El Correo Gallego

Gente y comunicación | sociedad@elcorreogallego.es

Corales en las procesiones de A Coruña

. REDACCIÓN CORUÑA   | 02.04.2009 
A- A+

Este viernes, la procesión de la Virgen de los Dolores, presidida por el Arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, abrirá la Semana Santa de la ciudad herculina. Este año, por primera vez, varias corales cantarán en diversos puntos del recorrido a las figuras de los pasos.

El teniente de alcalde de Educación, Relaciones Institucionales y Fiestas de A Coruña Carlos González-Garcés, presentó ayer las actividades previstas entre los días 3 y 11 de abril, fechas en las que las cinco cofradías herculinas celebrarán un total de once procesiones, que se verán complementados por los tradicionales Encuentros de música sacra, que tendrán lugar en distintas iglesias de los barrios de la Ciudad Vieja y de la Pescadería.

El responsable municipal de Fiestas fue acompañado en el acto por Salvador Peña, presidente de la Orden Tercera y otros responsables de la organización de las procesiones, que aseguraron no llevarán ningún distintivo contra el aborte libre como en otros lugares de España ya que consideran que no se deben mezclar opiniones personales con lo que es una tradición cristina, recordando la Pasión.

González Garcés destacó que la Semana Santa herculina está viviendo un proceso de asentamiento. "Tras unos años de incorporación de nuevas cofradías ahora estamos viviendo un momento de consolidación y mejora", manifestó, añadió que "la Semana Santa coruñesa, cada vez está más asentada porque tiene como referentes las celebraciones cercanas de Ferrol o Vivero más que las de la Semana Santa Sevillana", y consideró que la introducción de los cánticos por varias corales en algunas de las procesiones será un factor añadido a estas celebraciones religiosas, y propiciarán un mayor atractivo para los fervorosos fieles que siguen los pasos.

En cuanto a los recorridos, el responsable municipal comentó que serán los habituales, aunque por unas obras que se están llevando a cabo en la calle de San Andrés, después de reunirse con los respondables de las cofradías que accedían al centro de la ciudad se consensuaron unas leves variaciones por vía paralelas de la zona