El Correo Gallego

Noticia 2 de 15 noticia anterior de Galardones del 2018 Gallego del año » Galardones del 2018

La Tuna de Derecho llena de picaresca y romanticismo el club Gallegos del Año

"No lo esperábamos, algo bueno habremos hecho en estos años"// Con sus actuaciones animan la capital de Galicia// "Nos gusta tocar, cantar y eso no significa dejar la carrera"

En la Tuna de Derecho de la Universidade de Santiago conviven personas de diferentes edades y profesiones. La música y la buena jarana es su pasión - FOTO: ECG
En la Tuna de Derecho de la Universidade de Santiago conviven personas de diferentes edades y profesiones. La música y la buena jarana es su pasión - FOTO: ECG

MARÍA ALMODÓVAR   | 04.10.2018 
A- A+

Mi infancia transcurrió entre la música de Michael Jackson, Pearl Jam, Police, Supertrump, Prince, Tears for Fears, La Unión, Olé Olé... Pero siempre hubo tiempo para La Reina de los Bajitos, Xuxa, mi siempre admirado Ricky Martin y, cómo no, algunos temas de la tuna. En fin... dicen que en la variedad está el gusto.

De hecho, uno de los estribillos que más escuché en mis primeros años fue este:

Clavelitos, clavelitos// Clavelitos de mi corazón.// Hoy te traigo clavelitos// Colorados igual que un fresón// Si algún día clavelitos// No lograra ­poderte traer,// No te creas que ya no te quiero,// Es que no te los pude traer.

No puedo evitar cantarla -en mi interior- y acordarme de mi añorada Beli y de M.ª Nieves Olmedillas de Pereira, que disfrutaban muchísimo del arte de la música, que "amansa a las fieras", expresión que tiene su origen en la leyenda del poeta y músico griego Orfeo.

La fama de vividores, vagos en sus estudios y conquistadores acompaña a los tunos prácticamente desde su existencia, así como la picaresca y el romanticismo.

Pero tanto le debe a la tuna la capital de Galicia, y los soportales de la plaza del Obradoiro, que este ­periódico ha considerado que es digna de ser miembro del selecto Club Gallegos del Año. Porque además de las contrataciones que una empresa o un particular puede hacer, "recorremos asilos, asociaciones socioculturales, centros de día"...

De todos modos, este premio "no lo esperábamos, algo bueno habremos hecho en estos 35 años", dice el joven Manuel Yugueros, presidente de la Tuna de Derecho de la USC en su visita a EL CORREO con dos compañeros: Xoán Valledor y Sebastián Fernández.

Valledor, que lleva unos 20 años dentro de la formación, afirma: "Nos gusta tocar, nos gusta cantar y eso no significa dejar la carrera. Es lo que nos une". Asegura que "ahora los obligamos a estudiar porque no queremos que nadie salga perjudicado".

Porque en este caso, Xoán es matemático y trabaja en una empresa de emprendimiento en la Cidade da Cultura, Sebastián es profesor en una escuela de música y Manuel es máster en Derecho y pronto comenzará las prácticas en un despacho.

"El estereotipo existe", afirma Sebastián, "pero son tantos los beneficios ­espirituales y físicos, que no te importa lo que puedan decir de ti. Además, "la imagen que tenemos no nos afecta negativamente porque forma parte de la retórica romántica", apostilla entre risas Manuel.

"Nuestra marca sí que es Clavelitos, Cielito lindo, que son las que busca el turista cuando nos escucha", cuenta el presidente de la Tuna de Derecho de la USC.

"Pero como todo, la Tuna se moderniza y busca otros géneros. En nuestro caso, empezamos a cantar ­folk latinoamericano, desde Carnavalitos", un bolero de Gloria Estefan, un chachachá..., hasta son cubano".

Xoán cuenta que también apuestan por "el folclore gallego. Tenemos tres gaiteiros en Lugo y siete temas para tocar fuera de Galicia" en los tres o cuatro certámenes a los que se presentan cada año. De hecho, cuenta Sebastián, "contratamos a un músico de percusión cubana y a un profesor de canto para hacer que nuestra labor de tuno sea mejor".

Manuel explica que la "buena jarana y la buena relación intergeneracional hace el joven que se acerca a nuestro local a vernos ensayar quede prendado. Comienzas a viajar, conoces a tunos de otros sitios, la convivencia enriquece. Es algo pintoresco y engancha".

disciplina y diversión

••• Unas 30 personas de ámbitos muy variados -policías nacionales, abogados, un anestesista, un farmacéutico...- forman la Tuna de Derecho de la USC. "Nos ayudamos los unos a los otros" y, por encima de todo, hay disciplina, diligencia y momentos de diversión. Además, están grabando un disco.

 

••• Tienen presencia en redes sociales, con 3.000 seguidores en Facebook y un certificado de excelencia en Trip Advisor. Todos los años hacen un gran viaje con lo que recaudan. En noviembre viajarán a Nueva York. Y animan a todos los jóvenes, y también a las chicas, a sumarse a la tuna.