Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 31 octubre 2020
03:41
h

Ser popular no impide aspirar a la gloria

    el pasado 4 de octubre, este periódico publicaba una noticia titulada “El inquilino de La Moncloa pone a Galicia de ejemplo”, al haber alabado el presidente del Gobierno ante su homólogo gallego a nuestra comunidad autónoma “como ejemplo de proyectos de colaboración entre el sector público y el privado para generar innovación y desarrollo económico”. Y se fijaba Pedro Sánchez, en concreto, en el caso de la empresa maderera Finsa, donde se aplicará el uso de la inteligencia artificial y el big data, en colaboración con el Centro de Supercomputación de Galicia (Cesga), destacando su carácter más inspirador por la participación de la universidad. Un auténtico elogio de la cordura, tanto más sorprendente como inhabitual, dado el actual clima de confrontación política, considerando de quién procedía y hacia quién se dirigía, aunque fuera indirectamente.

    De algún modo, la emergencia sanitaria que vivimos ha puesto de manifiesto que invertir en ciencia e innovación impacta positiva y directamente sobre la vida de las personas, traduciéndose en diagnósticos, tratamientos y vacunas. Pero, además del visible y evidente impacto en la salud, la inversión en I+D+i, en cualquiera de los ámbitos del conocimiento (de las telecomunicaciones a la oceanografía, de la ingeniería a las ciencias sociales) genera actividad económica y empleos más sostenibles que aumentan la resiliencia del tejido productivo y la competitividad de las regiones.

    Permítasenos citar, como miembros de la comunidad universitaria (en nuestro caso concreto, la de Vigo) algunos ejemplos procedentes de ámbitos muy dispares, que visibilizan la relevancia de la investigación, tanto para la sociedad como para el mundo empresarial, como ejemplo de estos proyectos susceptibles de una colaboración público-privada más estrecha, generadores de alabanzas incluso donde menos cupiera esperarlas.

    Así, estudios sobre la biodiversidad, gestión integral de la zona costera, calidad ambiental y contaminación marina, explotación sostenible de los recursos marinos, observación del océano y cambio global, son algunos ejemplos de la investigación desarrollada en el ámbito marino. En el biomédico y biotecnológico, podríamos mencionar líneas en materia salud en torno a cinco grandes pilares: cáncer, inmunología, neurociencia, biosalud, obesidad; pero también con un gran peso en bioestadística, bioinformática y nanotecnología o nanomedicina, considerada una de las tecnologías facilitadoras esenciales en programas europeos. En ingeniería industrial, líneas de investigación vinculadas a la Robótica industrial e inteligencia artificial, electrónica industrial y computación, energía, nuevos recursos y materiales, permiten a la universidad generar conocimiento gracias a la investigación básica, aportando soluciones tecnológicas para mejorar la competitividad de la industria. O también, en materia agroalimentaria, se contribuye a la sostenibilidad ambiental y competitividad del sector, con el fin de garantizar agua y alimentos sanos y saludables.

    Por otro lado, en la actualidad, apenas existen barreras a la información y todo se transmite en cuestión de segundos. A diario, vemos cómo se manejan grandes volúmenes de datos y apreciamos la presencia de las TIC en prácticamente todo lo que hacemos. En el ámbito de la comunicaciones, se desarrolla actividad científica en el campo de la privacidad y la seguridad, tecnologías multimedia, redes de datos, radar, bioingeniería, comunicaciones por satélite y comunicaciones ópticas y de radio, conformando grandes áreas de investigación enmarcadas en la agenda digital para Europa. Los Big Data, las simulaciones, la nube, ciberseguridad, el internet de las cosas, la realidad aumentada, aspectos que constituyen todos la base de la industria 4.0. Sin olvidar que todas estas investigaciones aplicadas también presentan ramificaciones en otros campos diversos, como el jurídico-social.

    De todas formas, los universitarios nos hemos ido resignando al bajo interés por nuestra actividad, dado que la ciencia no parece muy popular en España, al menos, si se considera la apuesta presupuestaria, en comparación con otros países de nuestro entorno. Esta misma semana, una cadena de televisión de ámbito nacional lanzaba una petición de firmas para elevar al 2 % del PIB español la inversión en ciencia, desde el 1,24 % actual, considerando además que la media europea es del 2,12 % en los países europeos (llegando incluso al 3 % en los más desarrollados). El primer día de la campaña ya alcanzó los 100.000 firmantes.

    A mayores de este tipo de iniciativas, en el marco que parece propiciar el laudatorio paréntesis aludido en el primer párrafo –tan excepcional dentro de la habitual refriega política–, tal vez sería interesante reclamar también incentivos o estímulos para facilitar vías de cooperación público privada entre las Universidades –que es donde radica con creces el mayor porcentaje de estudios científicos en España– y las empresas, empezando por flexibilizar los rigores del sistema de contratación pública, siguiendo con la promoción de figuras como el mecenazgo (del que ya hemos hablado aquí en anteriores entregas) y culminando todo ello en el tan necesario pacto por la ciencia en nuestro país.

    Cuentan que hace años un obispo loaba ante un cardenal la figura del fallecido papa Juan Pablo II, señalando que era el más popular de la Historia, a lo que su interlocutor le respondió  –no sin cierta malicia– con la célebre frase atribuida a Víctor Hugo: “La popularidad es la calderilla de la gloria”. Tal vez los universitarios hayamos optado por sacrificar la popularidad de nuestro trabajo por la eventual gloria que nos reporte. Pero, mientras esta llega (si finalmente lo hace), disponer de u n poco de calderilla puede convertir la espera en algo mucho más agradable y fructífero. De hecho, ser popular no es impedimento para aspirar a la gloria. Casi lo ha dicho así el propio presidente del Gobierno.

    17 oct 2020 / 21:04
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.