Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 julio 2020
10:47
h

Se recrudece el conflicto por la reordenación del mercadillo en Vilagarcía

boicot. Los vendedores ambulantes meten una marcha más en el conflicto generado por la reordenación del mercadillo de Vilagarcía, que el Concello justifica en las medidas contra el coronavirus, y no están dispuestos a quedarse de brazos cruzados. En esta línea, comenzaron una recogida de firmas para presionar al alcalde Alberto Varela para que de marcha atrás en su decisión de permitir la circulación de coches e incluso instalar un carril bici en la calle Alexandre Bóveda, que habitualmente era peatonal en días de feria (martes y sábado). Los vendedores consideran que esta decisión es peligrosa y ayer, por segundo día consecutivo decidieron no instalar sus puestos en esta zona como medida de protesta. Al mismo tiempo se quejan de que en otra zona habilitada, detrás del juzgado, los puestos están pegados y no se cumplen las distancias. ecg

30 jun 2020 / 21:43
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito