Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 09 agosto 2020
18:33
h

Consejos para viajar en nuestro vehículo en agosto con el mínimo riesgo

Santiago. Martina Izard

Pese a ser un verano atípico por el coronavirus, las carreteras españolas han vuelto a llenarse de vehículos, y para estos primeros días de agosto se espera un incremento. Por ello, expertos en servicios técnicos y de seguridad vial como TÜV Rheinland, que cuenta con 39 ITV en España, ofrecen a los conductores una serie de consejos para preparar el coche y desplazarse en él durante las vacaciones.

El primero, desinfectar y limpiar el vehículo antes de emprender un viaje largo. Además, para evitar el riesgo de transmisión del coronavirus, es conveniente limpiar antes y después de cada desplazamiento cualquier zona donde los ocupantes puedan apoyarse, como el volante o la palanca de cambios, con una bayeta desechable, una toallita o un spray.

Tener la documentación en regla, cerciorándose de que el seguro obligatorio está en vigor y que no se haya caducado el carnet de conducir.

Llevar el kit sanitario, con mascarillas para todos los ocupantes (incluido el conductor) cuando las personas no convivan en el mismo domicilio, siendo recomendable también tener guantes de látex o líquidos higienizantes a mano para utilizarlos cuando se vaya a abandonar el vehículo para echar gasolina, realizar la compra o pagar un peaje, por ejemplo.

Hacerle una puesta a punto, mirando el nivel de líquidos (frenos, aceite, refrigerante...), comprobando la temperatura del motor, el sistema de refrigeración, y verificando que no haya ninguna luz fundida e incluso que los cinturones de seguridad funcionan adecuadamente.

Comprobar el aire acondicionado, importante en la seguridad porque disminuye la fatiga del conductor, y chequear los neumáticos. Es necesario verificar la presión de las ruedas, la banda de rodadura y comprobar el estado del neumático de repuesto para evitar una desagradable sorpresa si hay que usarlo..

Equipar correctamente el coche, con un chaleco reflectante y dos triángulos homologados de señalización de peligro en caso de avería. También es conveniente una linterna, un extintor o un botiquín de primeros auxilios.

Evitar conducir en horas centrales, ya que cuando se conduce a una temperatura de 35 grados se reacciona un 20% más lento que si se hace a una temperatura de 25º. Beber agua, hidratándose y descansando cada cierto tiempo para estirar las piernas .

Y finalmente, tener prudencia al volante, cumplir con el límite de velocidad, respetar la distancia de seguridad, prestar atención a las señales y no beber alcohol.

02 ago 2020 / 00:42
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito