Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 06 diciembre 2022
22:08
h

Valor récord en la cesta de la compra, un 10 % más cara que en noviembre

Sólo el último mes la subida roza el 5,2 % y se acerca ya a 683 euros, tras saltar 34 // Las carnes, bebidas, fiambre, congelados, pan y alimentación envasada se disparan

A la espera de que se publique el dato definitivo de la inflación en abril, el que detallará su evolución en Galicia, ya conocemos por el dato adelantado que el descenso de los precios de la electricidad y los carburantes –debido a un ligero respiro en el coste de la luz y los 20 céntimos por litro de rebaja en gasolina y gasóleo– moderó el IPC en España el mes recién terminado al 8,4 % interanual, relajando así el 9,8 % de marzo. En ese mes la comunidad gallega sí se anotó un brutal doble dígito, marcando un aterrador 10,5 % inédito desde el año 1984.

Todo gracias a la energía, porque los precios siguen presionando al alza por el encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, mayor este mes que en abril de 2021.

Lo corrobora a pie de supermercado para EL CORREO GALLEGO cuanta la Unión de Consumidores de Galicia (Ucgal) que, a través del Observatorio de Precios, detectó una nueva subida en la última semana de abril en su visita a puntos de venta de Gadis, Vegalsa Eroski, Froiz, Mercadona, Carrefour, Dia, Lidl, Alcampo e Hipercor. Rozó la cesta de la compra tipo el 5,2 % frente a la toma de datos de marzo, cuando sus encuestadores ya habían detectado una alza del 4,2 %.

El cómputo mensual de gasto en un hogar tipo supuso un extra cercano a los 34 euros, lo que llevó la cuantía global a rozar los 683 euros. Constituye esta cifra la más alta desde que el pasado noviembre se realizó la primera pasada del observatorio, cuando el coste de los mismos productos de gran consumo partía de menos de 620 euros. Por tanto son 62,89 € a mayores, o un 10,1 % más, que hace menos de medio año, únicamente en cinco meses.

Ni siquiera en la encuesta realizada en la semana previa a las últimas navidades se alcanzó un nivel tan alto, pues por aquel entonces se habían aproximado a los 654 euros.

Según los profesionales de Ucgal “el avance de los precios ha sido muy significativo para ser un sólo mes, le llega bien”. Apuntan que en el entorno actual de alta inflación “la subida general era un poco esperable”, aunque en frescos se volvió un poco a la normalidad y bajó la verdura. En un análisis por cadenas sí se encontraron en este apartado de hortalizas y frutería niveles altos en Dia o Lidl, “sensiblemente superiores los de otras cadenas de la distribución”, lo que chocaría un poco con la filosofía de esos grupos, teóricamente ligada a precios bajos.

En cuanto a las sorpresa entre las 54 referencias que conforman su cesta de Ucgal para EL CORREO, entre alimentos frescos, envasados y productos de droguería consumidos en casi todos los hogares gallegos, les sorprendió algún capítulo como el tema del agua embotellada.

Por apartados, las carnes fueron esta vez el grupo de gasto que más subió, un 15,9 %, al pasar de un gasto mensual de 75,58 a los 87,60 euros. Pese a la estabilidad del conejo y subidas comedidas en ternera y cerdo se disparó el coste del pollo.

En las bebidas, tal y como apuntaban, se disparó un 10,9 % al pasar de 34,25 a 37,98 euros, más por el agua, pero también la cerveza.

El siguiente apartado en encarecimiento, con el 9,5 % mensual, son los congelados, fiambres y varios: de 64,22 se catapultó a 70,32 euros. Suben desde la merluza a los guisantes, pasando por el pan o las judías.

La alimentación envasada se encareció un 7,8 %, de 121,93 a 131,50 euros. Las conservas de atún, huevos o tomate frito, y en especial el aceite de girasol, se disparan.

En frutería se pasa de 72,87 a 75,26 euros, un 3,38 % más. Las mayores subidas en las naranjas, las uvas con pepitas o las mandarinas. Con subidas más comedidas (3 %) están los productos de droguería, de 37,34 a 38,47 euros de gasto mensual. Lo que más el detergente de lavadora.

Los precio del pescado se mantuvieron estables, y el gasto pasó de 181,85 a 182,86 euros, tras crecer apenas un 0,56 %. Mientras repuntaba el salmón o los gallitos, bajaba la merluza del pincho.

El único grupo de la cesta de la compra que mide Ucgal que baja es el de los productos de la huerta, en concreto un 3,7 %, pasando de 61,02 a 58,78 euros de gasto mensual. Pese a encarecerse las patatas, bajaron los tomates en rama, pimiento verde, las cebollas y las lechugas.

Hay repuntes encubiertos

Reconoce que “contra lo que pueda parecer, la subida se queda bastante comedida atendiendo a la conformación de nuestra cesta, pues no incluye productos que subieron mucho de precio, especialmente los que entre sus ingredientes tienen grasas vegetales y cereales”. Galletas, magdalenas, croissants, bollería o pan envasado. Con ellos “hubiera sido muy superior”. Detectan cambios de formato, por ejemplo en las conservas, y los propios consumidores, en las redes sociales de Ucgal, les comunican estas “subidas encubiertas de precios por la reducción en el contenido, de unidades, de peso, de volumen”, pues al no reducirse el precio, son de facto un “encarecimiento encubierto”.

