Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 30 noviembre 2021
22:59
h

Semana clave para ajustar el protocolo anticovid del próximo curso académico

Presencialidad, mascarilla desde los 6 años y menos distancia interpersonal // Cita este miércoles de Ministerio y CCAA

A poco más de dos semanas para el inicio del curso 2021/22 –para Galicia en Infantil y Primaria será el 9 de septiembre y en Secundaria, Bachillerato y FP el 15–, esta será una semana clave para ajustar los últimos flecos del protocolo anticovid en los centros educativos.

Este miércoles se celebrará una reunión entre el Ministerio que dirige Pilar Alegría y los consejeros autonómicos de Educación para tratar el tema, partiendo de base de las recomendaciones aprobadas el 29 de junio pasado. De todas formas, deberán adaptarlas a la nueva situación, ya que en ese momento prácticamente toda España estaba en ‘nueva normalidad’ y ahora, la quinta ola de la pandemia todavía colea. La reunión tendrá carácter presencial y los consejeros que no puedan acudir deberán conectarse de forma telemática, indica el Ministerio.

Así las cosas, el punto de partida implica la garantía de la presencialidad total en todo momento, incluido el servicio de comedor, con la posibilidad muy excepcional de limitarla a partir de 3º de ESO; el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los 6 años, y la probable reducción de la distancia interpersonal de los 1,5 metros a los 1,2, en el caso de que la situación epidemiológica lo permita.

¿Fin de los desdobles de aulas y de docentes de refuerzo? Además, el recurso de los grupos burbuja seguirá recomendando y, si la cita de este miércoles no lo modifica, se permitirá a las comunidades volver a incrementar la ratio de alumnos por aula al nivel prepandemia. Se dejarían, de esta forma, de desdoblar las unidades y, en consecuencia, se podría prescindir de los profesores de refuerzo contratados durante este último curso, el 2020/21.

Medidas diferentes según el nivel de alerta El documento aprobado a finales del mes de junio plantea varios escenarios, en función del nivel de alerta en cada territorio: 1 y 2 (nueva normalidad, menos de 50 casos por 100.000 habitantes, entre otros factores) y 3 y 4 (de 150 a 250 casos por 100.000 habitantes y más de 250 casos). Dependiendo de este nivel, se podrá subir o bajar la intensidad de las medidas, aunque estas tendrán un seguimiento constante desde el inicio de curso por si fuera necesario modificarlas.

Grupos de convivencia estable para los más pequeños En Infantil (3-6 años) habrá grupos de convivencia estable, aunque en 5º y 6º de Primaria se podrán conformar como grupos burbuja o manteniendo la distancia de 1,5 metros, con posibilidad de reducir a 1,2 metros.

En las aulas de Secundaria habrá que mantener 1,5 metros de distancia aunque se puede flexibilizar a 1,2 metros en el escenario de baja transmisión. En 3º y 4º curso, en los niveles de alerta 3 y 4, habría que implantar el metro y medio de distancia u optar por las clases al aire libre.

En Bachillerato y Formación Profesional habrá una distancia dentro de clase de 1,5 metros, pudiéndose reducir a 1,2 metros si hay baja transmisión.

En actividades al aire libre controladas en las que el alumnado respeta los 1,5 metros, se podrá valorar no usar la mascarilla durante esa actividad, sujeto a su vez a la evolución de la situación.

Se continuará apostando por la entrada y salida de los alumnos a los centros educativos de forma escalonada y por diferentes puertas, si es posible; por la atención a las familias preferentemente telefónica y por correo electrónico; así como por la ventilación mecánica de las aulas y en caso de que sea deficiente con instrumentos dotados de filtros Hepa.

El curso 2020-21 acabó con el 99,9 % de las aulas españolas abiertas y ninguna semana desde su inicio superó el 2 % de las clases cerradas según informa Educación.

Datos conocidos: menos contagios que en la población general y más brotes en Secundaria

Al comienzo de la pandemia en España, en marzo de 2020, se apostó por el cierre total de todos los centros educativos, impulsado por la idea de que los menores eran un foco de transmisión del virus muy importante. Pero en la actualidad, con la mayor evidencia científica acumulada en este año y medio y la experiencia de los colegios abiertos durane el curso pasado las percepciones han cambiado. Evidencias que se conocen, bien por estudios científicos o por datos constatados durante el año pasado.

En España, según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, desde el 22 de junio de 2020 hasta el 1 de junio de 2021, un 3,2% del total de casos confirmados corresponde a menores de 5 años, y un 4,3 % de 5 a 9 años, y un 11,9% de 10-19 años, una proporción baja con respecto al total. En la encuesta de seroprevalencia realizada a nivel nacional para estimar cuál fue la población afectada por COVID-19, se vio una prevalencia global del 9,9% –el porcentaje de personas en la población con anticuerpos IgG frente a SARS-CoV-2–.

En la población infantil, las prevalencias son superiores a las obtenidas a través de los casos detectados, ya que incluyen también los leves o asintomáticos. Según el grupo de edad: los de 0 a 4 años un 5,1%, los de 5-9 años un 7,4%, los de 10-14 años un 8,6% y los de 15-19 años un 8,5%. En la mayoría de los casos, además, con sintomatología leve o moderada y muchas menos hospitalizaciones que la población general.

En cuanto a los brotes en centros educativos el año pasado, se dieron en noviembre y enero, coincidentes con los picos de la segunda y tercera ola. La mayoría de ellos fueron detectados en Secundaria obligatoria y no obligatoria (36,1%), seguida de Primaria (25%). Son, en general, de pequeño tamaño con una media de 6 casos por brote. s.b.

22 ago 2021 / 20:24
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.