El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

jornada

Aído pide a los medios que vean la violencia como problema social

Apunta que el maltrato no es una sucesión de casos o sucesos aislados, sino que deben divulgarse contextualizados, informados y sin detalles escabrosos

EFE• MADRID   | 17.11.2009 
A- A+

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, pidió ayer a los medios de comunicación que informen de la violencia machista como un problema no de la mujer, sino de toda la sociedad, y no como una sucesión de casos trágicos, sino como un fenómeno enraizado en la sociedad que es preciso cambiar.

Aído ha planteado esta petición en la inauguración de una jornada sobre Medios de comunicación y violencia de género organizada por el Grupo Socialista en el Congreso y en la que han participado políticos, académicos y periodistas.

Así, tras reconocer la importancia de los medios de comunicación en sacar a la luz la violencia machista, la ministra subrayó la importancia de abordar este tema como un "fenómeno social cuyo caldo de cultivo es la desigualdad y el desequilibrio de poder en la sociedad".

"La violencia machista no es una sucesión de casos, no son meros sucesos y deben divulgarse contextualizados y con información más allá de los detalles escabrosos de cada caso", ha dicho. En este punto, la ministra ha coincidido con los tres periodistas que han participado en el panel que, en palabras de Iñaki Gabilondo, de Cuatro, "estaremos camino de la solución cuando se vea como un problema de toda la sociedad".

Gabilondo ha advertido de que, aunque ya se ha "conquistado el tema de la ortodoxia pública y ya nadie se atreve a hacer chistes" sobre este temas, "no se ha conquistado ni por el forro el campo de la mentalidad masculina", que sigue considerando que se trata de un problema que afecta sólo a las mujeres.

También la presentadora de Televisión Española Pepa Bueno reconoció que se ha dado el paso de "problema privado a problema público", pero ha advertido de que "ha llegado el momento de dar un salto y poner en relación la violencia de género con la falta de igualdad y el reparto de poder; esa es la enfermedad real", ha dicho.