Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 07 julio 2022
02:03
h

Xunta y Gobierno se reúnen el jueves por el derrumbe de la A6

Para el presidente gallego lo más lógico sería tirar la parte que quedó en pie // Pardo de Vera, será la coordinadora del tema

La conselleira de Infraestructuras y Movilidad, Ethel Vázquez, se reunirá el jueves que viene con representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para abordar las posibles soluciones al derrumbe del viaducto de O Castro, en la A-6.

Así lo anunció ayer el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, tras la reunión semanal del gobierno gallego, en la que informó de que por la mañana recibió una llamada de la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, que será la coordinadora e interlocutora del ministerio sobre este asunto.

La Xunta ha remitido al ministerio sus propuestas para solucionar “en el menor tiempo posible” el problema de tráfico que ocasiona este derrumbe, dijo Rueda, quien apuntó que “lo lógico” será derrumbar el tablero del viaducto que queda en pie, entre los dos que cayeron, y “no esperar a que caiga”.

Sobre las tres las alternativas que plantea la administración autonómica para el tráfico en este recorrido, todas ellas tienen “costes asumibles”, aunque la que más coste económico supone es la que implica un trayecto más corto y que evita el tramo del casco urbano de Pedrafita, que “está ocasionando un trastorno importante para sus habitantes”.

La alternativa es la construcción de un ramal de conexión entre la N-VI y la A-6, de manera que se pueda volver a la autovía antes de los túneles de Pedrafita y tras pasar el viaducto de O Castro, que podría ser utilizado por los transportes especiales. Su coste es de unos 1,46 millones de euros y podría estar lista en tres meses, según los cálculos de la Xunta.

Esta es la “deseable” para el Gobierno gallego, ya que permitiría un desvío “corto” y aprovechar los túneles que hay inmediatamente después del viaducto y continuar después por la autovía, tal y como han diseñado los ingenieros de la Xunta, aunque todas son “factibles”.

Así que podrían empezar a discutirse “en los próximos días, sin esperar a la reunión del jueves, ha considerado Rueda, porque “cada día cuenta y cuenta mucho”, advirtió.

La otra solución es habilitar una variante al paso por Pedrafita, para que los transportes especiales puedan transitar por ella y no atascar la N-VI, con un coste estimado de 150.000 euros. Una tercera consiste en habilitar en doble sentido de circulación el ramal de salida de la A-6 hacia Galicia, de manera que los vehículos se puedan reincorporar a la autovía antes de los túneles de Pedrafita.

Con respecto a las ayudas económicas que solicitan los transportistas que se ven afectados por este derrumbe, Rueda ha valorado que el Gobierno autonómico ya puso encima de la mesa esta alternativa que “sería rápida de construir y debería construir el Ministerio”, pero “si no la quiere construir, ahí estará la Xunta para hacerla posible, si no hay otra solución”.

Rueda considera que lo que piden los transportistas es esta búsqueda de alternativas y soluciones “para aliviar la situación”, más que las ayudas directas económicas.

24 jun 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito