Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 27 noviembre 2022
02:17
h

Sindicatos critican la “ditadura” de Lores hacia el personal local

UGT y CCOO arremeten contra la precariedad laboral que aún continúan sufriendo los empleados del Concello de Pontevedra

Los sindicatos que representan a los empleados del Concello de Pontevedra (UGT y CCOO) volvieron a denunciar este viernes el conflicto laboral que existe con el gobierno municipal dirigido por Miguel Anxo Fernández Lores. Manifestando que “a negación do diálogo e negociación” es la realidad por la que opta el alcalde y su equipo, las agrupaciones de profesionales cargaron contra la falsa “modernización da administración” con la que el bipartito BNG-PSOE “encobre a precariedade laboral” en la ciudad del Lérez.

“Contradicións, mentiras, despotismo, insultos, ameazas e presións”, son algunas de las palabras que utilizan la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras en un comunicado remitido a los periodistas para censurar la situación a la que se ven sometidos “a totalidade de colectivos” del Ayuntamiento. Un duro texto que aborda una problemática que explotó en marzo de 2021, “ despois de dous anos aguantando la “ditadura” y “faltas de respecto” de la concejala de Personal, Carmen Fouces, en la Mesa de Negociación.

“Cada vez que esta señora acude aos medios de comunicación, en representación do equipo de goberno, o que fai é mentir e manipular a información real sobre o conflito enquistado debido á súa intolerancia e desprezo ao labor sindical, recoñecido por lei para a protección dos traballadores e traballadoras. Este desprezo á labor sindical tamén se reflicte na coacción e abuso de poder que se demostra co intento de someter e amedrentar ao persoal con ameazas como ‘ou facedes o que digo, ou o meto no caixón’”, remarcaron.

En este contexto, hicieron hincapié en distintos hechos amparados en una “falsa modernización de la administración” con la que el bipartito BNG-PSOE “encobre a precariedade laboral” en el Concello de Pontevedra, señalando que Lores y Fouces decidieron en 2020 romper un acuerdo logrado en 2019 –antes de las elecciones municipales– que “actualizaba” la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y que no respetaron“o Convenio vixente nin os acordos acadados anteriormente”.

También incidieron en que el Ayuntamiento de la Boa Vila no cuenta actualmente con un Plan de Igualdad para su personal, que el gobierno municipal “se nega a negociar”; que “non atenden ás múltiples peticións de carreira profesional demandada polas Organizacións Sindicais”; y que esa ausencia de negociación les obliga a “acudir constantemente á vía xudicial” en numerosos supuestos, como el “incumprimiento de pagos a traballadores”, “despidos improcedentes” o “denuncias por acoso”.

Por otro lado, acusando un “incumprimento consciente e reiterado da normativa de prevención de riscos laborais” y exponiendo que un tercio de la plantilla “sofre un elevado risco de queime profesional”, según los resultados de las evaluaciones psicosociales realizadas por el propio Concello de Pontevedra, los sindicatos denunciaron que “teñen a todos os servizos sobrecargados” y que “abusan e impoñen horas extras, así como o aumento da xornada e da carga de traballo por falla de persoal, sendo os servizos máis prexudicados os servizos sociais, bombeiros e policía local”.

“A hipocrisía deste equipo de goberno, é superlativa, xa que o que defenden noutros foros, como no Parlamento Galego, ou o que expoñen nas súas pancartas en manifestacións nas rúas galegas, como son a defensa dos servizos públicos, a igualdade ou os dereitos laborais, son negados sistematicamente na súa casa, no concello de Pontevedra, baixo a súa ditadura e imposición, e tentan someter aos representantes das diferentes Organizacións Sindicais”, sentenciaron al respecto UGT y CCOO en la nota remitida a los periodistas.

Contra el trabajador de ence
Poco para el juicio

··· La Sección 4 de la Audiencia Provincial de Pontevedra acogerá el próximo jueves, 5 de mayo, el juicio contra el trabajador de Ence acusado de un delito de atentado contra la autoridad. Según relata Fiscalía que pide para este individuo un año de prisión, un año de inhabilitación especial para el derecho del sufragio pasivo y una multa de siete meses con una cuota diaria de 7 euros más costas el procesado entró el pasado 11 de marzo de 2021 con otros trabajadores de Ence en el edificio municipal de Michelena número 30, donde se avalanzó sobre el teniente de alcalde, el socialista Tino Fernández. Tras ello, cuando el alcalde nacionalista, Miguel Anxo Fernández Lores, salía del aparcamiento de Plaza de España en su vehículo particular, el encausado “llegó a dar dos patadas” a dicho automóvil, que en ningún caso llegó a sufrir desperfectos, mientras le decía al regidor local “hijo de puta” y “me cago en tu puta madre”.

30 abr 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.