Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 19 octubre 2021
10:37
h

UPA avisa: las granjas de leche están en peligro de extinguirse

De las treinta y cinco mil explotaciones que había en Galicia en 2000, quedan 6.800

La cuarta parte de los ganaderos lácteos abandonó en los últimos cinco años. Los productores pierden actualmente unos 3 céntimos en cada litro de leche. En el año 2000 el número de explotaciones en Galicia rondaba las 35.000... y actualmente no alcanzan las 6.800.

Ante esta situación, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) lanza una alerta: están en peligro de extinción. “Nadie puede vender por debajo de costes y vivir para contarlo”, aseguró Román Santalla, secretario de Ganadería de UPA. Todo a pesar de los esfuerzos del sector por modernizarse y ser cada día más competitivos, o que el endurecimiento de la Ley de la cadena alimentaria obligaría a que no se pueda obligar a producir sin cubrir gastos.

UPA señala que el sector lácteo afronta una profunda crisis, que puede tener enormes consecuencias para el medio rural y para el medio ambiente, así como para el propio sistema alimentario español, que está “dejando morir” a uno de sus sectores más emblemáticos.

En el año de la pandemia (de enero de 2020 a enero de 2021) han abandonado en España 725 ganaderos y ganaderas. Si echamos cinco años la vista atrás, 4.302, un 25 % del total, cerraron sus granjas. Tras estos cierres está una honda crisis de rentabilidad por la falta de precios justos pagados en origen. El precio medio en 2020 fue de 0,332 euros por litro, por debajo de los 0,36 que los últimos estudios sitúan como coste mínimo asumible. Y en Galicia están por debajo.

Reitera Román Santalla que “perder 3 céntimos por litro es inasumible”. La Ley de la cadena alimentaria, que precisamente persigue acabar con estas ventas con pérdidas, no está funcionando, porque tanto industrias como distribución siguen “imponiendo su ley” en la firma de contratos.

UPA denuncia que los costes se han disparado últimamente. La soja, uno de los principales alimentos del ganado, se ha encarecido un 32% respecto año anterior, y el maíz un 33 %. El pienso complementario es un 20,45 % más caro, según datos del propio Ministerio de Agricultura. Los costes de mano de obra para el manejo del ganado también crecen un 5 % desde 2010, la de pastores, un 11,5 %; encargados y capataces, un 8, 5%; y vaqueros y porqueros, un 11,34 %. Esas subidas, sin embargo, no están repercutiéndose al precio de la leche, agravando la crisis de rentabilidad.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos han exigido a industrias y distribución que dejen de “ahogar” a los ganaderos lácteos y les protejan como lo que deben ser: proveedores de un producto cuya demanda ha crecido durante la pandemia y uno de los pilares en la protección del medio ambiente y la lucha contra el despoblamiento. “Desde UPA seguiremos denunciando ante la AICA todos los abusos e incumplimientos, pero sin una toma de conciencia y un cambio de actitud de industrias y distribución vemos muy difícil salir del atolladero en que nos encontramos”, lamentan.

27 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.