El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

pensamiento

Carlos Castrodeza ve en Darwin un paradigma de los genios científicos

El biólogo cree que la evolución tecnológica puede crear seres humanos "de diseño" // Participó ayer en Vigo en las jornadas de Filosofía de la Fundación Caixa Galicia

M.GIMENO• VIGO   | 15.10.2009 
A- A+

M.Gimeno
El biólogo y filósofo Carlos Castrodeza, ayer en Las Avenidas de Vigo
FOTO: M.Gimeno

Seducido desde la etapa escolar por el "genio" de Charles Darwin. El profesor de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Castrodeza, ha aplicado durante más de tres décadas su particular microscopio investigador sobre el naturalista inglés autor de la teoría de la evolución mediante la selección natural hasta ser considerado una irrefutable autoridad mundial.

Desde el dominio de la vida y obra del científico, el biólogo y filósofo explicó ayer en Vigo que los éxitos de la existencia investigadora del científico inglés contrastaron con el fracaso de no ser reconocido por sus coetáneos, para que su figura y teoría de la selección natural resurgiera 50 años después de su muerte. Sobre este hilo argumental, Castrodeza centró la conferencia titulada Las miserias de Darwin y las grandeza del darwinismo, dentro de las XIX Jornadas de Filosofía organizadas por la Fundación Caixa Galicia y el Grupo Aletheia de Vigo.

Castrodeza explicó que a pesar de que Darwin obtuvo grandes éxitos como naturalista, su gran fracaso fue no ver reconocida en vida su teoría sobre la selección natural de las especies por la que a posteriori ha sido considerado un "genio". "Darwin no es que se adelantara a su tiempo, sino que propuso una teoría que se asimiló 50 años después a la ideología de la época".

Asegura que Darwin es una figura "ideal" para estudiar como se gesta un genio, para apuntar que una vez "secularizada" la sociedad es ésta la que entroniza a los "grandes campeones de la ciencia" porque sigue necesitando "objetos de culto".

Desde la primera biografía de Darwin de Carlos Castrodeza, escrita en 1988, que fue trascendente en su proyección como estudioso acreditado sobre el naturalista, se han sucedido cuatro obras. Entre las más recientes se encuentra el ensayo sobre el impacto de la teoría de la evolución en el pensamiento filosófico actual, publicada por Herder Editorial, así como La darwinización del mundo.

Vigencia

El filósofo reivindica la vigencia del pensamiento del científico inglés al asegurar que "llega un momento en que la dimensión darwiniana se mete por todos los lugares. La filosofía, la ciencia e incluso la teología están impregnadas del darwinismo". La traducción de la teoría para los neófitos es que "es un sustituto del cristianismo. La sociedad durante muchos siglos ha estado cristianizada, y lo que ha habido es una traducción secularizada de la teología cristiana a la ciencia de la evolución. Antes Dios era todopoderoso y ahora lo es la selección natural".

Castrodeza indica que la humanidad se encuentra en la actualidad en la era post-darwinista, y que ha llegado el momento de "renovar el almacén ideológico de occidente". Señla que el avance de la tecnología y de las técnicas va en contra de la selección natural. "Estamos convirtiendo al ser humano en una especie de robot, porque estamos mecanizando todas sus partes, se interviene en el genoma, y al final se conseguirá una especie de seres humanos de diseño".

Apunta que en la era de la tecnología puede llegar un momento en que como los seres humanos no necesiten utilizar el cerebro para sobrevivir, finalmente se exima o se libre del pensamiento. Indica que existe la posibilidad de que "llegará un momento en que desaparecerá el pensamiento porque será una adaptación que ya no nos vale, ya que la selección natural prescinde de todo aquello que ya no le vale al ser humano".

Castrodeza indica que "la inteligencia puede ser una adaptación provisional que nos sacó de apuros en el pasado, que la utilizamos cuando la necesitamos", y que en el caso de apoyarnos en la técnica puede ser que "cuando ya no la necesitemos, volvamos al mar del instinto".

delegvigo@elcorreogallego.es

 

FUTURO

Más apoyo al investigador

Carlos Castrodeza cree que todos aquellos que ven en la Iglesia la razón del freno al avance de la actividad investigadora de España no están en la teoría adecuada. Asigna a la tardía, y limitada, aparición de la burguesía en la sociedad española el retraso en el apoyo a la ciencia y a sus científicos. Ve en la figura de Santiago Ramón y Cajal un caso único de científico en una España que entonces era prácticamente un desierto de actividad investigadora y de apoyo a las ciencias.

Lamenta el recorte aplicado por el Gobierno a las inversiones en los planes de investigación, a pesar de que todos los discursos políticos convergen en la necesidad de impulsar el I+D para conseguir una sociedad más desarrollada. Cree que es en la investigación donde se encuentra el futuro .