Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 19 octubre 2021
22:04
h
política general. La repentina muerte de Valeriano Martínez hizo mella en el ambiente parlamentario. El tira y afloja entre Gobierno y oposición fue más rígido, sin la ironía, las pullas y los chascarrillos propios de otras citas TEXTO S. Arias

Un debate extraño para dar entrada a la nueva normalidad

El primer debate de política general de la legislatura en Galicia estaba llamado a ser el de la ansiada llegada de la nueva normalidad. Ese estado derivado de la pandemia en el que nuestras vidas no serán como en 2019 pero tampoco como durante los últimos dos años de sobresaltos y restricciones severas. En la cita, Alberto Núñez Feijóo anunció que diecinueve meses después de la irrupción de la covid-19 la comunidad levanta el estado de emergencia. Sin embargo, el ambiente en el Parlamento estuvo bastante lejos de ser convencional. Más bien al contrario, la atmósfera fue extraña.

Cierto es que el edificio compostelano del antiguo cuartel del Ejército rememoró estampas propias de los grandes plenos. Las tribunas de prensa se quedaron pequeñas. El despliegue de fotógrafos y cámaras estuvo a la altura del evento. Hubo reencuentros entre los profesionales de los medios, que a causa del virus estuvieron más alejados de la calle y las instituciones de lo que quisieran, recluidos en la redacción o en la alternativa del teletrabajo.

También volvieron a coincidir bajo el techo del Legislativo nombres ilustres de la política gallega que no quisieron perderse las intervenciones. El gallinero de la Casona do Hórreo se pobló otra vez, siempre respetando las normas de seguridad. Allí estaban el delegado del Gobierno, José Miñones, los delegados de la Xunta en Pontevedra, Luis López, y Vigo, Marta Fernández Tapias, el senador del PP José Manuel Barreiro, el exalcalde de Santiago y actual presidente del CES, Agustín Hernández, o regidores como el de Sanxenxo, Telmo Martín.

Reaparecieron los corrillos, aunque a una mayor distancia, mientras los pasillos y la cafetería recuperaban un dinamismo de otras épocas. Lo que no regresaron por ahora fueron las sonrisas ni el sentido del humor. Más bien lo que abundaban eran las caras serias.

El escaño vacío del hasta ahora conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ocupó un espacio mucho mayor que el de su asiento. Limpio de papeles, ordenadores y libretas con números, una hortensia junto a un ejemplar del Estatuto y otro de la Constitución se encargaron de mantener viva su memoria. Una dura versión de otra normalidad, mucho más triste, a la que poco a poco tendrán que acostumbrarse sus compañeros de Gobierno y de bancada, y que hizo mella en la primera intervención del presidente.

Un discurso que pronunció visiblemente emocionado y con la voz quebrada en el que, pese a todo, recordó que el mundo no se detiene al asegurar que el mejor tributo que se puede rendir al arquitecto de las cuestas públicas es afrontar el debate y los presupuestos, que el mismo perfiló, en tiempo y forma. Como corresponde.

Tampoco en los portavoces de la oposición hubo profusión de ironía, ni el intercambio de pullas y chascarrillos de otras sesiones parlamentarias. De riguroso luto, Feijóo agradeció las condolencias llegadas a la Xunta y a la familia del PP sin distinción de color político tras la muerte del extitular de Facenda, “un gallego querido y respetado”.

Unidad en torno a un sentimiento de pesar que no anuló una cierta polémica, derivada de la consulta de los populares a los partidos de la oposición para plantearles un retraso de cinco días el debate. Un plan que contó con el visto bueno de los nacionalistas, pero no del PSdeG, desde donde al parecer propusieron trasladar la fecha hasta después de las primarias. Un gesto que no gustó al mandatario, como hizo vez en el arranque de su intervención, agradeciendo su actitud sólo al BNG. Fue la otra cara de un debate que este año se escribe con V mayúscula. De Valeriano.

14 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.