La nueva oleada para la toma de datos permite al fin medir la evolución real de los precios a pie de súper o híper. Es una herramienta tan útil que Ucgal ya la comenzó a usar de forma más específica en ámbitos como el ganadero y lácteo, en medio de un conflicto por los precios que perciben los productores y mano a mano con Agromuralla. Mientras, para EL CORREO GALLEGO analiza la evolución de esos dos kilos de ternera mensuales, otro tanto de lomo de cerdo y conejo, ocho de pollo; en pescados, cuatro kilos de lubina, salmón al corte, merluza del pincho, mejillones y gallitos. Se incluyen 16 kilos de patatas, cinco de cebollas y tomates, cuatro de pimiento verde y zanahorias y ocho lechugas; en frutas, de ocho kilos de naranjas de zumo a cinco de plátanos, manzanas golden, peras rojas y mandarinas, y uno menos de uvas. En alimentación envasada, tres kilos de arroz y los mismos litros de aceite de girasol y oliva, o dos de garbanzos, habas o lentejas, con uno de espaguetis, otro de azúcar, treinta de leche entera, cinco docenas de huevos, diez packs de yogures de ocho unidades, cuatro latas de atún y de sardinas, y otros tantos brics de tomate frito y bolsas de salchichas. En congelados, un par de kilos de merluza, tres de guisantes y judias, y en fiambreun kilo de jamón cocido, 600 gramos de queso de barra y 300 de chorizo, así como 30 barras de pan. En bebidas agua mineral (30 botellas de 1,5 litros), ocho litros de zumo y tres packs de seis de cervezas. Y en droguería, detergente para lavadora y suavizante, pasta de dientes, champú y gel de ducha, papel higiénico, friegasuelos y lavavajillas.

Las marcas del fabricante alcanzaron un peso sobre el PIB del 7,7 % en 2020
En valor añadido pulverizan a las blancas y en 4 años generaron 120.000 empleos extra en el sector consumo

Santiago. Promarca, asociación que engloba a fabricantes de las marcas líderes de alimentación, bebidas, cuidado personal y droguería de España, acaba de presentar la quinta edición de su informe Impacto económico y social de las Marcas de Fabricante en el sector de Gran Consumo en España, estudio liderado por el investigador Toni Seijo y que responde a una actualización para el periodo entre 2016 y 2020.

Una de las principales conclusiones del estudio muestra que el nivel de exportaciones de las marcas de fabricante –las que no son de la distribución o blancas, las más conocidas– no dejó de crecer año tras año. Como resultado alcanzaron, en 2020 un peso sobre el PIB del 7,7 %, récord histórico nunca visto en ninguna de las ediciones anteriores.

La fuerte contracción del PIB, un mayor peso de la industria de gran consumo sobre la economía nacional y la resiliencia de las exportaciones a pesar de la crisis serían los factores que explicarían este hito. En la actualidad, la marca de fabricante representa un 90 % de las exportaciones totales del sector; unas exportaciones que, según se desprende del informe, han crecido un 20 % en los últimos cuatro años.

Por sectores, alimentación y bebidas sigue aglutinando la mayor parte de la aportación de la Marca de Fabricante al PIB español. Además, desde 2016, gana peso relativo respecto al resto de sectores. Aunque, según se deriva del estudio, la contribución de la marca de la distribución o blanca al PIB también creció en 2020, como consecuencia del trasvase de consumo “fuera del hogar” a “dentro del hogar” –propiciado por las medidas de confinamiento–, su aportación sigue siendo más de tres veces inferior a la de las Marcas de Fabricante: un 2,40 % en 2020 (frente al citado 7,7 %).

El peso de las primeras marcas en el mercado doméstico disminuyó en los últimos años, lo que supuso un descenso de 1.200 millones de euros del Valor Añadido Económico (VAE), dado que se calcula que generan casi 10 veces más que la marca blanca. Esta reducción, según Promarca, supone también una caída proporcional de los impuestos recaudados por el Estado, por lo que creen que no compensa este trasvase no compensa ni a la economía ni al Estado de Bienestar.

Señalan además que la Marca de Fabricante generó 120.000 empleos adicionales para el sector entre 2016 y 2020 y representó un 91 % de la inversión en I+D. José Calviño

en Uno de cada tres hogares ya se compra en el súper ‘online’

··· El comercio electrónico se ha disparado en España en los últimos años, superando los 13.600 millones de euros en el segundo trimestre de 2021, un 13,7 % más que el año anterior. Un fenómeno que también abarca el sector de la alimentación: 3 de cada 10 españoles internautas mayores de 18 años compró en supermercado digital en el último año, según el ‘Estudio de Supermercados Digitales’.

··· Elaborado por Elogia para VTEX, revela que el 31 % de la población compra en los supermercados digitales, lo que representa 10,4 millones de españoles. El tramo de edad en el que tiene mayor penetración va de 25 a los 55 años: 35 % entre los 25-40 años y 37 % entre los 41-55 años. El perfil es tanto hombres como mujeres, con una edad media de 48 años, y más de la mitad tiene estudios universitarios (58 %) y trabaja actualmente (56 %). Asimismo, se trata de un perfil activo en redes sociales y 4 de cada 10 tienen hijos. ¿Qué atrae a estos consumidores? Que no cobren gastos de envío, facilidad en la búsqueda y en la compra y que el periodo de entrega sea corto. También es determinante la calidad en la satisfacción al cliente.

01 may 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
IPC
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.