar la estrategia de la compañía” de cara buscar “alternativas que garantizasen su estabilidad y viabilidad”. Asimismo, a finales del pasado mes de mayo, Barreras anunció que había empezado a saldar la deuda por 58 millones de euros que había contraído con entidades financieras (43 millones) y la industria auxiliar (15 millones) por la construcción del crucero Evrima.

Por su parte, CIG reclamó la intervención pública del astillero y UGT, que preside el comité de empresa, apostó por una “colaboración” entre la empresa, la Xunta, el Ministerio y agentes sociales que permitiese “buscar una solución firme” a la situación de la primera. Sin embargo, el Ejecutivo gallego condicionó su colaboración a que el Gobierno central “despejase el papel que quería tener a nivel de financiación a través del Fondo de Solvencia” y a que la empresa presentase un plan de viabilidad.

07 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.