Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 16 mayo 2022
20:40
h
Dos décadas dan para divulgar y formar en renovables y ahorro energético a 275.000 visitantes, mientras se generan 622 millones de kWh, el consumo eléctrico de 9.500 familias todos estos años, y se hace I+D+i+d. No es una quimera, es... TEXTO Santi Riveiro

Sotavento: de una utopía verde a paradigma sostenible en 20 años

Investigación, desarrollo, innovación... y demostración: I+D+i+d. Hace 20 años se iniciaba en Momán, en plena Serra da Loba, entre los concellos de de Xermade (Lugo) y Monfero (A Coruña) –a una docena de kilómetros de As Pontes–, un proyecto novedoso en el mundo de las entonces casi recién nacidas energías renovables. El parque experimental de Sotavento era inaugurado en 2001 por el entonces príncipe de Asturias, el rey Felipe VI, y así nacía un referente en la investigación y divulgación de las energías renovables, del ahorro energético y de la interrelación de este mundo con el medio ambiente. Una labor fundamental, máxime ahora que la nueva eclosión de las renovables, al amparo de los fondos europeos, ha despertado una gran movilización social que requiere de pedagogía sobre estas tecnologías verdes.

La empresa Sotavento Galicia, S.A. fue constituida en 1997 promovida por la Xunta en los años del despegue de la eólica. Sus accionistas y compañeros en este viaje fueron desde las administraciones públicas el Instituto Enerxético de Galicia (Inega), con el 30,5 % del capital, por la autonómica; y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), con el 20,5 %, en nombre del Estado. Por el mundo empresarial se integraron y se mantienen compañías del sector que estaban desarrollando parques por aquel entonces en Galicia: Endesa, a través de Enel Green Power España, con el 36 % de las acciones; Iberdrola Renovables Galicia con el 8 %; y la gallega Engasa con un 5 %.

Arrancaba, como definen desde el propio Sotavento, “un proyecto novedoso, incierto y en cierta manera utópico, dado que en 2001 las renovables y, en concreto de la eólica, estaban en una fase muy inicial”.

Los objetivos del Parque Eólico Experimental eran constituir una instalación de pequeñas dimensiones,de 17,56 megavatios (MW) que consiguiera autofinanciarse por sí misma mediante la energía que vendería al sistema y que, a la vez, realizara acciones adicionales como ser un escaparate de las tecnologías eólicas, un centro para proyectos de I+D+i+d y fuese un centro para la formación y divulgación energética. Para apuntalar esos fines y diferenciarse de los comerciales en 2005 se creó la Fundación Sotavento.

Como polo energético, cuenta con 25 aerogeneradores de diez modelos diferentes, que van de 600 kilovatios a 1,3 megavatios de potencia, con máquinas como las Izar Bonus fabricadas en Ferrolterra, empresa desaparecida hoy integrada en Navantia. Este conjunto de molinos han generado 622 millones de kWh, que equivalen al consumo de 9.500 familias en estas dos décadas. Evitaron además la emisión de 247.127 toneladas de CO2 a la atmósfera. De cara al futuro, se ha planteado una repotenciación parcial sustituyendo algunas de las máquinas más veteranas para maximizar sus resultados económicos y así poder incrementar su actividad investigadora y divulgativa, probando de paso aerogeneradores más modernos y reforzando una marca Sotavento que les ha llevado a recibir una decena de premios internacionales.

En estos 20 años de actividad pedagógica y formativa –que cuenta con un plan específico desarrollado en este centro– recibieron a 274.450 visitantes. Entre ellos a aquellos niños que se sorprendían al no encontrar el tubo de escape en los primeros coches eléctricos llegados a Galicia, y que ellos mostraban. Un 55 % de ellos pasó entre cuatro y cinco horas conociendo las instalaciones, el mundo de las renovables y la casa bioclimática y sus tecnologías, que facultan ahorros energéticos y que son implantables en cada hogar. Las valoraciones rondan o superan el nueve, sobresaliente, y la casi totalidad, el 98,8 %, sostiene que repetiría la visita a Sotavento.

Mientras, se sigue ahondando en las investigaciones en temas candentes como la generación y almacenamiento de hidrógeno con eólica, o para elevar la eficiencia en la utilización de las distintas fuentes energéticas del transporte al hogar.

Toca sensibilizar y concienciar a la sociedad gallega de que estamos ante un nuevo mundo en el cual el consumo energético tendrá que ser responsable y sostenible. Fuentes del parque experimental concluyen que “aquel proyecto utópico es hoy una realidad y se ha alcanzado el objetivo marcado, vamos camino de un futuro renovable y sostenible y Sotavento estará ahí para contarlo”.

04 jul 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.