Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
12:21
h

Socialistas dicen respetar la visita del emérito, como les reclaman desde el PP

El presidente de la Xunta recuerda que el monarca ya no tiene causas pendientes // No prevé reunirse con él

Santiago. Tras la tormenta que ha desatado el regreso de Juan Carlos I, parece que poco a poco se abre paso la calma: al menos en lo relativo al rifirrafe que se traen PSOE y PP, aunque las críticas lluevan de vez en cuando... En este sentido, el Gobierno central trasladó ayer su “respeto” a las decisiones que adopte “de forma particular” el monarca –como este viaje, que así lo consideran los socialistas– mientras los populares cargaron contra aquellos integrantes del Ejecutivo estatal que censuran su vuelta a España. Desde Galicia, donde ayer aterrizó el rey emérito, Alfonso Rueda reafirmó que su visita es “una buena noticia” si bien no prevé reunirse con él en Sanxenxo (Pontevedra) ya que estará “volcado” en el congreso que este fin de semana le coronará como líder del PPdeG.

El nuevo mandatario autonómico señaló este jueves que el regreso de Juan Carlos I es “una buena noticia” desde el punto de vista de la “promoción” turística y que “tiene todo el derecho” a estar en Galicia. “Creo que mucha gente piensa lo mismo. No tiene ninguna causa judicial pendiente y tiene todo el derecho a estar aquí”, manifestó.

Cuestionado sobre si considera que debería dar explicaciones, Rueda optó por celebrar una vez más que el rey emérito eligiera Sanxenxo como primera parada para recalar en su vuelta a España después de casi dos años y, acto seguido, señaló que “tiene todo el derecho a elegir cualquier lugar” para viajar.

“Es todo lo que tengo que decir. Considero que si quiere venir aquí es absolutamente libre para hacerlo y que es una buena noticia”, remarcó, reiterando que “tiene todo el derecho a estar aquí” antes de recordar que el monarca ya no tiene pendiente ningún asunto judicial.

En la capital española, la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, criticó por su parte que haya miembros del Gobierno que censuren la visita de Juan Carlos I. “El Gobierno no tiene nada que decir si un español puede o no venir a su país, sólo faltaba que un español no pudiera venir cuando quisiera”, algo básico que “debe respetar”, aseveró.

En otra rueda de prensa, en este caso tras la reunión del comité ejecutivo del PP, Gamara dio la bienvenida al rey emérito y le ha deseado que tenga una “buena estancia”. Según destacó, el PP reconoce el papel que el padre de Felipe VI ha tenido en la historia de la democracia sin entrar a valorar si debe o no dar explicaciones sobre cuestiones relativas a su vida privada al entender que son temas que debe decidir él.

Desde La Moncloa, la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, trasladó el “respeto” del Ejecutivo central a las decisiones que adopte “de forma particular” el monarca. Así lo indicó, a preguntas de los periodistas en la Delegación del Gobierno en Galicia con motivo de su visita a A Coruña para participar en un encuentro de alcaldesas.

“Lo que el Gobierno ha mantenido desde el primer momento lo reitero, absoluto respeto por la Casa del Rey y por las decisiones que pueda adoptar de forma particular el rey emérito”, señaló en sintonía con la vicesecretaria general de los socialistas, Adriana Lastra, que señaló este jueves que la inminente visita a España de Juan Carlos I, es una decisión personal del propio monarca y que el Gobierno “nada tiene que ver” con la misma.

Algo más dura fue la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, la gallega Yolanda Díaz, quien en relación a la visita del rey emérito dijo que a ella le da igual donde esté, aunque añadiendo que “una democracia como la española merece una explicación de lo que ha hecho mientras era jefe de Estado”.

REACCIONES EN OTRAS COMUNIDADES: entre bienvenidas y críticas varias. Por España en adelante también hubo tiempo ayer para repartir críticas o dar la bienvenida. En esta línea, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, señaló que le habría gustado que el rey emérito, que ha sido “la gran decepción” de su vida, hubiera llegado a España “repatriando todo el dinero que tiene fuera y pidiendo de verdad disculpas”.

Paralelamente, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, aseguró el retorno del monarca a nuestro país “contrasta con la represión” al expresidente catalán Carles Puigdemont y los demás políticos independentistas en el extranjero “que sufren exilio contra su voluntad”. Y el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, apeló a la revisión de la figura de la inviolabilidad ante la vuelta de Juan Carlos I, para que no se convierta en “una puerta a comportamientos indebidos”

Al contrario, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, resaltó ayer que el Gobierno de la nación “debería plantear una actitud mucho más respetuosa” con la monarquía española como institución del Estado y defendió que el rey emérito “es libre de venir a España”. Ramiro Ponte

desde madrid
BNG pregunta por el coste de las vacaciones

··· El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, avanzó este jueves que registrará en la Camára baja una iniciativa a través de la que preguntará por el coste de las “vacaciones” del rey emérito Juan Carlos I en Sanxenxo. Asimismo, tildó de “vergonzosas” las declaraciones del presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en las que aseguró que la visita del monarca pone en el “mapa” a Galicia. “No sé si quiere poner a Galicia en el mapa de la corrupción y de las tramas internacionales de tráfico de armas”, se cuestionó, indicando que la comunidad “está en el mapa desde hace muchos siglos, concretamente desde el año 410, con el primer reino en el ámbito del imperio romano”. Desde Galiza Nova, la organización juvenil del Bloque, mostraron “el rechazo” a la visita del “rey huido”. “Galicia no tiene rey”, agregaron.

20 may 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.