El Correo Gallego

Galicia » Sucesos - Tribunales

a coruña

El fical pide un año de cárcel para un actor porno que agredió a un surfista

Los hechos tuvieron lugar en la playa del Matadero debido a una discusión por una ola

I.T. • A CORUÑA   | 07.02.2007 
A- A+

El fiscal pide una pena de un año de prisión para Ramón Enrique Pérez, más conocido como Ramón Guevara o Moncho Borrazás, el actor porno coruñés y surfista que ayer compareció ante un juzgado penal de A Coruña acusado de un delito de lesiones.

Ramón Pérez fue denunciado por otro surfista a raíz de un incidente ocurrido el 6 de enero de 2005 en la playa herculina del Matadero. Según el testimonio de este joven, su tabla y la del acusado chocaron cuando los dos trataban de surfear una ola. Como resultado de la colisión, el denunciante sufrió fractura de un dedo de la mano y numerosas contusiones.

Según el presunto agredido, el acusado le pegó dos puñetazos cuando los dos nadaban sobre sus tablas. Luego, una vez en la orilla, éste lo acusó de haberle saltado la ola y le propinó una bofetada que dio paso a una pelea.

El fiscal acusa a Ramón Pérez de un delito de lesiones y una falta de vejaciones injustas, por los que le pide un año de cárcel. La acusación particular solicita, además, el pago de una indemnización de 9.000 euros, porque afirma que, aparte de los daños físicos, la víctima padece un cuadro de ansiedad.

La psicóloga que lo atendió y que ayer declaró en la vista oral señaló que el incidente provocó en el joven un sentimiento de indefensión que desembocó en una depresión leve y problemas de sueño, agravados por posteriores disputas entre los dos.

La defensa del actor calificó como parte de una "conspiración" esta y otras denuncias formuladas semanas después contra su cliente por la supuesta víctima de la agresión. En su opinión, se trata de un ataque de los antiguos amigos de Ramón Pérez para darle un escarmiento y "sacarle lo más posible".

El acusado también denunció a su oponente por las supuestas lesiones que éste le habría causado durante la disputa que mantuvieron, como una herida en la boca y la rotura parcial de un diente.